10 de abril de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Cuando las autoridades pierden la confianza y el respeto

25 de marzo de 2020
Por Ricardo Galán
Por Ricardo Galán
25 de marzo de 2020

Lo que está pasando hoy en las calles de Colombia no está bien. Pero tiene una razón de ser. A la gente le cambiaron las reglas del juego a mitad de camino y no estaba preparada para asumirlas. Le dijeron que el simulacro sería de 4 días y se alistó para 4 días.
El sábado a mitad del experimento le dijeron que ya no sería simulacro, sino cuarentena y que duraría 19 días. Pero que le daban 24 horas para ajustar sus vidas. Es decir, regresar a casa, recoger los elementos que necesita para trabajar a distancia y aumentar las provisiones.
Apenas unas horas después le volvieron a cambiar las reglas. Ya no habría tiempo de transición, sino que el simulacro, que en la práctica es igual a la cuarentena, se ampliaba un día más. Y que nadie podría salir hoy a la calle. La gente, sin quejarse simplemente no hizo caso.
Desde temprano la vía en donde vivo se llenó de carros, motos y gente. Lo mismo el Transmilenio y las Terminales de Transporte. No les importa si se contagian o los multan. Es que tienen que sacar plata del cajero, mercar, llevar el computador para la casa para poder trabajar
Comprar medicamentos, llevar provisiones y plata a sus abuelos, padres, parientes o amigos cercanos a los que quien sabe cuándo volverá a ver. Una cosa es un encierro de 4 días, otra muy distinta uno de 19 días. Si es que ese plazo se cumple porque ya quedó sembrada la duda.
Las autoridades nacionales, departamentales y locales mandaron al carajo este fin de semana largo la confianza, la credibilidad y el respeto del pueblo en ellas por no respetar sus propias reglas.
A la gente le podemos decir que tranquila, que las tiendas, las droguerías, las plazas y los supermercados van a abrir. Que los bancos van a funcionar. Pero le va a costar mucho creer. Ya le mintieron una vez. Le pueden volver a mentir. No va a confiar. Por lo menos no hoy.

Bogotá, 25 de marzo_ RAM_