6 de agosto de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Un plan de desarrollo para superar el Covid-19

Estudiante Doctoral. Magíster en desarrollo y planificación. Politólogo. Profesor universitario y consultor en políticas públicas. Interesado en educar para la política. Concejal de Manizales.
5 de mayo de 2020
Por Julián Andrés García Cortés
Por Julián Andrés García Cortés
Estudiante Doctoral. Magíster en desarrollo y planificación. Politólogo. Profesor universitario y consultor en políticas públicas. Interesado en educar para la política. Concejal de Manizales.
5 de mayo de 2020

Seguro que la mayoría de las personas que participan en la política electoral quieren ayudar a mejorar su territorio, algunos quieren continuar con un legado, otros hacer borrón y cuenta nueva, pero todos quieren dejar su impronta personal a través del plan de desarrollo y que los recuerden por cosas únicas que allí plantean. El plan de desarrollo es una política de gobierno, es el documento más importante de toda administración, es la guía y ruta que demarca el periodo de un gobierno, además es la pauta para los que llegan.

Los planes de desarrollo de los entes territoriales, departamentos y municipios, que se deben debatir durante este mes en las asambleas y concejos respectivamente, deben ser planes que sean capaces de sobrellevar las consecuencias económicas, sociales y culturales producto del Coranavirus y dejar las bases para construir proyectos territoriales que permitan un progreso a corto y mediano plazo, y no que busquen dejar “huella” de un mandatario en particular.

Según la ley Orgánica del Plan de Desarrollo (152 de 1994), determina que “los planes de desarrollo propenderán por la distribución equitativa de las oportunidades y beneficios como factores básicos de desarrollo de las regiones”, además “establecerá los elementos básicos que comprendan la planificación como una actividad continua, teniendo en cuenta la formulación, aprobación, ejecución, seguimiento y evaluación”, estas son solo dos de las características que deben tener los planes de desarrollo y en las cuales me quiero basar para analizar el caso de Manizales.

El viernes pasado 1 de mayo de 2020, se dio inicio a las sesiones extraordinarias citadas por el Alcalde, que tienen como objetivo la socialización y estudio en primer y segundo debate del plan de desarrollo, Manizales + Grande. Entre tanto, durante esta semana se realizará la socialización general del plan y de sus líneas estratégicas, lo que pretendo con esta columna es dar unas primeras impresiones después de haber leído el documento del plan y sus anexos, además de haberlo discutido con mi equipo de trabajo.

En primera instancia, el plan tiene un contexto y una realidad en cifras que permiten evidenciar las necesidades del municipio y que nos hace “bajar de la nube” que estamos en el mejor vividero de Colombia. Por otra parte, y siguiendo con lo planteado más arriba por la ley 152, creo que este no es un documento planeado para lograr superar las consecuencias de la pandemia. Aunque menciona la crisis que se vive y una posible ruta de actuación, no se responde el Cómo lo van a hacer, que es lo más importante; esta situación ocurre en gran parte del texto, sobre todo cuando se revisan los 26 programas que tiene el plan. Además, percibo que será un plan muy difícil de evaluar porque no plantea indicadores y metas claras que se puedan contrastar, medir y revisar a corto o mediano plazo, con el fin de saber sí se cumplió o no.

También se puede considerar que es un plan con muchas generalidades y pocos detalles, no se notan ideas transversales que marquen un enfoque y marco lógico, tampoco se define una vocación económica para el territorio lo que podría marcar la diferencia para superar las consecuencias del COVID-19 lo cual creo es de suma importancia.

Por último, en la sesión del día de ayer expusimos algunas ideas que creemos deben ir en el plan, ya que ayudarían a darle mayor sentido. Lo primero que creemos es que debemos apostar por un desarrollo endógeno autosostenible, donde fortalezcamos lo que ya existe y le demos un sentido de importancia a lo que nos define como territorio, como por ejemplo todo lo referido al Campus Universitario, a la ciudad del aprendizaje, al ecosistema del conocimiento que tenemos, pero también a lo que tiene que ver con el Paisaje Cultural Cafetero y al desarrollo Cultural y Turístico que podría ser una gran salida económica y de empleo en el futuro cercano.

En ese mismo sentido, proponemos darle una mayor fuerza al Estado en lo municipal, para que tengamos las capacidades desde lo público de responder por temas de salud, educación y empleo, esto sin perder de vista las alianzas que se deben hacer con las organizaciones privadas.

***

Cada semana como ya es costumbre, escribiré contando lo que ha pasado en el Concejo y en esta etapa, lo que está pasando con la discusión del Plan de Desarrollo. Por ahora dejo el link que tienen la alcaldía de Manizales, para que bajen el documento y sus anexos, también para que estén enterados de lo que está pasando. https://manizales.gov.co/plan-de-desarrollo-m-2020-2023/

 

@julianelpolit

[email protected]