8 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Mujeres científicas se cuestionan frente al “efecto tijera”

19 de febrero de 2021
19 de febrero de 2021
A pesar de que las mujeres ingresan en mayor número a pregrado, a mayor formación las cifras entre hombres y mujeres cambian. Foto: unimedios.

Un estudio que analizó el porcentaje de hombres y mujeres graduados entre 2011 y 2014, mostró que en áreas de economía y administración el 63,4 % de los graduados de pregrado eran mujeres, pero entre quienes culminaban el doctorado ellas representaban apenas el 25,7 %.

“Este fenómeno estadístico que muestra la reducción de la participación femenina en el mundo científico, se conoce como “efecto tijera” o pipeline effect”, recuerda la bióloga Lina Caballero Villalobos, de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), miembro de la organización Parent in Science Colombia, quien menciona una tendencia similar en artes, ciencias de la educación, ciencias sociales y humanas, matemáticas y ciencias naturales.

Según los datos del Observatorio de Ciencia y Tecnología (OCyT), entre 2009 y 2018, a pesar de que las jóvenes investigadoras apoyadas por Colciencias eran muchas más que los hombres, el número las mujeres que se encuentran vinculadas como investigadoras es mucho más bajo, y apenas el 37 % de los investigadores sénior en Colombia son mujeres.

Entre los factores que estarían influyendo para que las mujeres, a pesar de ingresar en mayor número a pregrado, están dejando de participar en las posiciones superiores de la carrera científica, serían los sesgos y estereotipos, entre los que la maternidad juega un papel clave, por la edad en la que históricamente quedan embarazadas y se dedican a otras actividades, como el cuidado de los hijos y del hogar.

Según la experta, aunque es muy importante que las mujeres y niñas se involucren en áreas STEAM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Arte y Matemática, también hay que pensar qué va a pasar con ellas cuando se formen, qué política o acciones existen si deciden dedicarse a la ciencia y ser madres.

Desigualdad de oportunidades

“Uno de los principales problemas de la meritocracia es que las oportunidades no son iguales para los grupos subrepresentados por su etnia o identidad de género”, advierte la doctora Caballero.

Para la académica, “es muy importante inculcarles a las niñas que pueden tener éxito en la ciencia, pero también debemos plantearnos desde la academia, los centros de investigación y el Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología cómo es que esas niñas, además del mérito y del esfuerzo, van a contar con estrategias y acciones para mantenerse, progresar y ser promovidas”.

Al respecto, explica que hay extensa evidencia de esto en las mujeres de la academia colombiana y nombra un reciente estudio del ecólogo Camilo López Aguirre, quien estimó que si se sigue la tendencia que lleva el siglo XXI, para llegar a la paridad de género en Colombia se necesitarían 10 años en humanidades y 150 años en ingeniería, por lo que su llamado es a tener acciones oportunas para que la paridad se dé mucho antes de esa estimación.

En el marco del III Encuentro Colombiano de la Mujer y la Niña en la Ciencia, promovido por el Grupo de Ciencias Planetarias y Astrobiología GCPA-UN, la bióloga Caballero recalcó que una de las razones de esta situación viene desde etapas tempranas en los niños, con ciertas asociaciones culturales y sociales, como que las mujeres son mejores solo para ciertas carreras o actividades históricamente afrontadas por ellas.

“Después de revisar el borrador de la Política de Ciencia, Tecnología e Innovación para la siguiente década en Colombia (Conpes), encontramos que no existen las palabras género, perspectiva de género, mujer, sesgo o brecha de género; se supone que este documento es una política pública que tuvo en cuenta todas las voces, pero no están incluidos estos temas, entonces ahí es clave ampliar la mirada”, indica.

Parent in Science

El grupo Parent in Science se enfoca en la interacción entre la carrera académica, la maternidad, la paternidad y la falta de representación. Sin embargo, se necesitan más datos porque los disponibles son insuficientes para proponer políticas, por lo que invitan a sumarse en el enlace www.parentinsciencecol.com/encuestas y formar parte de este estudio, avalado por el Comité de Ética de la Facultad de Ciencias de la UNAL.

Con este trabajo se busca información de docentes, investigadores y estudiantes hombres y mujeres, con o sin hijos, para discutir todo tipo de maternidades y paternidades y quitar el imaginario de maternidad como una mujer blanca, de clase social media-alta con un bebé, que deja por fuera, por ejemplo, a padres adoptantes, familias uniparentales o hijos con habilidades especiales.

Agencia de Noticias UN – Unimedios