23 de noviembre de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Se calcula que los ingresos por e-commerce en el país lleguen a los 27 billones de pesos en el 2020

17 de noviembre de 2020
17 de noviembre de 2020

Bogotá, 17 de noviembre de 2020. BlackSip, empresa experta en servicios de comercio electrónico, publica por quinto año consecutivo su reporte de industria eCommerce. Esta edición, llamada: Reporte de industria: el e-commerce en Colombia 2020 entrega al público un completo panorama de cómo se ha comportado la industria en el país, en Latinoamérica y en el mundo en general.

Este reporte anual, que contó con el apoyo de Vtex, Payu, Nielsen y la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico,.  hace un completo análisis sobre el fenómeno que transformó al COVID-19 en el motor del eCommerce en los últimos meses.

Los cuatro capítulos de esta edición están divididos de la siguiente manera:

  1. El e-commerce en el mundo y Latinoamérica
  2. El COVID-19 y el e-commerce
  3. Las cifras del e-commerce en Colombia
  4. El e-commerce B2B.

El 2020 ha sido un año que ha impactado positivamente el e-commerce a nivel mundial, influenciado principalmente por la pandemia del covid-19. La consultora e-marketer, ha reevaluado su proyección de ventas global a través de e-commerce, bajándola alrededor 2% vs la proyección inicial del año. Esta disminución se ha dado por la contracción de economías más desarrolladas en canales digitales como China e India. Sin embargo, este porcentaje resulta positivo al compararlo con la disminución en ventas del retail general, que se encuentra 10 puntos por debajo de lo proyectado al inicio del año.

Esto no significa una contracción de las ventas online vs 2019, de hecho se estima que éstas crezcan alrededor del 19% en el 2020. No obstante su crecimiento es menor al proyectado inicialmente. Por su parte, el caso en Latinoamérica es diferente. Se proyecta un crecimiento cercano al 30%, alcanzando un nivel de ventas de 83.630 millones de dólares, registrando el crecimiento más grande de los últimos años. Sin embargo este comportamiento positivo de Latinoamérica no influencia mucho el indicador mundial, teniendo en cuenta que con los datos de este año, las ventas de Ecommerce en Latinoamérica no llegan al 2% de la participación global.

Al ver cómo está Colombia respecto a los países latinoamericanos, evidenciamos que durante 2019 fuimos el 4to país en ventas a través de e-commerce en la región. El país registró ventas por el orden de los 6.000 millones de dólares según Statista y por debajo de Brasil, México y Argentina, que registraron ventas por 27.000, 22.000 y 8.000 millones de dólares respectivamente,

Para el 2020 la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico reportó ventas a través de e-commerce hasta el mes de Agosto, de 17 billones de pesos. Con los datos entregados, y proyectando los meses que quedan del año, desde BlackSip se estima un cierre en ventas de 27 billones de pesos para el año en curso. Esto se compara con los 21 billones del 2019, registrando un crecimiento del 29%, el más alto de los últimos 5 años. Si bien las proyecciones del crecimiento económico para el país al cierre del año no son alentadoras, se esperan meses positivos para el e-commerce sobre todo durante noviembre y diciembre. Esto teniendo en cuenta que:

  1. En los últimos dos meses del año se vienen las dinámicas comerciales más importantes como Black Friday y temporada navideña.
  2. Ya hay fecha confirmada por el Gobierno Nacional del día sin iva para el 21 de noviembre, que nuevamente tendrá exclusividad para el canal online en algunos tipos de productos.
  3. Se estima que un gran porcentaje de los Colombianos prefiere hacer sus compras navideñas a través del canal digital teniendo en cuenta el riesgo de contagio en compras presenciales.

De hecho una encuesta realizada a compradores digitales por la empresa consultora Nielsen, muestra que el principal motivador para comprar online este año ha sido “evitar contacto físico y aglomeraciones” Esto ha desplazado las razones tradicionales como lo eran “ahorro de tiempo” o “mejores precios y promociones”. Así mismo la pandemia ha generado también un cambio en las principales barreras de compra que perciben los Colombianos. Tradicionalmente lideraba la “desconfianza y miedo en formas de pago”, ahora “tiempos de despacho prolongados y lapsos de entrega largos” están dentro de sus principales preocupaciones. Sin duda esto genera una gran oportunidad para el comercio digital, y un gran reto para los comercios que tienen que ajustar tecnología, equipo, procesos etc. para atender en aumento disparado de la demanda.

Se estima que en el 2020 cada colombiano haya gastado en promedio $557.000 pesos en ventas a través de e-commerce, registrando un crecimiento del 125% desde 2016, año en el cual este promedio estaba en $246.000 pesos. Así mismo situándose por encima del promedio de Latinoamérica que está en $132 USD.

Colombia tiene todo para estar en línea con Brasil y México en cuanto a eCommerce. En los últimos meses hemos visto cómo los consumidores tradicionales de las tiendas físicas están optando por las compras en canales digitales. Claro está, que cada vez son más las transformaciones que deben realizar las empresas para poder cumplir con las necesidades de los clientes”, afirmó Maria Paula Silva, Country Manager de BlackSip para Colombia.

Este crecimiento general del ecommerce en Colombia resulta muy positivo, sobre todo teniendo en cuenta que hay categorías que tradicionalmente contaban con una participación importante dentro de la torta del ecommerce y se han visto fuertemente afectadas. Es el caso de la categoría de turismo, que si bien a principio de año tenía una participación cercana al 30% dentro de la venta total, pasó a tener una participación inferior al 1% durante abril, mayo y junio. Si bien desde la reapertura gradual se han visto crecimientos tímidos, probablemente falten muchos meses para su recuperación total. Por su parte, categorías como grandes superficies, alimentos y retail en general, han ganado terreno en esta torta, aumentado sus ventas significativamente.

La consultora internacional Nielsen, afirma que la pandemia aceleró las ventas online en Colombia y logró tener un crecimiento que estaba previsto para dentro de tres años, en sólo tres meses. Colombia pasó de tener un peso en e-commerce de algunas categorías de consumo masivo de 2,7% a 9,4%.

Finalmente, respecto a las proyecciones para 2021 es un año esperanzador pero que trae muchos retos. Se espera que el crecimiento en categorías como alimentos y retail se mantenga, debido al ingreso de nuevos usuarios a la economía digital y al cambio en hábitos de consumo que perdurará después de la pandemia. Así mismo las empresas tienen que prepararse para este crecimiento en demanda logrando satisfacer las necesidades de los consumidores en aspectos como experiencia de usuario, servicio al cliente y logística.

Pero el consumidor final no será el único protagonista del e-commerce en los próximos años. Nuevamente la pandemia ha impulsado otro sector de la economía digital y es el e-commerce B2B. La tendencia al teletrabajo y la cultura de conectarse remotamente, fortalece el camino para que más empresas vendan sus productos y servicio a otras empresas por canales digitales. Si bien es una tendencia que a nivel mundial viene tomando fuerza desde hace algunos años, se espera que la situación actual impulse este segmento en Colombia y América Latina, región donde las ventas de e-commerce B2B aún son muy tímidas.