18 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Una pausa necesaria

30 de septiembre de 2008

gustavo paez

En 1971 tuve la suerte de ver publicado mi primer escrito en las páginas de El Espectador. Lo envié al diario como la persona anónima que era en el campo del periodismo, y en poco tiempo me hallé con la grata sorpresa de verlo destacado en letras de imprenta. No tenía ninguna vinculación con El Espectador, fuera de ser su lector constante y su ferviente admirador desde buen tiempo atrás.

Me atraía sobremanera la personalidad de don Guillermo Cano, director del diario, como el denodado defensor de la moral pública, autor de brillantes y valerosos editoriales contra la corrupción y los abusos del poder, y periodista a carta cabal. La otra figura era don José Salgar, que en plena adolescencia se había iniciado en tareas elementales del periódico, hasta conquistar, a base de esfuerzo, consagración y una aptitud a toda prueba, el cargo de subdirector.

Ellos fueron mis maestros y mecenas, y a ellos debo mi ingreso a El Espectador, que por aquellos días era el periódico más leído del país. Con el correr del tiempo, mis escritos, tanto los de opinión en las ediciones corrientes, como los de tipo literario en el Magazín Dominical, se fueron multiplicando bajo el impulso de una clara vocación que no ha tenido eclipse. Mi cosecha periodística está representada en más de 1.800 artículos, recogidos todos en mi página web.

Tras la muerte de don Guillermo, muchos vaivenes y nubarrones surgieron en la vida del diario, hasta el día de hoy, cuando el capital ya no es de la familia Cano, pero sí su director, don Fidel Cano Correa, bisnieto del fundador. Y continúa la lucha por las ideas y la preservación de los principios tutelares. Con justo orgullo me precio de ser uno de los pocos colaboradores antiguos que quedamos de los tiempos gloriosos en que escribí mi primer artículo de prensa. He sido, además, columnista de otros diarios. Hoy lo soy de La Crónica del Quindío, dirigida por Miguel Ángel Rojas Arias, y de Eje 21 de Manizales, cuyos directores son Orlando Cadavid Correa y Evelio Giraldo Ospina.

A todos ellos expreso mi sentida gratitud por la acogida y el estímulo que me han dispensado. Y a ellos, lo mismo que a mis pacientes lectores, les pido permiso para suspender esta columna durante algún tiempo –que no sé cuánto se prolongará–, mientras adelanto un trabajo literario que me exige mucha dedicación. Cumplida  dicha tarea, espero que la vida me conceda el privilegio de regresar al oficio más bello del mundo.

Bogotá, 17-I-2014.

[email protected]

Columnas del autor

*Una mancha en Inzá
*La caída de Bogotá
*La estrella de la paz
*Nariño: prócer olvidado
*De muletillas y otros vicios
*Quindío musical
*Maestro del humorismo
*Un hueco en el camino
*La fulgurante Rosa Montero
*Cartas de amor
*Vicente Landínez (1922–2013)
*La cárcel de Lecumberri
*El detestable 4 x 1.000
*Aquel 11 de septiembre
*Un rostro en el tumulto
*Alfonsina Storni
*El impulso de Medellín
*En pocas palabras
Los elegidos (1)
*Los elegidos (2)
*Memoria del fuego
*Triunfó la corrupción
*Los abominables vándalos
*El derecho a la salud
*Las muñecas de la mafia
*Triunfo literario
*Volver al campo
*Detrás del suicidio
*Ciudades de Dios
*Equidad pensional
*Condenada a morir
*Atentados contra los páramos
*Charlas con Sánchez Juliao
*Memoria fulgurante
*Los años verde olivo
*El anillo del Pescador
*Hugolatría
*La encrucijada de las sotanas
*Siervos sin tierra
*Bernardo Arias Trujillo
*Bolívar en el bronce y la elocuencia
*La farsa de la tauromaquia
*Andanzas por Cuba (3)
*Andanzas por Cuba (2)
*Andanzas por Cuba (1)
*De Armenia a París
*La mudanza
*El perrito vagabundo
*Pobres ricos
*El futuro del libro
*Modelo de pulcritud
*El ping-pong de la salud
*Pasaporte al infierno
*Andrea Marcela
*Los goles de la mafia
*El imperio femenino
*La aviación en el Eje Cafetero
*La primera alcaldesa de Yopal
*Poesía erótica
*Debate ético
*Los suicidios nuestros de cada día
*Amor, honor y libertad
*Médicos y medicinas
*El médico de hoy
*Serenidad y entereza
*La ira indígena
*Violencia intrafamiliar
*Colombia negativa
*Monstruos
*Las cartas de antaño
*Jonás
*Un ala histórica
*Marcadas diferencias
*Alianzas para servir mejor
*Un testigo de la guerra
*El fantasma del banco
*Réquiem por las máquinas viejas
*El burrito Demo
*El castigo de los inocentes (2)
*El castigo de los inocentes (1)
*Villa de Leiva, cuna ecológica
*Canto al agua
*Guillermo Cano y su dolor de patria
*Cien años de historia
*Los destrozos de la selva
*Mi Día del Periodista
*El encanto de los parques
*Correos de los lectores
*Un banquero con corazón
*El doctor Conchita
*Le rompieron las alas
*El flagelo cibernético
*Los perros de la guerra
*El final de una intransigencia
*Recuperar a Bogotá
*Los dilemas de Fortul
*El Quindío y su diario
*Maestro de periodistas
*Las uvas de Noé
*Habla Jacqueline Kennedy
*Mockus, hace 15 años
*Carta de Hernando Giraldo
*Muere un acordeón
*El Quindío rechaza la minería
*Discurso de Cantinflas
*Las luces de París
*Fiesta literaria en Calarcá
*La pesadilla de Noruega
*Percepción de inseguridad…
*Eliminemos el cráter
*En Paisaje cafetero
*La estatua perturbadora
*El polémico Doctor Muerte…
*El drama de Valerie Domínguez…
*El regreso de los desplazados…
*El infierno del violador…
*Un Procurador histórico…
*La rebelión de las ratas…
*El furor de las aguas…
*Honores al novelista de Tuluá…
*Jorge Eliécer Ruiz…
*Victorias del toro…
*Los cuentos de Omar…
*Poemas recuperados…
*La cultura en el Quindío…
*Libros quindianos…
*La poesía de Marta Nalús…
*Los combates de Milcíades…
*Mesada de los pensionados…
*La Antigua Bogotá…
*Una silenciosa editorial…
*Juan Castillo Gómez…
*La Gabriela: símbolo navideño…
*Dinastía poética de los Gamboa…
*Loretta mira a Colombia…
*Alicia Caro…
*Hitos de la identidad caldense…
*Escritores de Calarcá…
*Cafeto de oro…
*El gran majadero de América…
*Música y literatura…
*Apología de Beatríz Zuluaga…
*Dos novelas quindianas…
*Bolívar en el Quindío…
*La agonía de una flor…
*Los años de Otto…
*Las tristezas de Bolívar…
*Mi Bolívar andariego…
*Fraudes bancarios…
*El legado de Uribe…
*La era Santos…
*La perniciosa incertidumbre…
*Bolívar en Soatá
*Dolores y travesuras del libro (VI)…
*Dolores y travesuras del libro -V-…
*Dolores y travesuras del libro -IV-…
*Dolores y travesuras del libro -III-…
*Dolores y travesuras del libro -II-…
*Dolores y travesuras del libro -I-…
*Muere un ruiseñor…
*Era un recto varón…
*Las tumbas de Ñito Restrepo…
*El poeta vuelve a casa…
*Rodrigo Gómez y las causas quindianas…
*Gabriela Mistral en Colombia…
*El destino trágico de Arias Trujillo…
*Cuando la sal se corrompe…
*¡Qué difícil gobernar a Colombia!…
*Chaves…
*Noticia de una novela quindiana…
*Los cuentos eróticos de  Milcíades…
*Laura Victoria…
*Fernando Soto Aparicio…
*Sobre la poesía moderna…
*Dos Operaciones históricas…
*De hostilidad en hostilidad…
*Cuentos viajeros…
*Caro y Cuervo
*De la gloria a la desdicha…
*Viajeros por el antiguo Caldas…

[email protected]