18 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Aprendiendo a tomar café.

7 de febrero de 2021
Por Víctor Zuluaga Gómez
Por Víctor Zuluaga Gómez
7 de febrero de 2021

Hago con frecuencia una pregunta a los hijos del Eje Cafetero: “¿Cuál es el desayuno tradicional casero en esta región?. El 99.9% responde sin titubear: “Chocolate con arepa”.

No deja de ser extraño que en una región en donde se produce el mejor café del mundo, sus pobladores prefieran tomar chocolate en lugar de café al desayuno. En el caso de la Costas Atlántica, es el café con leche, la bebida más utilizada para el desayuno e incluso en la comida. Me preguntaba entonces por la razón y la encontré en un texto de Marcel Proust, “En busca del tiempo perdido”· Dice: “Pero cuando nada subsiste ya de un pasado antiguo, cuando han muerto los seres y se han derrumbado las cosas, solos, más frágiles, más vivos, más inmateriales, más persistentes, y más fieles que nunca, el olor y el sabor perduran mucho más y aguardan y esperan sobre la ruina de todo…”.  Es decir, el Norte del Cauca y el sur de Antioquia, fueron, hasta finales del siglo XIX, grande productores de cacao. Y esa herencia del chocolate continúa, a pesar de que la región se convirtió en cafetera. Es de suponer que la nuevas generaciones optarán por otro tipo de alimentos, como ya lo podemos ver, pues de una comida que se limitaba al chocolate, el maíz  y el sancocho, hemos venido poco a poco incorporando otro tipo de alimentos de otras regiones y países.

Y si hablamos del café, bueno es recordar la famosa “chaqueta” que era o es un café negro con aguadepanela que se tomaba de “tragos” antes del desayuno. Porque por muchísimo tiempo sembramos café, los cosechamos, lavamos y empacamos para vender el mejor grano a una Federación que lo exportaba y nos quedábamos con la famosa “pasilla” o grano de menor calidad.

Por fortuna quien fuera Presidente de la Federación por medio siglo, le dio paso a un joven profesional que ha revolucionado completamente la industria del café, propiciando no solo una mayor producción del grano sino todo el proceso de tostado, molienda y empaque del mismo. Como resultado, estamos produciendo un café de alta calidad y estamos aprendiendo a saborear un buen café. Da gusto salir a los pueblos de Risaralda y encontrar cómo te ofrecen café de alta calidad producido por pequeños y medianos campesinos, gracias al apoyo y a la visión del nuevo Presidente de la Federación de Cafeteros.