7 de agosto de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Enfermedades respiratorias, en tiempos de COVID  

1 de agosto de 2020
1 de agosto de 2020

 En las últimas semanas, regiones centrales del país han experimentado un descenso en la temperatura climática, con medidas que han marcado hasta los 7° grados centígrados y en otras el aumento de lluvias se ha hecho notorio. Esta situación, particular por esta época, viene acompañada de enfermedades respiratorias, que por la contingencia actual, pueden generar alarma por los síntomas.   

Epidemiológicamente hablando, en Colombia los meses entre marzo y abril y agosto y septiembre, presentan un incremento en el número de enfermedades respiratorias, por las condiciones meteorológicas, con lo cual habitualmente muchas personas, sufren de tos, malestar general, congestión nasal, escalofrío y algún síntoma adicional; que son indicio de una infección.

Aunque no es fácil identificar, que condición puede estar relacionada con COVID 19, pues los síntomas son muy parecidos; un seguimiento adecuado en la agudización de estos como, fatiga crónica y dificultad respiratoria, pueden ser la diferencia entre una gripe normal y el Coronavirus.

Ante la duda, la mejor opción es consultar. Recuerde que en NUEVA EPS usted cuenta con líneas exclusivas para la información de COVID 19, y para la atención por sospecha del virus. En el numeral #961 de los operadores Claro, Movistar y Tigo y en la línea gratuita nacional: 018000 930100, puede despejar sus dudas.

En lo que sí coinciden ambos virus, es en la protección y el autocuidado, como medidas claves para prevenirlos. Del cuidado que se tenga se pueden evitar complicaciones que requieran una atención mayor, de allí que NUEVA EPS insista en las recomendaciones que permitan prevenir signos de alarma que puedan requerir mayor asistencia.   

¿Cómo mantenerse sano?

  • Practique y mantenga hábitos higiénicos como el baño diario con agua y jabón; el lavado frecuente de manos cada dos horas como mínimo, y sin importar, antes de comer y después de estar en espacios públicos.  
  • Si bien el uso de antibacterial no suple esta medida, úselo siempre que esté en espacios externos. Evite estar en contacto con superficies y si lo hace, aplíquelo inmediatamente.  
  • Siempre use tapabocas y hágalo de manera adecuada, ni en el cuello, ni en la cabeza. Cubra siempre nariz y boca, si es desechable cámbielo diariamente, y si es de uso prolongado, no olvide lavarlo constantemente con agua y jabón.  
  • El distanciamiento social es clave, respete siempre los dos metros de distancia y los espacios cerrados con aglomeraciones, es por su protección.  
  • Limpiar y desinfectar los objetos y las superficies que se tocan frecuentemente también es una medida para evitar el contagio.  Mantenga los espacios limpios y ventilados. 
  • Procure el consumo frecuente de frutas y verduras y evite el alcohol y el tabaco.  
  • Si tiene síntomas de resfriado, quédese en casa y use tapabocas. Evite el contacto con sus familiares y procure el uso de objetos como utensilios de cocina, lencería de cama y dispositivos electrónicos, de manera personal.  

    Signos de alarma que ameriten consultar al servicio médico
    Generalmente se asocian con COVID 19, síntomas como malestar general, dolor muscular, fatiga, fiebre, congestión nasal, dolor de garganta, diarrea, y en algunos casos la perdida de gusto u olfato y la dificultad respiratoria pueden ser señales confirmatorias.  

    Si usted ha presentado este tipo de síntomas, procure aislarse en casa y usar tapabocas, independiente de que su prueba haya sido confirmada positiva, y busque asesoría médica para el seguimiento de su sintomatología.  

    Si adicional usted es mayor de 60 años y presenta una condición de base como hipertensión, diabetes, obesidad o cáncer, no dude en consultar al servicio médico para el seguimiento adecuado. 

    Sin importar la edad, la fiebre por encima de 38° grados que persista por más de tres días y la dificultad respiratoria aguda, son signos suficientes para consultar por urgencias y buscar un manejo médico que evita cualquier riesgo mayor que implique incluso, perder la vida.