24 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Independentista-independista, narrativa, desprevenido-inadvertido, a, suela

Profesor y catedrático, algunos años; rebuscador, otros tantos, y hoy, escritor y defensor ferviente de nuestro hermoso lenguaje castellano.
24 de noviembre de 2020
Por Efraim Osorio
Por Efraim Osorio
Profesor y catedrático, algunos años; rebuscador, otros tantos, y hoy, escritor y defensor ferviente de nuestro hermoso lenguaje castellano.
24 de noviembre de 2020

QUISQUILLAS DE ALGUNA IMPORTANCIA

El vocablo ‘narrativa’, ahora de moda, usado y abusado, no expresa las ideas que los que lo emplean intentan comunicar. 

Los países y pueblos subyugados o inconformes han buscado siempre la forma de independizarse de sus amos. De este deseo han surgido movimientos de ciudadanos que pretenden lograr ese fin. Son ‘movimientos independentistas’, adjetivo este que se deriva del sustantivo ‘independentismo’, término que llegó a nuestro léxico en la vigésima segunda edición del diccionario de la Academia de la Lengua (2001) con esta definición: “En un país que no tiene independencia política, movimiento que la propugna o reclama”. Obviando estas nociones, el columnista Simón Gaviria Muñoz escribió: “…desechar narrativas nicaragüenses o indepentistas…” (LA PATRIA, 10/11/2020). No tuvo en cuenta el señor Gaviria Muñoz que las palabras derivadas de los verbos conservan la raíz de éstos con las variaciones requeridas en su construcción, por ejemplo, del verbo ‘independizar’ –cuya raíz es ‘independ-’–, ‘independiente’, ‘independencia’ y los dos términos tratados. Nota: considero que el vocablo ‘narrativa’, ahora de moda, usado y abusado, no expresa las ideas que los que lo emplean intentan comunicar, como en este caso, en el que debió ser cambiado por ‘pretensiones’ o ‘demandas’ o ‘exigencias’. La narrativa es sólo el arte de contar un cuento, corto o largo, no importa. *** 

Después de leer los siguientes textos, la señora Elsie Duque se pregunta cuál de las dos locuciones es la apropiada en ellos, si ‘pasar desapercibido’ o ‘pasar inadvertido’: “William señala que el 2 de noviembre pasó desapercibido para los radiodifusores que históricamente es la fecha  que marcó el comienzo de su influencia en la vida de los colombianos” (LA PATRIA, Contraplano, Orlando Cadavid Correa, 8/11/2020). “Preocupa que el hecho hubiese pasado inadvertido…” (El Tiempo, editorial, Incendio en una estación de Soacha, 12/11/2020). Las dos, la respuesta, porque, de las distintas acepciones que tienen los dos verbos, ‘apercibir’ y ‘advertir’, en ellas sus significados son los siguientes: del primero, el mismo de ‘percibir’, a saber, “percatarse de una cosa, enterarse de la existencia de una cosa por los sentidos, o por la inteligencia servida por los sentidos”, y del segundo, “fijar en algo la atención, reparar, observar”. Y así, los radiodifusores no ‘se percataron de esa fecha’, por lo que ‘pasó desapercibida’, y nadie ‘fijó la atención en ese hecho’, por lo que ‘pasó inadvertido’. ***

Por regla general, el complemento directo de la oración no pide la preposición ‘a’, por ejemplo, ‘el mensajero llevó la encomienda a su destino’, oración en la que se sabe sin ninguna duda cuál es el complemento directo del verbo ‘llevó’. Pero hay excepciones, una de ellas, cuando se necesita la preposición para ‘determinar’, como en la siguiente muestra, en la que, por la omisión de la preposición, no se sabe cuál es el complemento directo del verbo ‘llevaría’ ni cuál, su sujeto: “…y nombrado director del programa de cohetes de la NASA que más tarde llevaría el hombre a la luna…”  (LA PATRIA, Juan Álvaro Montoya, Wernher von Braun, 12/11/2020). Así redactada, hay dos palabras que pueden ser el complemento, ‘programa’ –con su complemento ‘de cohetes’–, y ‘hombre’, y cualquiera de los dos, el sujeto. En cambio, con la preposición, la duda se disipa: “…el programa de cohetes de la NASA que más tarde llevaría al hombre a la luna”. Analizada la frase, da este resultado: verbo, ‘llevaría’; sujeto, ‘programa de cohetes’, y complemento directo, ‘al hombre’. De esta manera, no hay ambigüedad. ***

‘Zuela’, doctor Restrepo, es lo mismo que ‘azuela’, una herramienta de carpintería. Es frecuente su empleo en lugar de ‘suela’, la parte de los zapatos que toca el suelo, y la apropiada para la palabra compuesta que usted utilizó para calificar a los aduladores y lambones de oficio en esta afirmación: “Un poder utilizado para saciar sus intereses personales y los de cercanos y fieles seguidores, que como lamezuela los siguen incondicionalmente…” (LA PATRIA, Flavio Restrepo G., 5/11/2020). ‘Lamesuelas’, doctor. En México les dicen ‘lameplatos’.

[email protected]