11 de julio de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Las `movidas` del Centro Democrático en Risaralda

30 de junio de 2020
30 de junio de 2020
Duque y Uribe

Se prenden las alarmas en el CD

Una cosa es Uribe en escena

-Los nombres en el toldillo político

-El tendido político

-El poder de Durgues


Por ÁLVARO RODRÍGUEZ HERNANDEZ
 

Durgues

La política del Centro Democrático en Risaralda, siempre pasa por Bogotá. Ese es el meridiano político.

Aquí el poder de decisión es limitado. Muy limitado. Las listas las cuadran en la capital del país. Eso pasó. Y, seguirá pasando en este partido aturdido por el éxito. Es el CD del gobierno nacional, y subido al tren de muchos poderes en las regiones. Ejemplo: Pereira y Risaralda.

AL GRANO

Hoy los intereses, con antelación, se mueven. Hay riesgo que habrá –como ayer – más nombres que candidatos reales para llegar a las estructuras de poder y pelearle de frente el bastón de mando que ostentan  Corrales – Vallejo.

Alejandro Corrales, Eduardo Cardona y Gabriel Jaime Vallejo

El senador Alejandro y el Representante, Gabriel Jaime. Subidos en el púlpito del poder.  Ellos, buscarán tender puentes usados para reelegirse. No la tienen fácil. Hay molestias y  fisuras que se mantienen en el tiempo y en la política como venas abiertas.

LO QUE SE VIENE: URIBE EN ESCENA

Una cosa es el CD con Uribe en escena. Otra cosa es ese partido – al que ya le puso término el ex tibio Sergio Fajardo – en señalar que “tiene sus días contados”.

¿Vuelve Uribe a aspirar al Senado? La pregunta de los 2 millones de votos. Sino va, el poder de elección se reduce  de manera dramática.

Se quedará corto en un motor que ventile votos.

Ello incrementa el potencial electoral que cada quien debe sumarse por encima de los 60 mil votos si no quieren naufragar en el intento.

Senadores de regiones pequeñas quedan en posición dramática.

LOS NOMBRES 

Teoría: si  el senador Char, Alex,  como le dicen los cercanos,  es el presidente del Senado. Habrá reforma política  que tendrá lista cerrada.

Si es así: gana Vallejo. Cabeza de playa para la Cámara y 3 nombres más. Pero, la incertidumbre es: ¿lo acompañarán? Malestar latente.

El rebrote del virus contagioso de cobrar, no se esparce. Sigue latente al interior de las células de ese partido de gobierno. Se busca que el “borde” o crezca y no haya más focos de contagio a términos de hoy. Que la pandemia de la rabia se multiplique.

Le señalan de ser impertinente y de tratar mal al diputado y a los concejales.  Eso motivan en la ampliación de lo que acontece.

CORRALES: ¡MÁS SOLO!

Alejandro Corrales

No es para menos. La jugada a tres bandas ha afectado esa bancada que ha cumplido en su gestión. Así Corrales, no aparezca y crean que èl es el importante abandonando a la gente.

Lo acusan de “falta de tacto y de respeto”. Como soporte para que la incomodidad surja de manera espontánea.

Con la actitud de éstos, distancian, comentan en el recorrido ello entre varios dirigentes de ese partido en Risaralda.

Ninguno de los dos ha dicho si quieren repetirse en el cargo. Pero credenciales no se entregan todos los días. Ambos, son ajenos a la baratija politiquera. La ven a distancia.

¿Quién de los dos tiene más apoyos recogidos en Risaralda?

Alcanza déficit. Muchos creen que Vallejo ha hecho una labor más propositiva desde su trabajo legislativo. Se ha expuesto más y comunica lo que realiza.

EL TENDIDO OFICIAL

Rafael Nieto

La campaña pasa también por los apoyos iniciales brindados por Corrales –Vallejo a Rafael Nieto en la apertura de las presidenciales pasadas. Eso generó discordia dentro de la institucionalidad que en su momento estaba en marcha. Hoy ese es otro tomo escrito.

Eso generó una roncha pero ambos votan en el Congreso y tienen clara la égida del Presidente Duque en los heraldos del CD.

POR FUERA

A ello hay que agregar que una buena salida política  de Corrales- Vallejo, está en Italia. Otros como los Duport, están en otros frentes.

El binomio del ex senador  Juan Guillermo Ángel Mejía  y del ex alcalde y empresario, Álvaro Ramírez González, parecen estar lejos de ellos. Se distancian mucho de la forma como han conducido al partido en Risaralda.

Juan Guillermo Ángel

Hay otras personas valiosas como Fabiola Obando, Veedora del partido: la ex coordinadora, Consuelo Londoño y el ex aspirante a la Asamblea, Alejandro Bustamante, que siendo amigos de los dos congresistas,  tienen en modo espera lo que pueda acontecer de aquí en adelante.

Cuentan con 4 concejales que suman a sus carpas electorales: dos en Belén y de a uno  en Apía y Santuario, como plante político. Su aspirante a la Asamblea, lo “arrastró” la corriente electoral de las urnas. Le fue esquiva en votos.

LA `COLA` DEL CD

En este orden, aparecen los primeros nombres para apuntalar UNA Cámara, la que como es lógico, en primera fila, está el abogado, Gabriel Jaime Vallejo.

El juego político en el CD, está así:

-Fernando Restrepo: El ex candidato a la alcaldía de Pereira lo piensa. Sería su segunda incursión. Tendría el respaldo  del hoy concejal, Edwin Quintero.

-César Gómez: Ex concejal de Pereira. Ex candidato a la alcaldía y hoy   laborando en la UTL de la senadora, María del Rosario Guerra. Como quien dice, contrario a Corrales – Vallejo.

Corrales, contaba con un abrumador respaldo en el sector cafetero del Risaralda. Corporativo. Consideran que a ese trabajo hay que agrgar gestión en otros frentes socio – económicos.

EL PODER DE DURGUES

En este equipo, surgen otros nombres: Fernán Fortich, Durgues Espinoza, actual diputado que podría dar el salto y está ganoso. Es el de los votos.

Él, por el momento y así lo entendió el gobernador del Risaralda, Tamayo, es el que vota en la Asamblea. Coordina el plan en marcha. Juega con sus propios espacios y así lo entendieron desde la administración.

LO DEJARON SOLO

Afuera, hay quienes creen pero no lo confirman, ni el propio implicado, que en el partido, podría volver a estar el ex candidato a la gobernación, Eduardo Cardona Mora, a quienes señalan de haberlo “dejado muy solo en esa aspiración”. Incluso, de volteo de votos en su contra. Él se siente maltratado. No oculta el enfado concluyente de la contienda pasada. Hoy se podría decir que mira con mejor buenos ojos  a la senadora María Del Rosario. Incluso, que está con ella ya.

EL DIRECTAZO DE LA SENADORA

María del Rosario Guerra

En este frente político descrito, irrumpe la senadora, María Del Rosario Guerra, que no duerme y prepara cuadros. El diagnóstico hoy le favorece de manera enorme.

Fuera del apoyo para los anteriores desde su caparazón, suman los concejales de Santa Rosa, Cristian Hurtado;  Felipe García, Dosquebradas;  Nelson Pulido, La Virginia ; Alberto Henao, Marsella y Andrea Osorno y  Gerardo Rincón del municipio de La Celia. Jhon Soto en Guática  y el único alcalde con que cuentan en Risaralda: el de La Celia.