21 de septiembre de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Mendoza y su su trabajo ferroviario en el corredor férreo La Dorada-Chiriguaná

13 de septiembre de 2020
13 de septiembre de 2020

Cuatro décadas de su vida ha dedicado Jorge Mendoza al frente de una locomotora, a recorrer como maquinista el país kilométro a kilómetro, en algunas ocasiones llevando pasajeros y en otras movilizando carga.

Su larga trayectoria inició en Ferrocarriles Nacionales de Colombia, una empresa que fue su escuela, de hecho, muchos de sus conocimientos los adquirió en las capacitaciones que realizó en esa época, entre ellas, los cursos como operador de locomoción, que lo llevaron a recorrer años más tarde gran parte del país por las vías férreas del Pacífico, Antioquia y Cundinamarca.

Llegué a Ferrocarriles Nacionales de Colombia en febrero de 1980  y desde el primer momento supe que esa sería mi pasión, allí aprendí y crecí laboralmente. En esa época era muy llamativo ser maquinista, participé junto a 48 aspirantes más provenientes  de todo el país y solo los mejores fuimos escogidos para continuar el proceso de capacitación que duraba seis meses, cuatro de teoría y dos de práctica”, señala Jorge con nostalgia, al recordar lo que representó esta empresa para él y para la historia del país.

Justamente esta experiencia fue la que le permitió iniciar nuevas etapas laborales, y seguir conociendo el país vinculado a empresas como Ferrovías, Ferrocarriles del Pacífico y  Ferrocarriles de Antofagasta, en Chile: “han pasado los años y con ellos ha llegado la experiencia, lo más importante es que la gente confía en mi trabajo”, expresa Jorge

Su trabajo ferroviario en  La Dorada-Chiriguaná

Hace cuatro años trabaja en el corredor férreo La Dorada-Chiriguaná y no se cambia por nadie, sabe de la importancia de su trabajo al transportar, por más de 522 km, toneladas de productos que mueven la economía del país, “es muy emocionante y al mismo tiempo es una tarea de gran responsabilidad movilizar tantos contenedores, es algo muy bonito llevar carga comercial”, sostiene Jorge.

Y lo dice porque, entre enero y agosto de 2020, se transportaron por este corredor férreo 24.716 toneladas en productos de exportación como café, aguacate hass y alimentos a base de lácteos; y en productos de importación, como el acero, materia prima para elaboración de papel, cerámica e insumos para la industria química.

Una labor sin duda gratificante para Jorge y sus dos compañeros de trayecto, “para mi es invaluable ver a la gente tomando fotos del tren, grabandolo con sus celulares en medio de los recorridos, es una alegria muy grande, los trenes son mi pasión”, explica.

Esposo y padre de cinco hijos, a sus 59 años, esta próximo a cerrar su ciclo laboral y desde ya su sueño es compartir todos sus conocimientos con las próximas generaciones de maquinistas, “quiero dejar un legado y siento que mis 40 años de experiencia ferroviaria le pueden aportar mucho a los jovenes que como yo algún día soñaron con estar al frente de los trenes, llevando progreso y desarrollo”, concluye.

El bienestar de los operarios

En la Agencia Nacional de Infraestructura, como parte integral de los compromisos en materia de operación, mantenimiento y conservación, se ha trabajado arduamente por dignificar las condiciones de trabajo y descanso del personal que hace parte de las tripulaciones para el movimiento de las locomotoras.

Por tal razón, se priorizaron los trabajos de restauración y recuperación de estos inmuebles y hoy se cuenta con espacios dispuestos en las estaciones férreas de Puerto Berrio, Barrancabermeja y Gamarra, lugares que garantizan condiciones de comodidad, salubridad y respeto por la labor que desempeñan.

Con información de ANI