22 de octubre de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Por Guillermo Romero Los Golden Boys: medio siglo viviendo de “El pirulino”

15 de octubre de 2020
15 de octubre de 2020

Por Guillermo Romero Salamanca

Hernán Darío Usquiano, el programador, promotor, presentador, publicista, relacionista, hombre de logística, vendedor de “La viejoteca”, programa que emite TeleMedellín los sábados a las 9 y 30 de la noche, se emociona cuando se le pregunta por Los Golden Boys.

“La mejor noticia que ha podido recibir una orquesta este año, la recibieron los integrantes de Los Golden Boys cuando confirmaron que Pedro, el escamoso, la novela de Caracol Televisión volvía a la pantalla”, explica el veterano promotor discográfico.

Los Golden Boys es una orquesta del género tropical que se formó en 1961 en Medellín, por iniciativa de los hermanos Guillermo y Pedro Jairo Garcés –ya fallecidos— que buscaba un sitial dentro de la programación radial de esa época”, relata ahora Usquiano, quien es conocido también como “el señor de las historias”.

Recuerda también que los primeros cantantes fueron Benny Márquez y Javier Valencia. “Ellos todavía están con la agrupación. Yo los conozco desde cuando estudiaban en el bachillerato”, agrega Usquiano, quien se ha convertido en una especie de padre putativo de la agrupación que vio nacer en los años sesenta y él ya estaba laborando en la industria discográfica promoviendo temas de Los corraleros, Los Melódicos, Pacho Galán, Lucho Bermúdez y Carlos Gardel.

“En los años sesenta la orquesta se hizo famosa por la variedad de ritmos como porros, cumbias, gaitas, pasodobles, mosaicos, paseaditos, pero sobre todo por el twist que era el ritmo de moda. En un principio el grupo se iba a llamar como Los Muchachos de Oriente, pero influyó un nombre más juvenil.

A LOS ESTUDIOS DE GRABACIÓN

“Ellos fueron invitados por Discos Fuentes a grabar y la verdad es que se convirtieron en todo un suceso musical. Y aunque “El Pirulino” fue un éxito, otros como “El locutor loco” y “Rubiela” causaron sensación en las fiestas de moda en Medellín y en Colombia”, añora Usquiano, quien en los años setenta ya era locutor.

César Ahumada, gente de la Sociedad de Autores y compositores Sayco sostiene que Los Golden Boys tienen un amplio repertorio con temas de maestros. “Son muchos los éxitos que han impuesto. El gozón, La chichera, El pirulino, Rubiela, A tu vera, Dame tu boquita, El ambiente, El año viejo, El besito, La buena vida, El elevado, El naranjal, El pompo de las vocales, El twist del guayabo, El vicio, El zapatón, Hasta que salga el sol, La negra Celina, Locutor loco, Navidad navidad, Si me quieres, Sonríeme, por ejemplo, son los que más han figurado”, recuerda.

EL PIRULINO

El tema fue compuesto y grabado en 1961 por el maestro Calixto Ochoa, pero Los Golden Boys hicieron una versión –la más conocida—en Discos Fuentes en 1965.

“La canción nació cuando Ochoa, con su grupo de músicos, se fue para un kiosco cercano a comprar guarapo. Allí vio que Aquilino, el dueño del negocio, estaba tomando cerveza con un amigo apodado Pirulino. Este, ya borracho, se fue a desahogar sus penas al patio y lo atrapó un perro que le rasgó el pantalón. Suficiente para que Ochoa la escribiera”, relató El Tiempo en el 2001.

A raíz de la novela, Fernando Jaramillo de Los Tupamaros hizo una versión para la temporada y otra, la hizo el maestro Nelson Díaz para Los 50 de Joselito.

“Para la orquesta fue un momento de suerte cuando seleccionaron su versión para la telenovela para Caracol Televisión, porque estaba programada una canción de Carlos Vives. Este hecho originó que Los Golden Boys se dieran a conocer en distintas partes del mundo”, explica Usquiano.

UN GRUPO DE RENOMBRE

“Son más de 50 años de trabajo continuo. Incluso fue una orquesta de renombre en Venezuela cuando se hacían grandes conciertos y presentaciones. Alternó con La Billos Caracas Boys, Los Melódicos y Orlando y su combo. Estuvieron en los grandes programas de televisión e hicieron presentaciones en Los Estados Unidos y Canadá”, rememora el “hombre de las historias”.

Ahora con la repetición de la novela, fueron invitados especiales de “La Viejoteca”. “Fue un momento memorable para ellos, pero en especial para mí, porque me acordé de aquellas fiestas inolvidables que yo animaba a principios de los años sesenta”, recuerda Usquiano.