28 de septiembre de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Carrusel de amenas juergas

24 de abril de 2020
Por Ricardo Tribín Acosta
Por Ricardo Tribín Acosta
24 de abril de 2020

Por allá por los setenta existía en Pereira, Colombia, mi bella ciudad natal, un muy conocido “bailadero “llamado El Carrusel. Era famoso pues en múltiples ocasiones cuando se acababa una fiesta en alguna parte, los caballeros continuaban la farra en aquel sitio que, aunque no era la mata de la elegancia, si generaba un ambiente festivo y alegre.

Las damas que allí laboraban y que eran conocidas con el sobrenombre de “coperas“, atendían a sus clientes, y sin ser prodigas de pureza, si lo eran en “ tirar el paso “, esto es bailar muy bien, y por lo tanto los señores pasaban ratos amenos antes y después de entrar al concurrido y famoso sitio.

Como anécdota simpática recuerdo que los domingos en el Club Campestre de Pereira se celebraban las muy renombradas y buenas Vespertinas bailables, las cuales terminaban cerca de las ocho de la noche. La orquesta que allí amenizaba las reuniones salía entonces del Campestre a tocar en El Carrusel, lo cual generaba risas y comentarios divertidos entre los que a ambos lugares visitaban.

El “Carruco “, como popularmente se le conocía, por estar en el centro de la ciudad adonde vivía mucha de la gente más conocida de la ciudad, generaba risas y hasta burlas al día siguiente a las damitas de la sociedad, las que agazapadas desde sus balcones observaban con inocente picardía entrar a sus amigos “pasando de agache “, para que luego les recordaran que los habían visto, para pena y sonrojo de los implicados.