25 de octubre de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Transformación digital 360º

16 de octubre de 2020
Por Judi Xiomara Meléndez Martínez[1]
Por Judi Xiomara Meléndez Martínez[1]
16 de octubre de 2020

Esta es la visión de la sinergia.

 “Muchas empresas andaban preparadas con recursos digitales para la pandemia, pero la realidad era otra, la nueva realidad requiere cambios microambientales concretos que lleven todo el quehacer empresarial de lo digital a la resolución de necesidades sentidas de la población”

Al comenzar la cuarentena, los expertos recomendaron que las empresas se movieran a lo virtual y muchos lo entendimos como la manera de vender productos y servicios a distancia. La verdad fue que a todos, no sólo los empresarios tuvieron que realizar el viraje hacia lo digital. Más allá de buscar ventas, trabajadores administrativos y docentes, al igual que quienes deseábamos distracciones, optamos por la nube. Y todas las compañías, incluyendo las que ya operaban de alguna manera en la Web, tuvieron que realizar ajustes.

Pasados varios meses de pandemia, se ven los logros y desaciertos en esta materia, siendo indispensable recordar que los cambios deben ser entendidos, analizados, valorados, planeados, organizados, coordinados, difundidos y, más que nada, acordados entre las partes afectadas por la decisión, y en este tema me refiero no sólo a incluir a los empleados de una organización, sino también a los proveedores, distribuidores, vecinos, clientes y usuarios finales de las actividades de cada persona jurídica, a lo que, añadiría la asesoría de profesionales externos de áreas como publicidad, ingeniería de sistemas y psicología.

Se pudo observar un colapso en los servicios de algunas empresas e instituciones de gran envergadura, que ya tenían adelantada la transformación digital desde hace varios años: sector educativo en el trabajo a distancia de algunos docentes, el proceso de ventas y domicilios de supermercados y droguerías, sumado a entidades donde el teletrabajo trajo inconvenientes al bienestar de varios colaboradores. Todas estas fallas demuestran desarticulación de comercialización y de procesos laborales online.

A pesar del gran esfuerzo, en el proceso de la gestión del cambio para enfrentar la pandemia de grandes y pequeñas empresas, no sólo se afectó el bienestar de los teletrabajadores, sino que hubo pérdidas en productividad, ventas e imagen corporativa de algunas, y allí es donde adquiere relevancia la forma de realizar la trasformación digital 360°, que incluye todos los aspectos de la compañía, porque si se descuida alguno de ellos, llega el caos.

El alto nivel de sensibilidad de los colaboradores y los clientes frente a la situación coyuntural actual, lleva a la empresa a subsanar inconvenientes, desde el punto de vista de las personas frente a la razón de ser de la compañía, creando estrategias enfocadas más en los seres humanos, porque la eventualidad así lo amerita, basado en lo que se puede conseguir de la transformación digital interna y la que logran otros del microambiente que posee, como lo son sus proveedores, distribuidores, transportadores y el cliente mismo; para lo cual se requiere una lupa para analizar, idear, planear e implementar los correctivos, teniendo en cuenta los siguientes aspectos:

  1. Algunas empresas, tienen el capital humano pertinente para activar la producción de todos sus colaboradores, a partir de las garantías del bienestar de los mismos y su actual fijación en la salud de todos como prioridad, porque la gestión y efectividad vendrá de la generación de la felicidad, en donde la motivación juega un papel primordial en el restablecimiento de las compañías.
  2. Las ventas se irán recuperando a mediano plazo, implementando estrategias sinérgicas con las demás actividades de la organización, incluyendo, como ya se ha nombrado, el microambiente de influencia, y muy especialmente, teniendo empatía con los requisitos situacionales del cliente en esta época y el flujo de efectivo que le puedan generar los consumidores.
  3. La reconstrucción de la imagen, consecuencia de la transformación digital, se desarrollará con planeamiento, ejecución y evaluación de estrategias de branding y endomarketing, demostrando la voluntad del mejoramiento continuo, en donde se presente la posibilidad del reposicionamiento de la compañía y sus productos, teniendo en cuenta que, aunque la gente está saliendo a la calle, todavía existen personas que permanecen de manera permanente en sus hogares, y con la visión optimista de que las personas, con el tiempo, tienden a sanar emocionalmente y a olvidar las situaciones indeseadas pasadas.

Aprovechando todo lo anterior, se requiere sentir, pensar y hacer de la transformación digital, no solo una necesidad de teletrabajo y ventas a distancia, sino visionar el desarrollo como una apuesta definitiva, en donde, según expertos en este tema, requiere un cambio cultural para la redefinición de productos y servicios, procesos y estrategias de cada compañía, que incluyan variaciones en los modelos de trabajo conjuntamente articulados con el microambiente propio a cada organización y, si es posible, idearlos a partir del Journey Map del cliente externo e interno, real y potencial de la compañía.

[1] Profesional en Mercadeo y Publicidad