11 de julio de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El Olfato. ¿Qué país dejará Iván Duque?

29 de junio de 2020

Todo parece indicar que la pelea por el deshonroso Primer Lugar entre los Peores presidentes de Colombia se lo disputarán entre Andrés Pastrana Arango e Iván Duque.

Cada vez se conocen más actos de corrupción en todo el país donde la campea la impunidad ante el silencio cómplice de la Procuraduría, la Contraloría y la Auditoria General de la Nación.

El país quedará endeudado ante el Banco Mundial. En este año ha recibido dos empréstitos con los más altos intereses y con el desangre de la economía. Ya el Ministro de Haciendo prometió que hará una nueva Reforma Tributaria, dentro de los cuales contendrá más reducción a las mesadas de los pensionados.

El cuento de la hipoteca inversa dejará en la ruina a miles de familias de todo el país y aún los colombianos se preguntan por qué no aparecen las UCI para contrarrestar la pandemia.

BOGOTÁ COMIENZA CON LA DEFENSA CIUDADANA

Las redes sociales presentan cada vez más actuaciones de civiles bogotanos que ya no aguantan los asaltos a residencias, atracos en las calles y a supermercados y están tomando la justicia por las manos, ante la pasividad de la Policía, de la Policía y de la Alcaldía.

Uno de los videos muestra cómo en la calle 71 con carrera séptima, en plena zona norte de Bogotá, los habitantes ante la ola de atracos determinaron lanzarse contra los cacos, quitarles las pistolas, cuchillos, darles una golpiza y quemarles las motos. Otro se ve cómo en Kennedy rodean a una pareja de bandidos y los dejan de su ropa luego de una tunda de pata y golpes con cascos de moto.

Lo contradictorio es que en varios de los asaltos en la ciudad, han estado involucrados agentes de la Policía.

LOS TIERREROS DETRÁS DE LOS LOTES DE CARRANZA

La internacional mafia denominada como “Los Tierreros” están detrás de la invasión de los lotes del célebre personaje esmeraldero Víctor Carranza en la ciudadela Sucre de Soacha, donde falleció hace unos días un joven que participaba en los actos.

Decenas de personas se tomaron a la fuerza los terrenos en mención. Los habitantes del sector aseguran que los invasores son guiados por la temible banda denominada como Los Tierreros y a la cual la justicia colombiana, extrañamente, no les ha podido hacer un solo juicio para condenarlos y acabar de una vez por todas con ese mal.

Los invasores, además, tienen amenazados al alcalde y a los concejales de Soacha. Muchos de los que están allá ya tienen casas o apartamentos en la calle 19, por el beneficio que les diera Gustavo Petro.

POR LA CARRERA DE LA PROCURADURÍA

Fernando Carrillo, que pasará sin pena ni gloria en la Procuraduría General de la Nación, entregará su cargo este año. En octubre votarán por su sucesor.

Gregorio Eljach Pacheco, actual Secretario General del Senado, puso su nombre a consideración para suceder a Carrillo. Ya adelanta el lobby respectivo con las diferentes bandadas para obtener el codiciado puesto que maneja unos 7 mil cargos en todo el país y maneja las investigaciones de corrupción, entre otros.

La Procuraduría, como ente de control, no tiene quien la vigile y por allí han pasado personajes como el actual embajador de Colombia ante la OEA, Alejandro Ordóñez.

DENUNCIA DE SEMANA

En el Valle del Cauca los recursos se pierden de manera extraña ante la mirada de los entes de control.

“El Instituto del Deporte, la Educación Física y Recreación del Valle del Cauca (Indervalle) suscribió un convenio a 30 días por 70 millones de pesos con el fin de organizar un torneo de videojuegos “para la contención de la pandemia covid-19” en esa región del país”, dice la revista.

“En la plataforma del Secop aparece que se trata de una competencia de e-sports en juegos como League ofLegends, Clash Royale, Free Fire, Fortnite y Super Smash Bros, para computadores y dispositivos móviles. Indervalle suscribió el contrato con el Fondo Mixto para la Promoción del Deporte y la Gestión Social, de Cali”, agrega.

Y como dice el jefe de la máxima contratación en el Valle del Cauca, “háganle que acá no pasa nada”. Mucho descaro.