13 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Región estratégica del país/ Por José Miguel Alzate Caldas le apuesta a la navegabilidad del Río Magdalena

3 de diciembre de 2020
3 de diciembre de 2020

Por JOSE MIGUEL ALZATE

La semana inmediatamente anterior los caldenses fuimos informados sobre un viaje hecho por varios gobernadores por el río Magdalena. Partiendo de La Dorada, el puerto caldense sobre ese río, el viaje tuvo como destino a Barrancabermeja. En cuatro pequeñas embarcaciones con capacidad para doce personas cada una, 46 funcionarios públicos, entre gobernadores, asesores técnicos y funcionarios de Cormagdalena y la Federación Nacional de Departamentos, recorrieron en un viaje de ocho horas de duración, cerca de 250 kilómetros. El recorrido se hizo en lanchas rápidas con motores de 150 HP.

El propósito del viaje por esta arteria fluvial fue conocer las condiciones de ese tramo y establecer las posibilidades de navegabilidad, la situación del rio en este momento, la infraestructura de los puertos en sus riberas y las posibilidades de recuperación que ofrece para reactivar la economía de las regiones. Después de partir de La Dorada, la comitiva se detuvo en Puerto Salgar, Puerto Boyacá, Puerto Nare y Puerto Berrío. Estos puertos están ubicados, en su orden, en los departamentos de Caldas, Cundinamarca, Boyacá, Antioquia y Santander. La iniciativa partió del gobernador de Caldas, Luis Carlos Velásquez, quien comprometió a los mandatarios de los otros departamentos para que lo acompañaran en este recorrido.

El viaje se realizó en dos etapas. La primera hasta Puerto Berrio, donde la comitiva fue recibida por las autoridades de esa población antioqueña. Allí hicieron una parada para conocer cómo funciona este puerto a donde en la actualidad llegan un remolcador con cuatro barcazas, que tiene una capacidad de carga de 3.600 toneladas que se transportan en 144 contenedores de veinte pies. Mas tarde la comitiva continuó viaje hacia Barrancabermeja, acompañada por los alcaldes de los demás puertos. En el puerto petrolero les fue mostrada un convoy tipo, consistente en una barcaza de dos remolcadores con capacidad de carga de dos mil toneladas, que se considera la ideal para cubrir la ruta Puerto Berrío – La Dorada, que puede transportar 80 contenedores, 40 por barcaza.

Una vez terminado el recorrido en Barrancabermeja, los gobernadores de Caldas, Santander, Cundinamarca, Boyacá y los delegados de Antioquia y Tolima, con el acompañamiento de la Federación Nacional de Departamentos, anunciaron la presentación de un cronograma de actividades y el presupuesto de obras que será concertado en mesas técnicas de trabajo, a fin de impulsar los proyectos de navegabilidad hacia el Magdalena Medio. Todo expresaron su respaldo a una iniciativa que busca traerle progreso y desarrollo a las poblaciones ribereñas que quedan entre La Dorada y Puerto Berrío, aprovechando que entre este último municipio y Barrancabermeja el río ya es navegable.

La arquitecta María Fernanda Salazar Arango, que trabaja en la oficina de apoyo a proyectos especiales de Inficaldas, expresó su satisfacción con la acogida que a la iniciativa le brindaron no solo los gobernadores de los departamentos que se beneficiarían con este proyecto, sino los alcaldes de las poblaciones ribereñas que ven con buenos ojos el compromiso de los mandatarios seccionales. “Lo primero que se hará para buscar la navegabilidad es hacer el trabajo de batimetría que   permita saber qué hay que hacer para posibilitar que ese tramo se haga navegable. Ese estudio determinara si el ancho, la profundidad y la curvatura permiten que un remolcador lo recorra para transportar carga”, dice cuando se le pregunta que posibilidades existen de que el proyecto se haga realidad.

El director de Cormagdalena, Pedro Pablo Jurado, expresó sobre este recorrido: «Ha sido una gran reunión, una reunión de aportes, de objetivos comunes y de resultados. Antes del 15 de diciembre tienen que estar las mediciones batimétricas, y entre el 15 de enero al 30 de febrero tiene que haber un proyecto formulado con diseños de canal, cuantificación de volúmenes a dragar y tipo de marcación definida. Estamos listos a realizar una presentación a este conjunto de gobernadores, alcaldes, congresistas y al país antes del 15 de febrero». Cormagdalena es la entidad que viene trabajando para que el Gobierno Nacional apoye revivir la navegabilidad por el rio Magdalena.

Ente las cosas que se acordaron en este recorrido está la constitución de una veeduría integrada por los gobernadores, los alcaldes y los delegados tanto de Cormagdalena como de la Federación Nacional de Departamentos para que se le haga seguimiento a lo acordado en la reunión final celebrada en Barrancabermeja a fin de que los compromisos que se pactaron se cumplan. Al respeto, el gobernador de Caldas, Luis Carlos Velásquez, dijo: “Lo que buscamos es el desarrollo de Colombia, que todas estas ciudades puerto tengan posibilidades de progreso. Así que bienvenida la veeduría ciudadana y vamos a hacer navegable ese hermoso río de Magdalena». Velásquez aplaudió los compromisos adquiridos.

La navegabilidad del río Magdalena entre Puerto Berrio y La Dorada abre la posibilidad, según Cormagdalena, de que se mejore la calidad de vida de las personas que habitan las riberas. Reduce los costos del transporte de mercancías toda vez que reemplaza un número considerable de tractomulas, ahorrando combustible. Los estudios definirán cuánta carga se podrá desplazar, y qué tipo de embarcación podrá utilizarse para movimiento de carga y pasajeros. También se establecerá cuál será el potencial de carga y qué número de empresas podrán utilizar el río para transportar sus productos. En este sentido ya se ha avanzado bastante, según la arquitecta María Fernanda Salazar Arango, graduada en la Escuela de Arquitectura de París. Explica que la Universidad de Caldas realizó parte de estos estudios el año anterior.

En el momento se movilizan entre Barrancabermeja y Puerto Berrio productos como carbón, aceites, biocombustibles e hidrocarburos. Lo que se busca es poder extender el transporte de estos productos hasta La Dorada, además de mercancías de todo tipo. La idea es que con este proyecto se consolide el Puerto Multimodal de La Dorada, un viejo anhelo del departamento, donde se integren diferentes formas de transporte: el ferroviario, el fluvial y el terrestre. Se estima que, una vez alcanzado el propósito, por el rio Magdalena se movilicen 350 mil toneladas de café por año, 15 mil barriles diarios de petróleo, 400 mil toneladas de carbón coque y 24 mil 600 toneladas de cemento. Estos datos los arroja el estudio de factibilidad que se ha ejecutado para sustentar ante el Gobierno Nacional la importancia de la obra.

“Hay que volver la mirada al río Magdalena”, sostuvo el gerente de Inficaldas, Juan Manuel Londoño. Explicó que la recuperación de la navegabilidad por este río abre perspectivas turísticas a una amplia zona del país, generándole recursos a las personas. “Entre los beneficios económicos está el incremento de los valores inmobiliarios en el área de influencia y la posibilidad de atraer la inversión privada”, sostuvo el funcionario. Por su parte, el gobernador de Caldas es optimista sobre la cristalización de este proyecto. Dice que hay voluntad política por parte del Gobierno Nacional para invertir en la obra porque mejora la competitividad y abre espacios al turismo. En su concepto, la navegabilidad generaría un importante número de empleos.