24 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

¡Que republiqueta!

12 de enero de 2021
Por Óscar Alarcón
Por Óscar Alarcón
12 de enero de 2021

No se cansa Trump de pelear por su contundente supuesta derrota. Ha sido un mal perdedor y aún le faltan cuatro años para seguir con la misma cantaleta, a pesar de que últimamente le han hecho bajar el tono. No se entiende cómo un país que se muestra ante el mundo como el más desarrollado, escogió como presidente a un personaje mediocre, ignorante, y  mentiroso,

Cuánta diferencia se observa entre éste y el expresidente Barack Obama quien en un hermoso libro que acaba de aparecer y con el que millones de lectores en el mundo hoy se deleitan, describe sus inicios en la juventud, cómo hizo política y cómo llegó a la Presidencia. No hay punto de comparación.

En materia de mandatarios, en los EE.UU. ha pasado de todo. Gerald Ford, por ejemplo, ha sido el único presidente que ha gobernado sin haber sido elegido. No hizo parte de la fórmula republicana de Richard Nixon y Spiro Agnew. A este, que fue su vicepresidente, le tocó renunciar por problemas tributarios, antes de que estallara el escándalo del Watergate. Ante la acefalia vicepresidencial, el Senado eligió a Ford a quien le correspondió asumir luego de la renuncia de Nixon, sin voto popular y sin Consejo Electoral

Como todo presidente en ejercicio, Ford buscó ser electo, pero la suerte y también su mediocridad, no lo ayudaron  y salió derrotado por el demócrata Jimmy Carter. Perdonó a su propulsor (Nixon) como inicialmente buscaba infructuosamente Trump pero su vicepresidente Mike Pen resultó más Maduro que el venezolano.

Trump perdió en el voto popular, perdió en el Colegio Electoral, perdió la Cámara y acaba de perder el Senado.

¡Que republiqueta! Pasará a la historia como otro expresidente sin ton ni xon.