22 de octubre de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Tal vez hoy sobre mañana (Pre-Textos) de Amalia Moreno Restrepo

16 de octubre de 2020
16 de octubre de 2020

Darío Jaramillo

Amalia Moreno Restrepo (Medellín, 1988) ganó en Alcalá la Real, España, el XLI Premio Arcipreste de Hita (2019) con Tal vez hoy sobre mañana. Un libro original, arriesgado, fresco. El pecado original de la poesía política, de la poesía social, es un tono oratorio, de plaza pública, más emparentado con la consigna que con la poesía; y, cuando no es en el do mayor de la arenga, peor, puede tomar el sendero de la cantaleta, del tono con el que habla la monja irritada o la tía que pellizca. Pues ninguna de las dos cosas es este libro y estas virtudes negativas son de por sí un mérito.

Sobre las ruinas de la más cansada retórica, con desparpajo y con sensibilidad, y además sin concesiones, Amalia Moreno habla de un mundo donde hay hambre y violencia. Y habla, casi sólo musita, con humor y con dolor, sin elevar la voz y sin concesiones; se refiere al mal y lo señala en un poema que también es una letanía. Y así como avasalla con ese desparpajo sin estridencias en poemas de más de quince versos, en repetidas ocasiones a lo largo de Tal vez hoy sobre mañana aparece el talento epigramático, siempre pleno de significados y de originalidad. Como cuando un poema titulado “Paradoja del remordimiento” dice fulminante en sus únicas diez palabras: “Pesa más una piedra en la mano que cien volando”. O como cuando, en “Poema sobre Dios”, resume toda la teología en catorce reveladoras palabras: “La luz sólo es útil por las sombras. La luz por la luz enceguece”.

Con agudeza y buen olfato, el poeta venezolano Néstor Mendoza supo hallar en este libro la huella de César Vallejo: “Amalia se mofa de los avances de la técnica, de la impostura y de las supuestas legalidades nacionales. Estos poemas parecen exentos de los rigores y debilidades del cuerpo deseado. Sus temas siguen otra ruta: la compasión (una compasión judeo-cristiana pero a lo Vallejo: melancólica, seca y experimental). Hay cierta burla que se dirige hacia quienes persiguen los privilegios del poder. Lo que propone la autora como lúdico guarda tras de sí la estafa de la doble moral, de las intenciones fraudulentas. El humor es el recurso que utiliza Amalia, un recurso de los buenos humoristas que parodian lo socialmente descompuesto. Amalia practica una poesía que se resiste a lo autobiográfico: el yo del poema no registra las debilidades interiores de la autora; utiliza a otros (incluso al propio lenguaje) para señalar y describir”.

POEMA MÍSTICO

Cuando la muerte es lo siguiente la vida cuesta una eternidad.
Cuando la eternidad es lo siguiente la muerte cuesta una vida.
Amalia Moreno Restrepo

EL MAL CONCRETO

El mal empieza
en el mal concreto
en el mal principio
en los malos materiales
en el cemento malo
en la línea mal trazada
en las malas paredes
corroídas de corrupción
se levanta mal el techo
se levantan mal los hijos
duermen mal
comen mal
sirven mal la mesa
mala leche mal de estómago
desarrollo malo padres malos
mala confianza mal civil
mala persona malo el juicio
malo el juez mal bandido
mal honrado mal disfrazado
el policía malo el obrero malo
el electricista malo el transformador malo el sistema malo la luz mala
el mal de ojo mal de intención
el mal de adentro
el mal del alma
mal de instinto
mal amigo
malo con el perro
malo con la vida
el mal principio
el mal concreto.

Amalia Moreno Restrepo

CANCIÓN DEL RENDIDO

Por aquel otro
que no está cuando en presente
responde por su nombre por supuesto
domicilio y dos apellidos
a duras penas o de buena gana
medio vivo medio muerto
se levanta de su puesto se sienta
revive al timbre de la campana
porque no ha muerto
no oye porque no quiere
se tropieza sin querer y sin ganas
se levanta al timbre de la orden
obedecen las rodillas a los pasos
subordinado cansancio
madruga por el pan o por el hambre
yace sin lecho porque no tiene donde dormir,
por aquel otro que
sin embargo sin orden sin agente
perdió algo una noche
perdió la casa
perdió la cosa
quedó de rodillas y perdió la vida sin encontrar nada,
por aquel otro
que se sienta
y lee un poema como si nada.

Amalia Moreno Restrepo

CANCIÓN DEL PALABRERO
RELATO EN REALISMO MÁGICO

Mi realidad es tan pobre
que me gano la vida comiendo vidrio
parado en estas botellas, esquirlas, bombillos
voy a tragarme una lámpara alógena de dos metros
para darles de comer a mis hijos
y mientras me la trago aquí en la calle
ustedes van a dejar sus monedas en mis bolsillos
porque somos diez negros en mi casa todos pacíficos
negros del Pacífico que a nadie vamos a robar
y voy a comer vidrio porque soy el padre de familia
y no voy a comer mierda
ni más faltaba
aquí en pleno escenario y con todos mirando voy
a comer vidrio
y espero el aplauso y las monedas
después de tragarme esta luz alógena entera.
Porque así les haya enseñado a mis diez negros
a ganarse la vida comiendo vidrio
y nunca les ha faltado vidrio en la mesa desde que les enseñé
que el estómago digiere todo la garganta traga entero y la boca mejor cerrada
ellos saben ganarse la vida saben jugársela toda
con todo respeto señores
ellos saben que ni de pan ni de cobre
vive el hambre
que el aplauso no hace al artista
y que hay unos que para sobrevivir
comemos en público vidrio.

Amalia Moreno Restrepo

LEY DE COMPETENCIA

Cuando me quejo a escribir yo
supuesto en esta banca
mientras tanto banco
opuesto por bandido,
tanto que transan
en bolsas negras
de petróleo el hueso
por el cráneo animal,
mientras tanto desarrollo en bruto
de lineal progreso
horizontal deceso
cueste lo que cueste la altura,
mientras tanto bruto
tanto en bruto
tanto por bruto,
me aterro me aferro y desalmado
declaro que me siento
hastiado
orgulloso
y renuncio.

Amalia Moreno Restrepo

CANCIÓN DEL RESIGNADO
NOTA A LEÓN DE GREIFF

Si nada va a cambiar
me sumo al resto
me sustraigo de la mayoría
me uno a la nada
y me gasto todo.
Si todo es igual que todo
lo mismo nada que nada
contra un tronco una palabra, una fecha
un hombre amarrado, otro colgado
lo misma da uno más
que otro menos.
Si después de todo
sigue igual
todos no cambien nada
nada nos cambie a todos
me sustraigo de la mayoría
me gasto todo
me resto a la nada
si nada va a cambiar.

Amalia Moreno Restrepo

DECRECIMIENTO

Habrá otro día para nacer
resolverse entre las heridas
que había que olvidar para seguir adelante
habrá un día para renacer en sí mismo
darse un abrazo un golpecito en el hombro
y recordar que no fue fácil recordar
y olvidar que fue lo más difícil.
Hubo un día que nos quebramos
nos quebraron
y no volvimos a ser los mismos
nos cambiaron por otro
que no vamos a reconocer
sino de repente algún día
sin espejo, sin receta, sin fórmula
habrá otro día para nacer
que de muerte en muerte
las frutas se pudren pero madura el árbol.

Amalia Moreno Restrepo

GASA

El tiempo no cura nada.
El tiempo duele
y con el tiempo
el alma se acostumbra al dolor a la trampa del sol
a la angustia de no saber ninguna respuesta
de no poder pensar
una sola pregunta.
El tiempo pasa.
Como el viento, como el río
como una pátina brutal y geológica.

Amalia Moreno Restrepo