13 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Devolver a Dios lo que es de Dios

27 de octubre de 2020
Por William Calderón Z.
Por William Calderón Z.
27 de octubre de 2020

MAYORES

El Padre Carlos Marin G. en su última homilía ha hecho sabiamente un compendio teológico, filosófico y ético sobre la inmutabilidad de la Sabia Doctrina Católica Cristiana que deviene de Las Sagradas Escrituras Papales, documentos pontificios y del ejercicio de su propio apostolado.

Para quienes creen en el relativismo moral en acomodarse a las modas que de tiempo en tiempo pretenden instalarse en la conciencia de los hombres bien vale la pena lo que el Padre Carlos Marin G dice.

LOS NUEVOS DERECHOS HUMANOS

Desde la promulgación de la Carta Universal de los Derechos Humanos en 1948, no habíamos soportado tal avalancha de discursos y alegatos sobre el tema, ni conocido tal número de Gobiernos y Organismos dedicados con muchos dólares a la dudosa tarea de exigir que “modas”, “corrientes de opinión*, o *inocultables intereses políticos* sean erigidos y aceptados como nuevos derechos humanos..

SU LADO OSCURO

El lado oscuro y dudoso de esos alegatos es que se fundamentan en verdades a medias, en equívocos de orden conceptual o en meras corrientes ideológicas, que en nada contribuyen a enriquecer la recta comprensión de los Derechos consagrados en la Carta, ni a afianzar la educación y el respeto a los mismos. La Unicef, por ejemplo, vende tarjetas con mensajes relativos a la Navidad y dedica parte de su presupuesto a campañas en favor del aborto.

LA SIMPLE INVENCIÓN SOCIOLÓGICA

Nunca antes hubo tanta locuacidad sobre democracia, Estado laico, discriminación, sexo, ni se había intentado con tanta agresividad desprestigiar, banalizar y prostituir el matrimonio entre un hombre y una mujer, para darle a la familia un tratamiento de simple invención sociológica, de factor cultural, de creación del Estado, de modo que a cualquier tipo de unión se le pueda llamar matrimonio.

«CONQUISTAS SOCIALES»

Esas causas son maquilladas con los calificativos de conquistas sociales, defensa y exaltación de la libertad humana, eliminación de la discriminación y progreso de la humanidad; cosas que sólo caben en la mente caliente de algunos magistrados, políticos y periodistas sin ninguna formación filosófica, ética ni moral.

EL RELATIVISMO

El relativismo ético y moral, y el positivismo jurídico están empeñados en establecer una verdadera dictadura que no reconoce nada como absoluto. Nada es verdad ni es mentira; todo depende del cristal con que se mire, y el cristal es el de los intereses de políticos infectados de socialismo. La verdad es considerada como enemiga mortal de la libertad humana.

LOS SUPUESTOS DERECHOS

La concepción original de Derechos Humanos es manipulada, es reinterpretada, de una manera habilidosa y malintencionada, buscando redefinirla según el capricho de los gobiernos, de ciertas ONGs o de grupos feministas. Se ignora su fundamento ético. Supuestos derechos como el de toda mujer a decidir sobre su propia vida y su cuerpo, y el libre desarrollo de la personalidad, sirven para legitimar cualquier comportamiento humano, y ello, supuestamente, a nombre de un Estado laico, de la libertad, de la democracia, de la no discriminación, del progreso, y hasta de la paz.

LO RELATIVO Y NEGOCIABLE

La Carta de los Derechos Humanos universales es convertida en trinchera y desde ella se defiende la moda, los caprichos humanos y los intereses de las mismas Naciones Unidas o de Gobiernos. No saben, o fingen no saberlo, que cuando se niega la existencia de un derecho natural inalienable que es garantía de la igualdad fundamental de los seres humanos, todo lo demás se vuelve relativo y negociable.

EL CONCEPTO DE LA DIGNIDAD Y DEL VALOR

El concepto de la dignidad y del valor de la persona humana, creada a imagen de Dios, es rechazado sin atenuantes. El pensamiento cristianoy en particular la moral, es concebido como una amenaza a los Derechos humanos.

LOS MANDAMIENTOS DE LA LEY DE DIOS

Los Mandamientos de la Ley de Dios, hay que cambiarlos porque la sociedad ha cambiado, porque oprimen a la persona y coartan la libertad humana. La verdad no existe, no se busca ni se encuentra, se fabrica. El matrimonio y la maternidad son una esclavitud y hay que liberarse de ellas. Los que predicamos el Evangelio, somos calificados de “fundamentalistas”, “retrógrados”, y hasta de “homófobos. Es una estrategia trazada para crear confusión, ignorar la recta razón y proclamar la muerte del sentido común.

LAS NUEVAS DICTADURAS

Nuevas dictaduras: el relativismo, el totalitarismo y la ideología de género. Una nueva hegemonía: la de los Derechos Humanos. Una cultura jurídica que ignora la ley natural, la Ley de Dios y hasta el sentido común. Es la carrera hacia el Nuevo Orden Mundial. Es violencia en el campo del pensamiento, de los principios, de los valores, del sano juicio, de la biología, de la ética más elemental. Es el adoctrinamiento totalitario.

Estamos preparados en el mundo de hoy para DEVOLVER A DIOS LO QUE ES DE DIOS? Una inquietud que todos debemos responder con una gran honradez intelectual y una decidida voluntad de pasar a la acción.

P. Carlos