14 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

¿Político o empresario? ¿Ambos?

1 de noviembre de 2020
Por Álvaro Rodríguez Hernández
Por Álvaro Rodríguez Hernández
1 de noviembre de 2020

No podemos darnos el lujo de perder, indicó en un acto pasado con el hoy diputado y aspirante entonces para la gobernación, Diego Naranjo, el senador Juan Samy Merheg Marún.

Juan Samy, – 81.078 votos, del millón 927 mil 320 que obtuvo el PC – – es Administrador de Empresas y de votos. Nadie lo coloque en duda. Constructor, telecomunicaciones, nuevas tecnologías, son sectores  donde se ha movido, lo reseña Congreso Visible. Igual que en la política como titular donde llegó a regañadientes como relevo.

Desde el 2010, está montado en la plataforma  política. EL que diga su hermano.

El ausente Juan Samy. El que mantiene “prendido” con el presidente del directorio, el Representante Juan Carlos Rivera Peña. Otra historia con capítulos. Tercer emboscado.

Rodeado de seguidores y henchido de fervor patriótico. Exultante. Príncipe azul: mientras él habla, otros obedecen. Los más prefieren callar.

Casi que logra imponer con su hermano ausente, nombre para gobernador en cuerpo propio. Hablo de su cuñada. La misma que indicó que “el partido se estaba desbaratando” – declaraciones a El Expreso, citadas por La Silla Vacía – La tienen clara. Hoy se repiten para la fórmula que  la vez pasada no lograron imponer. Dedazo conservador! No valen diputados, ni concejales, ni Representante, mucho menos ediles, o presidentes de junta, o sabios de la tribu.

En el camino dejaron muchos tendidos políticos. Uno: Hugo Armando Arango. Dos: El Pacho Valencia. ¿Conociéndolos, votarán por él? Ambos, fueron emboscados, así hoy sigan con las de leche como si no fuera con ellos.

 

Hablo del político conservador, quien expresó también que “iba por 7 alcaldías”. Perdió. La gobernación con un cuestionado mandatario hoy que se quiere jugar para la Cámara. Las cuentas no fueron claras. El conservatismo tiene más votos que partido y es fácil de explicarse.

Los cruces electorales no se endosan. De allí que Risaralda por ser tan pequeño, no le queda otra que buscar votos en  regiones diversas. ¡Ventajas de ese adefesio!

Un estilo raro. Lejano. Distante. Política por encargo y sumisiones. Con una guardia pretoriana que lo aisló de manera definitiva para que no le deje escuchar el ruido. El doloroso ruido que desde hace años toca la puerta.

Merheg es el fantasma que regresa y nada más especial que por estos días están alborotados los brujitos. De la política como parano entrar en pánico.

Merheg: ¿político o empresario? ¿Ambas?

[email protected]