24 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Se acabaron los gozosos.

13 de enero de 2021
Por Alejandro Loaiza Salazar
Por Alejandro Loaiza Salazar
13 de enero de 2021

Con el inicio del segundo año de mandato para gobernadores y alcaldes  se dejaran ver realmente los talantes de los gobiernos territoriales, así como su capacidad de gestión, administración y coordinación política.

Siempre se ha dicho que el primer año de gobierno es un año en donde se le permiten a los gobiernos locales, algunas licencias para ajustar y conocer, de que se trata realmente la gestión pública, y el liderazgo político en los territorios. Equipos de gobierno con desconocimiento de lo público, expectativas presupuestales insostenibles, y realidades políticas innegables, son elementos que salvo muy pocos alcaldes con experiencia en lo público, aterrizan a los mandatarios locales en un intrigante pero atrayente mundo de la política y la administración del poder.

La sabiduría popular acierta en no pocas ocasiones con frases demoledoras, como aquella que dice que ¨con el desayuno se sabrá que es el almuerzo¨, haciendo referencia para nuestro caso en particular, que con el comportamiento de este primer año, se podrán proyectar predicciones o análisis frente al comportamiento de los siguientes tres años.

Sin embargo, para este cuatrienio puntualmente, la licencia de ensayo y error que siempre se da, se amplió un poco más, pues la pandemia sirvió de justificación y excusa para cubrir muchas de las carencias de las administraciones, unas con sobradas razones, pero muchas otras que aunque no tuvieron que ver nada con los efectos del COVID se les fue injustamente adjudicadas al virus, cuando lo que había detrás era ineficiencia y desconocimiento.

Es el momento para que las administraciones se oxigenen dando cambios en sus equipos, ajustando perfiles y capacidades, y presidiendo también de incompetencias que lo único que traen es desgaste y torpeza a los equipos de gobierno.

Este año, el segundo año de mandato, las excusas no servirán mucho, ya existe un imaginario colectivo que califica o descalifica a los gobiernos. En el caso de las buenas calificaciones, sostenerlas no es fácil, pero más difícil, aunque posible, superar la mala o regular imagen es esencial para lograr una correcta gobernanza, así como un marcado liderazgo en un año donde también se dará la largada para las campañas a Congreso.

Serán las elecciones al congreso del 2022, una prueba acida para alcaldes y gobernadores, frente al manejo administrativo y político de sus territorios, lograr el respaldo nuevamente de sus comunidades, frente a las pretensiones políticas de los gobernantes, será una nueva campaña de fundamental atención para ir marcando liderazgos y futuras alianzas por sostener el poder.

Sera también este año, el año de la oposición local, pues sin duda las campañas al congreso despertaran liderazgos que no necesariamente irán en conjunción con los intereses de los gobernantes, pero además podrá servir de trampolín para impulsar futuras campañas locales. De seguro este año se verá nuevamente la pugnacidad territorial, para tratar de mostrarle a la comunidad los defectos de sus gobernantes, de cara a socavar la popularidad de los mismos, deteriorando su capital político, y favoreciendo así la imagen de su contraparte.

Se acabaron los Gozosos de aquellos alcaldes y gobernadores, que si es que los tuvieron, deberán enfrentarse a la lupa inquisidora de la oposición, y los intereses políticos de la contraparte, pues inicia la competencia nuevamente por los esquivos votos.

Adenda:

¨La Silla Vacía¨, un portal de internet de análisis político de importancia nacional, publicó hace pocos días un análisis sobre el alcalde de Manizales Carlos Mario Marín. En ella deja como conclusiones la evidente cercanía del burgomaestre con el lizcanismo, no sería raro que ya esté muy cocinada la candidatura a la Cámara de Representantes de quien será realmente el candidato de Carlos Mario, no en la lista verde, sino en el partido de la U, quien a su vez le insiste en la idea que  lograran dos curules en la cámara baja. Hay personas que ni ayudadas se recuperan, y todo indica que Marín es una de ellas.  https://lasillavacia.com/del-primer-ano-marin-manizales-quedan-mas-peleas-renovacion-79625