30 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Aparece supuesta esposa venezolana del senador Víctor Renán Barco

22 de septiembre de 2009
22 de septiembre de 2009

— Debido a que la prueba de ADN le fue absolutamente desfavorable, quedó al margen de la disputa el señor Jorge Ortiz, el primero que salió a reclamar los bienes, en su condición  de presunto hijo natural del líder liberal, en aquella  segunda parada del maratónico velorio, en La Dorada.  La ciencia médica dictaminó que Ortiz no es hijo de Barco.
— El veredicto favoreció, en cambio, a una abogada perteneciente a la nómina de la Fiscalía General de la Nación, en Manizales, y a una medio hermana suya, sordomuda. Según el ADN, ellas sí son hijas del decano del Congreso. Y quedan con la primera opción para recibir los bienes de su padre.
— Pero… cuando menos se esperaba, saltó de la libre en la otra orilla del Arauca vibrador. Apareció con documentos probatorios en mano una señora venezolana  que se presentó ante el juez como la esposa legítima de Barco, en casorio  celebrado por lo civil –no se sabe cuándo– en alguno de los estados que ahora rige el coronel Chávez. El nombre de la inesperada viuda es mantenido en reserva.
La decepción de Ortiz
Se recuerda que el fallido heredero logró que el CTI de la Fiscalía le permitiera a Medicina Legal la toma de unas muestras al cadáver de Barco, en su escala fúnebre, en La Dorada, para poder probar posteriormente que descendía del cacique aguadeño y quedar como único heredero de la millonaria fortuna de su viejo.
Aunque su mamá siempre le dijo que su taita era el gran Víctor Renán, su supuesto padre, que no era dado a los arrumacos, ni a los mimos, se preocupó por tenerlo bien colocado, en nómina, en el Congreso, en menesteres sencillos, hasta cuando se jubiló. A la progenitora de Ortiz, según el bendito ADN, le fallaron los cálculos. Su papá fue otro Romeo.
Seguiremos informando.