¿Qué hacer en caso de identificar un caracol africano? PDF Imprimir E-mail

Pereira 12 de abril. El caracol africano es una plaga capaz de causar graves enfermedades de salud pública e incluso la muerte a quienes lo manipulen o lo consuman.
Ante su presencia en Colombia y la región, funcionarios de la mesa interinstitucional que integran la Carder, la Secretaría de Salud de Risaralda y  la Secretaría de Salud y Seguridad Social de Pereira,  entregaron las siguientes recomendaciones a la comunidad:

“La primera recomendación para la población es que si identifican un caracol africano no deben tocarlo sino informar inmediatamente a la Carder”, señaló el director de Salud Pública del Departamento, Cristián Herrera Giraldo.  

El caracol africano se identifica porque su cuerpo es de color marrón oscuro y la piel gomosa. Es de gran tamaño y  su concha puede medir hasta 25-30 cm de longitud y 8 de alto.

Este animal fue clasificado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza como una de las 100 especies invasoras más dañinas del mundo.

El caracol gigante africano transmite parásitos que pueden generar enfermedades como la meningitis, afecciones intestinales y meningoencefalitis, dolencia potencialmente mortal.

En Suramérica ya están confirmadas la meningoencefalitis en humanos y en animales silvestres.

La meningoencefálitis es una enfermedad que afecta el sistema nervioso central, y que se caracteriza por manifestar dolor de cabeza de inicio agudo, acompañada por al menos uno de los siguientes síntomas: trastornos visuales, sensibilidad a la luz, rigidez de la nuca, hormigueos o adormecimientos, hipertensión intracraneana y pleocitosis, nauseas, vómitos, fiebre ligera o ausente y anormalidades de los nervios craneales.

El caracol ya se encuentra en otros departamentos como Amazonas, Putumayo, Arauca, Casanare, Meta, y específicamente en ciudades como Cali Buenaventura.

Los últimos reportes de las autoridades señalan que el animal ya se encuentra en la Dorada (Caldas), Cartago, Tulia, Jamundí y  Purificación.

¿Qué debe hacer la comunidad?

Las recomendaciones a los ciudadanos son:

1. Lavarse las manos y antebrazos constantemente, para quitar las esporas que produce el caracol.

2. No consumir los caracoles.

3. Evitar el contacto con su baba principalmente en las membranas mucosas de ojos, nariz y boca.

4. Los caracoles NO deben manipularse. Los únicos que pueden hacerlo son los funcionarios debidamente entrenados para tal fin y quienes deben usar guantes de látex y tapaboca.

5. No consumir agua ni alimentos de sitios donde se encuentren los caracoles

6. Mantener limpios los lugares como patios, cocina, baños y dormitorios.


Add this to your website
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar