25 de mayo de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Presidentes suramericanos dicen que COVID-19 se debe combatir regionalmente

22 de mayo de 2020
22 de mayo de 2020

Bogotá, 22 may (EFE).- Los presidentes de Colombia, Uruguay, Perú y Chile, cuyos países suman 4.409 muertos y 185.418 contagiados de COVID-19, así como el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, coincidieron este jueves en que la lucha contra la pandemia debe ser coordinada regionalmente.

«Lo que pasa hoy con el coronavirus nos muestra que esto es un reto mundial y requiere el trabajo de todos en esta sociedad. Aquí no hay espacio para protagonismos individuales. Todos trabajamos para parar esta pandemia», dijo el mandatario colombiano, Iván Duque, durante su programa diario televisado «Prevención y Acción», al que invitó a sus homólogos y a Almagro.

Antes de dar paso a sus invitados, que presentaron un balance de los casos que tienen en sus respectivos países y las acciones que han emprendido para controlar el avance del virus, el anfitrión les agradeció el «compartir su experiencia con los colombianos» para poder «mostrar ese lado humano de los retos que ustedes están enfrentando y de cómo la coordinación ayuda a que todos avancemos».

Colombia registró este jueves 643 casos nuevos de COVID-19, con lo que el total de contagiados en el país alcanzó los 18.330, al tiempo que los fallecidos aumentaron hoy a 652 con un récord de 22 decesos en la jornada.

LECCIONES APRENDIDAS

Desde Lima, el presidente Martín Vizcarra señaló que «en época de bonanza debemos prestar atención a sectores realmente importantes, como la salud y educación, porque siempre la vida nos va a poner retos como los que estamos viviendo».

A juicio del mandatario peruano, la principal lección que se ha emprendido en América Latina es la importancia de «construir un sistema de salud fuerte para poder proteger a todos los ciudadanos».

Pasada la crisis, agregó, «es urgente reorientar la priorización de los sistemas de salud y educación para estar mejor preparados».

La pandemia del COVID-19 mantiene su alta tasa de contagio en Perú, el segundo país más afectado por la enfermedad en Latinoamérica después de Brasil, al llegar este jueves a los 108.769 casos detectados y los 3.148 fallecidos.

NINGÚN PAÍS ESTABA PREPARADO

A su turno, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, señaló que a pesar de que todos los países han tomado medidas para combatir la pandemia ninguno estaba preparado para enfrentar algo así, ni siquiera «los más desarrollados».

«Nuestro sistema de salud (…) ha estado muy demandado. Lo hemos fortalecido enormemente desde que se inició esta pandemia, la capacidad de tener atención en camas críticas y respiradores mecánicos ha aumentado en estas semanas, pero igual está muy exigido. Por tanto es una permanente lucha para seguir fortaleciendo el sistema», dijo el mandatario chileno.

Este jueves, las autoridades dieron a conocer que los contagios con coronavirus en Chile alcanzan los 57.581 y los muertos llegaron ya a 589.

BUENAS PRÁCTICAS PARA COMBATIR LA PANDEMIA

Almagro calificó como «interesante» el ejercicio de Duque de invitar a varios presidentes porque es necesario que en la región se sigan acumulando «buenas prácticas y seguir trabajando para fortalecer las dinámicas de salud hemisférica».

Para Almagro, los mensajes de cada mandatario son «claves» porque además del conocimiento científico y la aplicación técnica médica sobre el terreno que va evolucionando «nos acerca a las mejores prácticas a nivel comunitario y eso es algo muy importante en este contexto».

Además de las experiencias de estos países, el secretario general de la OEA señaló que la tecnología es fundamental «para aislar los focos de donde pueden provenir los contagios para generar más rapidez en la comunicación para llevar adelante las propuestas y las medidas que se proponen montar desde la administración».

Por su parte, el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, valoró que su país «se confinó voluntariamente» durante las primeras cuatro semanas, algo clave para aplanar la curva de la pandemia, y resaltó el apoyo de la academia y el mundo científico para combatir el coronavirus.

«El éxito en el combate a la pandemia esta intímamente vinculado a las conductas uruguayas y yo me siento muy orgulloso de mi pueblo, que lo ha entendido y ha actuado en consecuencia», manifestó.

Uruguay, con 3,4 millones de habitantes, es el único país de América Latina que le ha ganado al virus con solo 738 casos detectados, 20 fallecidos y 579 recuperados, según las cifras oficiales entregadas el pasado 19 de mayo.

Lo anterior le permite hoy alistarse para la reapertura total de sus actividades. EFE