13 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Herradura para un caballo

8 de noviembre de 2020
Por Ricardo Tribín Acosta
Por Ricardo Tribín Acosta
8 de noviembre de 2020

«Por un clavo se pierde la herradura; por la herradura, un caballo; por el caballo, un jinete; por el jinete, un reino». Este profundo proverbio español nos muestra las cadenas que trae consigo el “meter la pata” en un determinado punto de un proceso productivo o de vida, momento en el cual, quien la embarra, no tiene a veces ni la menor idea de lo que un error suyo puede significar.

«Agárrese de la brocha que me llevo la escalera» le dice el ayudante al pintor de casas, pensando quizás que este elemento de pintura pende de algún cable que soporte suficientemente los dos pesos desde arriba. Es un chiste, pero que en el presente tiene mucho que ver con lo que a ratos sucede.

Somos una especie de engranaje el que empata con otro para generar la fuerza necesaria para adelantar una actividad y, si esto no se hace con precisión, este paso, no sólo quedará afectado, sino también lo estarán todos aquellos que dé él se deriven.

De lo anterior bien puede concluirse que, como no estamos solos en este mundo ni somos únicos, es importante tener en cuenta las consecuencias que nuestros actos puedan generar, antes de emprender aventuras poco reales.