30 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Gobernador clausuró sesiones extraordinarias de la Asamblea

8 de agosto de 2009
8 de agosto de 2009


Tras agradecer a los diputados la dedicación, empeño, sentido social y comunitario que siempre han demostrado en los debates, Tamayo Vargas destacó las sesiones descentralizadas llevadas a cabo esta semana en zonas rurales de los municipios de Guática y Santuario, calificándolas como un ejercicio visible e incluyente que une al departamento con sus comunidades.

"Estas visitas que realizamos esta semana, son unos excelentes espacios para nuestro ejercicio administrativo, porque nos permite, de primera mano, conocer las dificultades que existen en materia de desarrollo económico, social, la seguridad y las expectativas de las comunidades que habitan en estos campos del occidente del departamento", dijo el Mandatario Seccional, agregando que "Tal y como lo pudimos palpar, son muchas las esperanzas que las comunidades tienen cifradas en nosotros, en nuestras actuaciones, en nuestro accionar y en las gestiones que adelantemos, para cumplir con sus necesidades, sueños y proyecciones de vida".

A manera de conclusión, el Gobernador agregó que más allá del ejercicio comunitario en el que se hizo un balance de las necesidades más sentidas de la gente, las visitas a estas zonas rurales del departamento revelaron la gestión adelantada hasta el momento, lo permite concluir que el Gobierno Departamental y la Asamblea de Risaralda están haciendo bien las cosas.

En su intervención ante la Asamblea Departamental, Tamayo Vargas hizo referencia al inicio de las inversiones y obras contempladas en cada municipio por el Plan Departamental de Agua, y a las gestiones que en materia de vivienda, conllevarán a la construcción de unidades familiares para hacer realidad el sueño de cientos de familias de escasos recursos económicos.

En este periodo extraordinario de sesiones, la Asamblea Departamental se ocupó de siete proyectos de ordenanza, entre los que se destacan la creación de la Corporación Social para el Desarrollo de Risaralda y los incentivos tributarios, herramientas de gran valor para que el departamento impulse proyectos, genere empleo, más ingresos y acceda a recursos financieros para continuar con los programas y planes proyectados en este cuatrienio administrativo.