12 de julio de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Esto está sucediendo Cero y van dos

24 de marzo de 2020
24 de marzo de 2020
Yenny Trujillo

Aunque se conocía que Yenny Trujillo, secretaria de salud de Quindío había dado positivo en Covid-19, no se había dado a conocer la información sobre su presencia en la fatídica reunión del 14 de marzo en Palacio de Nariño.

La primera fue la Secretaria de Salud de Yopal, quien también asistió al llamado urgente de Iván Duque y a la cual fue Juan Carlos López, el alcalde mentiroso de Popayán y que regó el mal en la élite gubernamental del país.

El mismo mandatario debió practicarse el examen, lo mismo que alcaldes, gobernadores, funcionarios, familiares y decenas de personas más.

Todo por el pésimo asesoramiento en el Palacio de Nariño.

EL PRESIDENTE PENSÓ QUE VENÍA MADONNA

Tal vez el mandatario de los colombianos pensó que el virus que llegaba a Colombia era un famoso cantante como Maluma, J Balbin o hasta el malísimo Silvestre Dangond y por ello reunió a la élite del Estado en la Casa de Nariño.

Riesgo total. Cualquier cadete de un mes en la Escuela General Santander hubiera dicho que eso no se podía hacer. Que era más peligroso que una balacera en un ascensor.

El presidente debió haber hecho esta reunión con los burgomaestres en enero, pero por internet, donde hay decenas de sistemas para conversar masivamente y viéndoles las caras. ¡Qué torpeza!

Y LO SIGUE HACIENDO

Lo peor: el presidente sigue haciendo reuniones con todo tipo de personas que andan por la calle, desde el Ministro de Salud, directores del INS y de cuanta entidad exista. No. Presidente, usted no puede exponerse de esa manera.

No le pida asesoramiento al Centro Democrático porque allá no tienen ni idea de eso. Hable con gente que le hable del virus. Llame a organismos internacionales, vea televisión, mire lo que ha pasado en China, España e Italia. Entérese presidente. Deje a un lado a Hassan y demás asesores que ellos escasamente ven Twitter.

¿DÓNDE ESTÁ LA PROCURADURÍA?

Al conocer la formo como mintió Juan Carlos López Castrillón al ingresar el pasado 14 de marzo a la Casa de Nariño, la destacada periodista María Jimena Duzán trinó: “Al alcalde de Popayán, llámese como se llame, habría que destituirlo. ¿Dónde está la Procuraduría?”

Y esa misma pregunta se hacen 45 millones de colombianos.

A MILITARIZAR EL PAÍS

La intentona de los presos para volarse el sábado de las cárceles del país revela los macabros planes de la guerrilla, las llamadas disidencias, la delincuencia común, las bacrim y cuanto malandrín hay para provocar una hecatombe.

En pueblos como El Plato, Magdalena la gente se está alzando para asaltar los camiones que circulan por allí y este pésimo ejemplo podría seguir en otras partes del país.

Antes de que ocurran más desmanes, señor presidente, ordene la militarización ya que estamos en Toque de Queda.

Recuerde señor presidente que existen muchos intereses desde Venezuela para trasladar cocaína en estos días de encierro.

SE EMBERRACAN EN ESTADOS UNIDOS

Tambalea también el gobierno de Donald Trump, que no ha sido capaz de dar una respuesta al problema y cada día aumentan estruendosamente las cifras de las personas contagiadas.

Nueva York ya pasó las 20 mil personas infectadas y no hay un plan de Salud que cubra todo el mal. Han tratado de organizar al sistema, pero no se ha podido. Además, miles de personas han perdido sus trabajos y esperan donaciones de comida y prontas respuestas del gobierno central.

EL DESCALABRO DE WIN SPORTS

Un certero golpe le dio el coronavirus al canal Win Sports + que tenía RCN Televisión como su salvación.

Al cancelar la mayoría de competencias en este semestre, incluidas las competencias deportivas y el fútbol de la A y la B.

Esos treinta mil pesitos se perdieron para quienes pagaron marzo. La codicia rompe el saco.

Lo que sí está claro es que el fútbol perderá prioridad a partir del fin de la pandemia.

DEBILITADAS LAS UNIVERSIDADES

Otro sector debilitado en estos días es el educativo.

El portal especializado Universidad.edu.co analizó y la situación y sacó la siguiente conclusión:

“Antes de la pandemia, la universidad, como sistema social, estaba debilitada por las críticas de quienes consideran que no daba respuestas oportunas a las expectativas de la sociedad y de las nuevas generaciones, con programas no siempre pertinentes, desarticulada del sector productivo y ausente de la integración de un proyecto de país.

Esto ha justificado, en gran medida, su baja en la demanda, la aparición de más competencia con formatos diferentes y su pérdida en el protagonismo como actor social”.

UNA PREGUNTA CURIOSA

¿Para qué usan gel anti bacterial si deben atacar un virus?

–Por eso, lo único que combate el mal es el jabón barato y espumoso.

O, al menos, eso es lo único que sabemos.