28 de febrero de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Polémica en Colombia por uso de avión presidencial para ir a fiesta infantil

11 de febrero de 2020
11 de febrero de 2020
Imagen El Universal

Bogotá, 12 feb (EFE).- La utilización del segundo avión de la Presidencia de Colombia para llevar niños y sus madres a una fiesta infantil de la hija del jefe de Estado, Iván Duque, ha desatado una controversia en el país por la utilización de bienes públicos para actividades privadas.

El viaje en cuestión se hizo el pasado 7 de febrero cuando el avión Fokker de la Fuerza Aérea Colombiana con matrícula 002 y asignado a la Presidencia, fue utilizado por la primera dama del país, María Juliana Ruiz, para viajar junto con sus tres hijos, cuatro menores de edad y sus madres, según reveló este martes Caracol Radio.

El avión viajó de Bogotá a Armenia, capital del departamento del Quindío, en el centro del país, para celebrar el cumpleaños de una de las hijas del presidente en el parque temático de Panaca, situado cerca de esa ciudad.

El vuelo de 25 minutos desató una polémica entre los críticos del Gobierno que censuran el uso del avión presidencial para llevar menores a una fiesta de cumpleaños porque, además de las implicaciones éticas, va en contra del discurso de austeridad del Gobierno, mientras que los defensores consideran que la familia del jefe de Estado tiene derecho a esos privilegios.

LLUVIA DE CRÍTICAS

«Es igual de grave que presidente Iván Duque preste el avión para asistir a una fiesta en Panaca, como al golpista (Juan) Guaidó que se autoproclama presidente (encargado de Venezuela)», criticó en su cuenta de Twitter el excongresista Alirio Uribe, del partido de izquierdas Polo Democrático Alternativo (PDA).

En la visita que hizo a Colombia en febrero de 2019, el jefe del Parlamento de Venezuela, Juan Guaidó, reconocido como mandatario interino de ese país por más de 50 naciones, uso un avión que le prestó el Gobierno de Duque.

Partidarios del Gobierno han desempolvado polémicas similares durante la anterior Administración por el uso de aviones y helicópteros de la Fuerza Aérea para viajes ajenos a actividades oficiales.

«Si son invitados a volar en el avión presidencial, es un acto heroico; pero si no los invitan es un hecho abominable. Esa es la doble moral de muchos medios de comunicación y periodistas en Colombia», respondió la representante a la Cámara Margarita Restrepo, del partido de Gobierno Centro Democrático.

RESPUESTA GUBERNAMENTAL

La Casa Militar de la Presidencia colombiana, que tiene a su cargo los viajes y la seguridad del jefe de Estado, publicó un comunicado en el que señala que los aviones y otros medios de transporte al servicio de Duque han sido utilizados de manera «transparente y austera».

«Todos los recursos, así como los medios aéreos, navales y fluviales del Estado a disposición del señor presidente de la república han sido empleados de manera honorable, coherente y sin intereses particulares», señala el comunicado, sin mencionar directamente el vuelo a Armenia.

Según Casa Militar, el uso de aeronaves oficiales busca brindar «las máximas condiciones de seguridad física y aeronáutica» requeridas por el presidente y su familia dentro y fuera del país.

AIRADA DISCUSIÓN ENTRE PERIODISTAS

La controversia trascendió al campo periodístico cuando una entrevista de la columnista Vicky Dávila, de la revista Semana, al alto consejero Presidencial para las Comunicaciones, Hassan Nassar, para que explicara lo sucedido, se salió de control y acabó a gritos en una transmisión en vivo y en directo en las redes sociales.

Nassar cuestionó a Dávila por haberse subido alguna vez en el avión presidencial durante el anterior Gobierno, de Juan Manuel Santos, lo que ocasionó la airada respuesta de la periodista.

«Hassan Nassar es un patán, un tipo indigno de ser el vocero del presidente de Colombia», dijo Dávila, quien además lo tachó de «inepto», «fracasado», «cobarde», «inútil» y «una vergüenza para el periodismo», lo que convirtió la discusión en tendencia en Twitter.

Nassar, por su parte, acusó a Dávila de llevar la discusión al plano personal y la llamó «hipócrita», tras lo cual decidió retirarse del programa. EFE