24 de noviembre de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Recomendaciones para el cuidado de la salud bucal en tiempos de Covid-19

10 de noviembre de 2020
10 de noviembre de 2020
A Salud Bucal

«El cuidado de la salud bucal comienza desde el nacimiento con la lactancia materna y se trabaja durante toda la vida, desarrollando y manteniendo buenos hábitos que se ligan con el cuidado de la salud general y que, en estos tiempos de covid-19, no pueden descuidarse a fin de reducir el riesgo de enfermar», dijo Nubia Bautista, subdirectora de Enfermedades No Transmisibles.

La boca, más allá de ser una estructura anatómica del cuerpo que les sirve a las personas para morder, masticar, sonreír, hablar; también permite experimentar diversas sensaciones que afectan el bienestar psicosocial del individuo y las comunidades, por ejemplo, al recibir a través suyo el cuidado de la madre en la lactancia, deleitarse con los sabores de los alimentos, expresar sentimientos a través de palabras o gestos, entre otros.

La Organización Mundial de la Salud señala que la salud bucal debe ser reconocida como parte de la salud general por ser un factor que impacta directamente en la calidad de vida de la población.

Para su cuidado, la principal acción es alimentarse de manera sana y equilibrada, «consumiendo alimentos y bebidas frescos, sanos y, preferiblemente, naturales, y evitando los procesados con azúcares libres añadidos, grasas trans y altos contenidos de sal», afirmó Bautista.

Asimismo, no ingerir altas dosis de alcohol, ni consumir tabaco o nicotina en sus diferentes presentaciones, así sean dispositivos electrónicos, ya que las sustancias y altas temperaturas a las que se exponen los tejidos de la boca generan enfermedades bucales de lento progreso, difícil identificación y alta letalidad.

Colombia cuenta con programas de cesación del consumo de tabaco a los que es posible acceder a través de las EPS y diversos prestadores de servicios.

Nubia Bautista mencionó la importancia de realizarse una autorrevisión del cuello, cara y tejidos de la boca (dientes, encías, lengua, piso de boca debajo de la lengua, parte interna de las mejillas, labios, y paladar) con el propósito de reconocer cambios que permitan acudir a los servicios de salud para su tratamiento oportuno.

La higiene bucal es fundamental desde que aparecen los primeros dientes de leche (más o menos a los 6 meses de edad) y durante toda la vida. «Es una práctica regular que busca remover la llamada placa bacteriana que, si bien en pequeñas cantidades siempre está presente en la boca, crece en exceso con el consumo de alimentos y la falta de higiene, favoreciendo la presencia de enfermedades en boca como caries, enfermedad periodontal, infecciones sobreagregadas, mal aliento, entre otras», dijo.

Nubia Bautista, subdirectora (e) de Enfermedades No Transmisibles del MinSalu

Para mantener una buena higiene bucal es necesario:

– Barrer todas las caras de los dientes, idealmente con cepillo dental y crema con flúor en cantidades menores al tamaño de una lenteja -en comunidades étnicas con algunos aditamentos que hagan sus veces sin que se generen afecciones a los tejidos-.

También realizar higiene de las encías y la lengua, que es de particular importancia ante el covid-19, pues la evidencia ha demostrado que es un reservorio de este virus. El cepillado debe hacerse después de las comidas principales y después de otras comidas intermedias, sobre todo si tienen altos contenidos de azúcares.

– Usar seda o hilo dental por lo menos una vez al día para ayudar a la eliminación de placa entre los dientes.

– Usar enjuague bucal para reducir la carga de microorganismos en la boca y contribuir al control de la placa, la enfermedad periodontal y la caries.

– Realizar higiene a las prótesis dentales removibles, fijas e implantes, haciendo uso de aditamentos coadyuvantes (reveladores de placa, enhebradores, tabletas limpiadoras, sedas) y retirar en las noches las prótesis removibles para permitirle a los tejidos de soporte descanso y recuperación.

Salud bucal en pandemia

En este periodo en el que se procura el control de la propagación del covid-19, las medidas de prevención como el lavado de manos, el uso del tapabocas y el distanciamiento físico se constituyen en la primera línea de defensa. Complementario a ello deben tenerse cuidados al momento de realizar la higiene bucal, por lo que la subdirectora de Enfermedades No Transmisibles hace las siguientes recomendaciones:

– Cada persona debe usar su propio cepillo y crema dental, procurando no compartirlos con otras personas con las que se convive, especialmente si dentro de los residentes de la vivienda hay personas con pruebas positivas para covid-19.

– No compartir los recipientes en los que se almacena o guardan los cepillos de dientes de las personas convivientes, para evitar que entren en contacto y se genere transferencia cruzada de elementos entre los cepillos.

– Desinfectar el cepillo de dientes después de cada uso.

– Cambiar el cepillo después de terminar cualquier proceso viral, particularmente si se ha definido como covid-19 positivo.

– Realizar limpieza y desinfección de las superficies (lavamanos, espejo y demás), después de la higiene bucal de cada conviviente, particularmente relevante en lugares en donde las personas no son del mismo núcleo familiar (lugares de trabajo, entornos educativos, gimnasios, guarderías, restaurantes, y otros espacios).

En cuanto a la asistencia a los servicios de odontología:

– Las EPS y prestadores públicos o privados deben mantener canales de comunicación telefónica o virtual para la asignación de citas (en procura de no generar aglomeraciones de personas en los servicios de salud) y para reconocer las necesidades de las personas, a fin de programar las atenciones pertinentes.

– Deben priorizarse las atenciones de urgencias y de prevención y protección específica en procura de controlar la aparición o progresión de enfermedades.

La realización de otras atenciones deberá ser evaluadas por el profesional quien determinará su realización, siempre que en el municipio donde prestan servicios las autoridades no ordenen restricciones a causa de incremento de riesgo o casos de covid-19; así como que cuenten con todas las medidas de bioseguridad y elementos de protección personal para el equipo de salud y pacientes durante la realización de las atenciones. (GRS-Orbedatos).