26 de mayo de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Inspiración y conexión, las claves para retener el talento en las empresas durante la cuarentena  

9 de abril de 2020
9 de abril de 2020

  • La prioridad en la gestión humana no es la presión, sino la inspiración. Por lo que es necesario promover ambientes de trabajo saludable, seguros, con “productividad sostenible”, aún en dinámicas de trabajo distintas a las tradicionales. 
  • En circunstancias como la cuarentena, es necesario generar nuevas formas de conectarnos con ellos y apoyarlos ante las dificultades que puedan encontrar en estos nuevos contextos laborales y personales.

Bogotá, abril de 2020. En la actualidad, donde las nuevas generaciones cambian fácilmente de proyectos de vida y las organizaciones parecen no alcanzar el ritmo de las nuevas fuerzas laborales, invertir en salud ocupacional va más allá de otorgar cinco minutos diarios de pausas activas. Se trata de incluir dentro del ADN de las empresas el cuidado real de la fuerza laboral y de contar con programas bien estructurados de seguridad, medicina ocupacional, bienestar y liderazgo que alcancen a los colaboradores, incluso por fuera de la oficina. Más que ‘workaholics’, o personas adictas al trabajo, lo que se debe buscar es cuidar del talento e incentivarlo; ese es el camino para ser más competitivos.

Además de estas necesidades, Colombia y muchas de sus industrias están pasando una etapa retadora debido al COVID-19, situación a la que deben, por un lado, adaptarse rápidamente para seguir respondiendo a las demandas de sus clientes; por el otro, asumir una posición de protección hacia sus colaboradores, quienes deben ajustarse a nuevas dinámicas laborales y familiares.   “Aunque es importante que los negocios de las empresas sigan fluyendo tanto como sea posible, desde Recursos Humanos tenemos la tarea de preocuparnos por el bienestar mental y el impacto psicológico que una cuarentena y la actual situación puede tener en nuestro equipo de trabajo” explica Luis Gabriel Pinto, Gerente de RRHH de BASF.

Para el experto, esta nueva coyuntura que el mundo vive representa un reto para las compañías. Alternativas como flex office, horarios flexibles, entre otros, deben transformarse en beneficios que las personas puedan disfrutar en casa y les ayude a sobrellevar esta situación. Un ejemplo que lo evidencia son los programas en línea en los que los empleados encuentran contenidos relacionados con el bienestar físico, emocional y social; o capacitaciones virtuales para el desarrollo de líderes y colaboradores. “Programas de bienestar, que en BASF llamamos ‘Estar Bien’, están diseñados para que cada persona acceda a diferentes temáticas diarias desde su casa. De este modo seguimos dándoles la libertad a nuestro talento humano de escoger beneficios de acuerdo a sus intereses”, resalta el vocero.

Pinto destaca, además, la importancia de velar por la seguridad y la calidad de vida de las personas, no solo con lo que exige la ley, sino con múltiples beneficios que los empleados pueden escoger a partir de sus necesidades puntuales. “En BASF el índice de rotación voluntario está por debajo del 1%, cifra que diferencia a la compañía de lo que el mercado y la industria en general viven. El objetivo es ser una organización atractiva para el talento, para que sus colaboradores sientan naturalmente un sentido de pertenencia con la empresa y con los beneficios que ella otorga”, explica Pinto.

Finalmente, los directivos deben ser conscientes de que el verdadero talento no es fruto de la presión sino de la inspiración. Por esto, promover ambientes de trabajo saludable, aun desde las casas, que sean seguros y con una “productividad sostenible” debe ser una prioridad en la gestión. “No hay crecimiento, productividad ni alto desempeño si se pasa por alto el recurso que hoy, en donde no es posible movilizarnos ni depender de máquinas, es el centro de la economía de nuestro país: las personas”, concluye el directivo.