26 de mayo de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Cuarentena y cuentos en vivo, versión CAVISA

5 de abril de 2020
5 de abril de 2020

Por Álvaro Rodríguez Hernández
www.eje21.com co

Es un rincón lleno de colores que le dan brillo a la noche.

Hay energía pesada a la oscuridad de la pandemia. Afuera. Adentro un salón mediano para que todas las noches se transforme en un pequeño teatro.

Otra locura, otra apuesta de Carlos Vicente Sánchez – CAVISA – el del Bibliobus de la Memoria.

Contenidos para explorar nuevas visiones de releer a Colombia de nuevos consumos. Desde la palabra. Las letras como oportunidad para incrementar la lectura.

Una forma de invertir en el tiempo desde las narraciones de muchas franjas en realidades, espacios, que conectan.

Incluso, el Ministerio de Cultura, le ha puesto ojo a la propuesta como un concepto visionario que llega como una clase virtual.

CAVISA, Carlos Vicente, digo, transporta esperanza como la chiva cultural que con sus potentes cornetas quiebra la soledad, el ritmo de la vida.

«Fuera del cuento incluimos un truco, un acto de magia que es la vida misma para que nos ayude a pasar el rato».
EN TIEMPO DEL VIRUS

CAVISA, sabe que una lectura interpreta amor en tiempos del virus…

Es una apuesta como un ritual cultural que se sigue cuando aparece la noche como imán lleno de voces.

Mucha gente se reúne en su FP , alrededor de su chorro de voz que repasa a clásicos nuestros: de Grecia, México, libro rojo de C Jung, los locales como Germán Ossa; los nacionales de la trayectoria de Jairo Aníbal Niño, Celso Román, Luis Vidales.

CUENTOS CORTOS

Cuentos cortos para escuchar en familia todas las noches a las 8.
Transmite alegría, un humor flexible y palabras que se acomodan en el murmullo de la noche que apenas se arruma a la ventana.

DESINTOXICAR

La lectura es un televisor potente para desintoxicar la mente, hastiada de contenidos gastados y de dolorosas apuestas que en familia, le han dado «más filo a la navaja»

«PANDEMIA» CULTURAL

La audiencia crece para paliar la «pandemia» cultural que parece rebota en mucho despachos de la oficialidad.

La Agenda cultural de Pereira, se suma al Plan C que le apunta a una ciudad cultural.