19 de septiembre de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Desmotivación de los estudiantes en pandemia

Profesor comprometido con la transformación del país a través de la educación. Formado en Lic. En Biología y Química, Mg. En Enseñanza de las Ciencias, Doctorando en Didáctica y constante investigador vinculado a la educación universitaria. Twitter: @DavidAlTama.
7 de agosto de 2020
Por Omar David Álvarez Tamayo
Por Omar David Álvarez Tamayo
Profesor comprometido con la transformación del país a través de la educación. Formado en Lic. En Biología y Química, Mg. En Enseñanza de las Ciencias, Doctorando en Didáctica y constante investigador vinculado a la educación universitaria. Twitter: @DavidAlTama.
7 de agosto de 2020

La situación que estamos viviendo en la actualidad a causa de la pandemia ha llevado a que todos los sistemas incluido el educativo se reinvente, ante instituciones educativas vacías, estudiantes y maestros en sus hogares resguardándose de ser contagiados por el Covid-19. Desde que empezó esta nueva etapa del mundo de lucha contra el virus que ha cobrado muchas vidas, los maestros están empeñados desde sus hogares en vencer el analfabetismo.

Ya son varios meses de estar fuera de las aulas y el trabajo desde casa está golpeando la motivación de estudiantes, a pesar de los esfuerzos y capacitaciones de maestros para innovar en el aula. Los estudiantes se les están escondiendo a sus profesores, no les contestan los mensajes de correo electrónico, los mensajes por WhatsApp, ni las llamadas telefónicas.

Ahora los maestros buscan apoyo en los acudientes, aunque muchos de estos no se los brinden, está reinando la indiferencia, la despreocupación y la falta de interés por terminar un año avante. Muchos estudiantes afirman que ya no quieren estudiar, y no les importa reprobar. Los esfuerzos de los maestros parecen en vano, aunque no desfallecen.

En educación primaria es grande la preocupación, muchos estudiantes y acudientes están desinteresados en terminar el año; en secundaria los casos se aproximan más a una desmotivación ante el distanciamiento con los compañeros de aula, no es lo mismo la interacción en un aula que estar relacionándose por una pantalla; y todos tienen como pretexto la “falta de conectividad y/o de equipo”, aunque en muchos de los casos las instituciones educativas han comprobado que es mentira, los mismos maestros han colaborado con sus propios recursos a la conectividad de muchos de sus estudiantes.

Los profesores llaman a los estudiantes motivándolos a entregar las actividades para que no se queden sin alguna de las notas, con resultados muy limitados. De un promedio de 6 a 9 calificaciones por periodo los alumnos solo están cumpliendo con una o dos.

¿Cómo atacar la deserción escolar en tiempos de pandemia? ¿Qué deben hacer los maestros para despertar de nuevo el interés en los estudiantes, si queremos un sistema educativo fuerte, con un horizonte claro?