3 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Se apagó la voz mayor del Quindío

25 de enero de 2021
25 de enero de 2021

Por: Rubén Darío Franco Narváez

A las 11. 17 minutos de la mañana del 25 de enero 2021 (22 años después del terremoto de Armenia) se apagó “La Voz Mayor del Quindío” –Jorge Eliécer Orozco Dávila-, a sus 75 años-cuatro meses-veinticinco días-diez horas y 17 minutos de vida, en la Clínica Oncólogos de Occidente -ubicada en Calle 50 No 13-10, sector Maraya de Pereira-, donde fue recluido –en cuidados intensivos- desde el lunes 18 de enero 2021. Su segunda esposa Luz Helena Álzate (odontóloga), lo acompañó durante 30 años de su existencia y lo asistió en la despedida a la vida eterna.

A partir de las 8 de la mañana del martes 26 de enero 2021, los despojos mortales del PERIODISTA –Jorge Eliécer Orozco Dávila-, serán velados en “Espíritu Santo” –situado en la carrera 13 A 2 N-07. Y, sus exequias, a las tres horas de la tarde en la capilla del Parque Cementerio Jardines de Armenia (Carrera 8 No. 60B-13), con asistencia presencial de 10 personas (por razones de bioseguridad).

Deja dos hijos y cuatro nietos, frutos de su primer matrimonio con Myriam Gutiérrez: Fabián (Publicista) y César Augusto (Ingeniero de Sistemas).

Jorge Eliécer Orozco con su esposa en primera fila

EXTENSA E INTENSA ACTIVIDAD PERIODÍSTICA

A los 20 años de edad se inició en el periodismo, como reportero político, haciendo parte del equipo de creación del departamento del Quindío para alcanzar el grito de independencia, al lado del parlamentario Ancízar López López, de la denominada “Mariposa Verde” el 1 de julio de 1966. Desde ese entonces, dejó sentir su profundo amor por su región, empuñando la bandera tricolor –verde, amarilla y púrpura-, y voceando el lema: joven, rico y poderoso.

Su carácter sanguíneo y personalidad extrovertida, tuvieron ecos de resonancia nacional, ligados a sus grandes éxitos en los diferentes Medios de Comunicación donde prestó sus servicios profesionales: Fue director nacional de Radio Sucesos RCN; corresponsal de El Tiempo, El Siglo, coordinador de La Patria de Manizales y exdirector La Crónica del Quindío; excorresponsal de noticieros de televisión y fundador de los programas: “Hablemos” en el Canal Regional Telecafé;  y ‘La Gran Verdad’, en RCN Radio.

En el año 1974, Orozco Dávila fue gerente regional y director de noticias hasta el año 2005, en La Voz del Comercio de RCN.

De 1980 a 1982 fue director nacional de Radio Sucesos RCN, con sede en Bogotá, donde se destacó por ser enviado especial en 1982, con motivo de la guerra de las Malvinas entre Argentina y el Reino Unido.

RCN Radio le entregó el premio Micrófono de Oro que ha sido entregado sólo en cuatro oportunidades a Ricardo Londoño, Carlos Ardila Lülle y Juan Gossaín.

Jorge Elliécer Orozco en sus bodas en el periodismo

CONDECORADO POR ASOCIACIONES DEL EJE CAFETERO

El 9 de febrero del 2016, en el Casino de Oficiales del Batallón San Mateo de Pereira, en elegante ceremonia nocturna, celebrando el DÍA NACIONAL DEL PERIODISTA COLOMBIANO, Jorge Eliécer Orozco Dávila fue distinguido con la medalla “Libardo Gómez Gómez” en la modalidad “Bodas de Oro en el Periodismo”. Exaltación conjunta, seleccionada por Asociaciones del gremio del Triángulo de Oro del Café, donde –igualmente-  fueron reconocidos, como: Personaje del año Doctor Roberto Gálvez Montealegre. Jairo Castro Eusse (departamento de Caldas “Toda una vida en los Medios de Comunicación”). Gabriel Ángel Ardila (Periodista Distinguido, departamento de Risaralda). Fernando Pineda Ortíz (Periodista de Acción, departamento de Caldas).

ENTREVISTA

Dos días antes de recibir la Medalla “BODAS DE ORO EN EL PERIODISMO”, Jorge Eliécer Orozco Dávila, me concedió la siguiente entrevista:

“BODAS DE ORO EN EL PERIODISMO”

Por: Rubén Darío Franco Narváez

Jorge Eliécer Orozco Dávila regocijadamente ondea la bandera de sus “Bodas de Oro” en el periodismo. Ha construido camino, con huellas visibles que hacen parte de nuestra historia, consciente de que “No somos lo que hacemos ni lo que pensamos; tan sólo somos la huella que dejamos”. Es un periodista de carácter fuerte, de actuar firme; informador veraz; polémico, pero con argumentos válidos.

Jorge Eliécer con otros condecorados

Está tan identificado con su amado terruño, el Quindío, que paralelamente celebra sus cincuenta años en el batallar periodístico. Merecidamente recibió, el pasado martes 9 de febrero de 2016, en el Casino de Oficiales del Batallón San Mateo de Pereira, “La Medalla Libardo Gómez Gómez” -“Bodas de Oro” Jorge Eliécer Orozco Dávila-.

SU RECORRIDO

Jorge Eliécer Orozco Dávila nació en Armenia el 1 de agosto de 1.945.  Se inició en la radio a los 16 años, siendo aún estudiante de bachillerato en un programa sobre Farándula que lo aproximó al mundo de los artistas nacionales. Ha sido intérprete, autor y compositor. Felizmente casado con Luz Helena Álzate (odontóloga de profesión), desde hace 25 años. Tiene dos hijos varones de su primer matrimonio: Fabián y César Augusto.

Durante sus cincuenta años de actividad periodística, ha sido: corresponsal de los diarios El Tiempo, El País, El Siglo, Coordinador de la Patria del Quindío y columnista,  corresponsal de los noticieros de Televisión Noticolor y T.V.Hoy. Trabajó al servicio de RCN Radio 40 años. Se desempeñó en la Cadena como Director Nacional de Radio Sucesos RCN y Gerente Regional de sus Emisoras para el “Eje Cafetero” durante 28 años. Ya pensionado dirigió, durante cinco años, el diario La Crónica del Quindío. Fundó con la doctora Adriana Wolf cuando se desempeñó como Gerente de Telecafé, el programa Hablemos del Quindío; replicado, después, para los departamentos de Caldas y Risaralda. Mantiene una columna de opinión en el Diario La Crónica desde la fundación del periódico, hace 24 años.

Conocedor del sendero, periodista avezado y ágil, respondió con la velocidad de un rayo a mis diez preguntas:

1- ¿Cómo se inició en el periodismo?

-Me inicié en 1965, como reportero político, cuando el Congreso estudiaba la ley segunda que creó al departamento del Quindío el 19 de enero de 1.966, en el Noticiero Antena de Colombia bajo la dirección del Historiador y periodista Alfonso Valencia Zapata.

2- ¿Cuáles han sido sus mayores satisfacciones en el ejercicio periodístico?

-Son numerosos las satisfacciones, aunque pueden ser muchos los desengaños. Mi nombramiento como Director Nacional de Noticias en RCN, la confianza depositada en mí por esta empresa. El Doctorado “Honoris Causa” que me otorgó la Universidad La Gran Colombia. Numerosos reconocimientos por mi trabajo durante el terremoto del Eje Cafetero. Las transmisiones desde Buenos Aires sobre conflicto entre La Argentina y La Gran Bretaña, en disputa bélica por las Islas Malvinas en 1982. Pero por sobre todos los honores y distinciones, la satisfacción de haber sido cofundador, a través de mi trabajo periodístico, de Instituciones tan queridas y respetadas en el Quindío como La Fundación Alejandro Londoño y la Corporación Actuar Famiempresa. La primera una de las más importantes IPS del Eje Cafetero y la segunda entidad que hoy cuenta con más de 5 mil usuarios del microcrédito en el Quindío, algunos municipios del Norte del Valle y Dosquebradas en Risaralda. La satisfacción de servir sin nada material a cambio, es una bendición del cielo. Y finalmente, debo destacar como regalo de Dios el haber logrado un sistema de vida, aprovechando las buenas condiciones salariales que me dispensó la empresa RCN y mi capacidad hacer rendir los emolumentos del trabajo que hoy me periten una pensión decorosa.

3- ¿Qué debemos hacer para rescatar la ética que, hace ya mucho rato, se esfumó de la práctica periodística?

-Rescatar la ética no está en el acervo de mis prácticas humanísticas. La ética en el periodismo la derrumbó la corrupción y la politiquería que llegaron a mezclarse al oficio con la tolerancia de inescrupulosos.

4- ¿Tres sugerencias para integrar a los periodistas de Caldas, Quindío y Risaralda?

-Una podría ser el trabajo en equipo a través de gremios organizados que formulen propuestas de acción académica, política y social. Renunciar a las envidias que predominan en el oficio y finalmente pensar en el bien de la región como si fuera una y no tres fracciones políticas.

5- ¿Cuáles son, para usted, los periodistas más representativos, en su orden: Armenia, Manizales, Pereira, Colombia y el mundo?

-En los tres departamentos hay profesionales muy buenos y representativos de la región. Promovería el despertar de las envidias que rechazo de plano, si le diera nombres. El día a día le dice a la gente quién es quién en nuestra profesión. Admiro y profeso respeto por todos aquellos que le juegan a la libre expresión y que no se someten a los regímenes politiqueros que menoscaban el patrimonio y la moral pública.

6-Dentro del servicio que presta el periodismo a la comunidad ¿Qué debemos hacer para evitar el engaño de los gobernantes al pueblo?

-No callar, denunciar los actos inmorales e indebidos de los gobernantes por importantes que ellos se crean. Ese es el mejor servicio que el periodismo le puede prestar a la sociedad, no guardar silencio frente a las actuaciones criminales de gobernantes impuros.

7- ¿Está de acuerdo con los pactos realizados entre el gobierno y las Farc?

-Estoy de acuerdo con la Paz. Mi generación no conoce plenamente la paz y llegar a conquistarla será llegar al derecho que durante muchas décadas hemos reclamado los colombianos. Hablar en detalle sobre los acuerdos demanda tiempo, juicio y mucha prudencia. Por eso dejo de este tamaño mi respuesta.

8- ¿Cuáles son sus principales aficiones?

-La música, -toda la música-, los libros, todos dejan algo útil para la vida, ir a teatro y por supuesto viajar. He viajado mucho y he disfrutado de las partes del mundo que conozco.

9- ¿Qué lo conmueve?

-Los abusos de la clase política; la corrupción que empobrece al país no sólo me conmueve, me irrita. Me conmueve el sufrimiento de los pobres y la descomposición de la juventud entregada al consumo de estupefacientes.

10- ¿Su frase de combate?

-No tengo frase de combate. Tengo una forma sencilla y elemental de saludar en la radio cuando voy a presentar una nota de opinión: ¡Que tal amigos!

Muchas gracias por la entrevista y por el honor con el que me distinguen mis queridos colegas de la prensa en los departamentos de Risaralda y  Quindío y Caldas.

Jorge Eliécer Orozco Dávila ha construido camino, con huellas visibles que hacen parte de nuestra historia, consciente de que “No somos lo que hacemos ni lo que pensamos; tan sólo somos la huella que dejamos”. Es un periodista de carácter fuerte, de actuar firme; informador veraz; polémico, pero con argumentos válidos