22 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El futuro de la construcción: ciudades inteligentes y proyectos sostenibles

28 de noviembre de 2020
28 de noviembre de 2020

En el mes de noviembre se llevó a cabo el BIM Fórum Colombia 2020. Este evento estuvo dedicado a fomentar, democratizar y educar en temas BIM en el país. Fue organizado por la Cámara Colombiana de Construcción (Camacol) y tuvo como objetivo incrementar el nivel de acceso de BIM en esta industria. Además, esta iniciativa busca generar estándares que faciliten la implementación de BIM, así como democratizar el conocimiento existente de adopción de esta metodología en el país. El uso de esta metodología revolucionó la industria de la construcción en todo el mundo, haciéndola más eficiente, ya que permite realizar las obras en tiempos más cortos y al mismo tiempo logra reducir costos previniendo errores en la obra. Según el Boston Consulting Group la metodología BIM es capaz de reducir los tiempos de construcción en un 30%, por ejemplo.Durante este foro, líderes de la tecnología de la construcción, discutieron cuáles son los retos que tienen los países latinoamericanos en temas de infraestructura. Además, se discutió sobre las diferencias que puede haber en terrenos, y los retos que se pueden presentar, como condiciones climáticas agresivas. Asimismo, destacó cómo el compromiso con la sostenibilidad, siempre debe ser una prioridad para este gremio en Colombia. La importancia de BIM radica en esto y en cómo hace posible una infraestructura más eficiente.Esto es fundamental para el país, pues BIM ayuda a solucionar problemas significantes, creando ciudades inteligentes. Por ejemplo, en Bogotá, donde el tráfico es uno de los factores que más afecta la calidad de vida, una adecuada planeación de vías y medios de transporte multimodal se puede hacer con una simulación de tráfico y conectividad, utilizando BIM. Así se optimiza el tiempo y se reducen los costos de transporte, mejorando la vida de los ciudadanos. Este es solo un caso de muchos, en el que BIM puede mejorar la infraestructura y crear un impacto positivo en el país.

“BIM es el ingrediente secreto para las ciudades inteligentes, es el primer eslabón. Quiero aprovechar este momento para reconocer la labor de Camacol, el gobierno de Colombia, tanto el ministerio de vivienda, como la oficina de la vicepresidencia, y del sector académico para promover la adopción de BIM a nivel nacional. Están sembrando las bases para que, en el mediano plazo, Colombia pueda obtener ciudades inteligentes y sostenibles” afirmó Roberto Mikse, director de Autodesk para América Latina durante su presentación sobre ciudades inteligentes en el BIM Forum 2020.

Adicionalmente, aunque el 2020 haya obligado a hacer una pausa, el mundo sigue avanzando y la necesidad de mejores infraestructuras incrementa. Se estima que habrá 10,000 millones de personas en 2050 y por esto, no solo se necesitan nuevas edificaciones, sino que es importante restaurar las que ya existen. Lo anterior hace que el diseño y la preparación sean claves para que los equipos de construcción puedan crear ciudades inteligentes que brinden mejor calidad de vida a sus habitantes, buscando que sean a su vez más sostenibles, generando menos impacto en el medio ambiente.

El uso de BIM para la eficiencia y sostenibilidad de proyectos es tan evidente, que el gobierno de Colombia está comprometido con acelerar el uso de estas metodologías en el país. Este año, el gobierno nacional expresó sus intenciones en que se empiece a usar BIM para todas las obras públicas del país, lanzando la Estrategia BIM Colombia. Este cambio será gradual, pero desde este 2020, se crea el marco de la colaboración inicial para los proyectos piloto. A partir del 2022, Colombia espera que se utilice BIM entre un 10% y 25% de las obras públicas. Para el 2025 y 2026, después de una implementación gradual, se espera que la totalidad de las obras públicas usen BIM.

Implementar BIM para todo tipo de obras representa un beneficio para las empresas debido a la alta eficiencia y reducción de costos. De igual forma, para los ciudadanos, esta herramienta les permite disponer de infraestructuras inteligentes que les brinden mejor calidad de vida. Estos impactos positivos son una demostración de cómo los humanos pueden encontrar grandes soluciones amigables con el ambiente de la mano de la tecnología para satisfacer las demandas del futuro.