7 de agosto de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Informe advierte sobre casos de acoso sexual y laboral en la Corte Constitucional

2 de agosto de 2020
2 de agosto de 2020

Bogotá, 02 de agosto_ RAM_ Un estudio sobre equidad de género, elaborado por dos investigadoras de USAID, Claudia Gómez y Mariana Tafur, detectó que en la Corte Constitucional se registran conductas que constituyen acoso sexual y laboral.

Además de conductas como los llamados ‘favores sexuales’, solicitados a mujeres a cambio de una oferta de mejores condiciones de trabajo, expresiones sexistas toleradas e incluso celebradas por los jefes y tocamientos y caricias inapropiadas, que ponen incómodas a quienes las reciben, el informe advierte sobre dos situaciones especialmente graves.

Una de ellas, es lo que ocurre en las celebraciones de fin de año, momento en el que, según el informe, se presentan buena parte de estos casos, y el trato que se da a las judicantes, mujeres que cumplen sus prácticas en el tribunal. Los entrevistados incluso refirieron que se usaba la expresión “judicantear” para describir una relación romántica o sexual con las judicantes.

Para la elaboración del informe, denominado «Las capas del techo de cristal: equidad de género en la Corte Constitucional», se hicieron encuestas a los 244 funcionarios de la corporación, así como a 20 personas que cumplen funciones de servicios generales. Del total de funcionarios, 210 personas contestaron la encuesta y 204 lo hicieron respecto de la totalidad de las preguntas.

En el caso de los llamados ‘favores sexuales’, dice el informe: «Cinco funcionarias de la Corte dicen haberse sentido presionadas para aceptar citas o encuentros por fuera de las relaciones laborales. Además, dicen que dichas presiones han venido en su mayoría de hombres que tienen un cargo más alto, seguido por compañeros de trabajo. Cabe anotar que ningún hombre reportó este tipo de presión. Así mismo, los hombres no reportaron que les hayan dicho que pueden tener mejores condiciones de trabajo si acceden a hacer algo de carácter sexual, mientras que esto sí le sucedió a una mujer de uno de los despachos».

Doce personas aseguraron haber recibido propuestas directas para tener relaciones sexuales en el marco de las relaciones laborales. Tres casos correspondían a hombres y nueve a mujeres. Las propuestas venían en primer lugar de sus compañeros, pero en algunos casos de jefes hombres. «Una mujer del área de Presidencia (de la Corte) reportó que un compañero intentó tener relaciones sexuales con ella, a pesar de que ella le dijo que no quería», agrega el informe.

En el caso de los comentarios sexistas o peyorativos, según el informe, 32 personas reportaron haber escuchado ese tipo de comentarios en el día a día de las actividades de la Corte, y por lo general por parte de compañeros y jefes hombres.

Una persona que trabaja en la Corte, citada por el informe, aseguró: “están socialmente aceptados los chistes con connotaciones sexuales y son celebrados por los jefes. A las secretarias sí se les puede decir mi amor, mi vida, mi reina. He visto mucha violencia verbal, mayoritariamente dirigida a mujeres.”

Además de estas conductas, diez personas afirmaron haber sido víctimas de tocamientos, caricias o roces que las hicieron sentir incómodas. Dos hombres reportaron este tipo de acoso por parte de una compañera y los ocho casos restantes son de mujeres. En la mayoría de los casos los tocamientos venían de sus pares y en un 25% de sus superiores hombres.

Agrega el informe que al descubrirse los actos de acoso, no perjudican a los agresores, pues el caso se invisibiliza, sino a la agredida, que es sancionada socialmente. En algunos casos, incluso, fueron despedidas.

Hasta el momento, el presidente de la Corte Constitucional, Alberto Rojas Ríos no se ha pronunciado sobre el tema. En mayo, cuando el informe fue conocido por los magistrados de la corporación, algunos de ellos sugirieron hacerlo público para que la situación que denuncia no quedara invisibilizada.