7 de abril de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Más de 800 campesinos colombianos desplazados por presiones de grupos armados

24 de febrero de 2020
24 de febrero de 2020

Bogotá, 25 feb (EFE).- Más de 800 campesinos colombianos se vieron obligados a dejar sus casas en una zona rural del convulso municipio de Ituango, en el departamento de Antioquia (noroeste), por presión de grupos armados ilegales que delinquen en esa región, informaron este lunes las autoridades.

El alcalde Ituango, Edwin Mauricio Mira, dijo a Efe que los campesinos desplazados habitan veredas (aldeas) de un sector conocido como el Cañón del Inglés y se vieron obligados a huir por la presencia de los grupos armados, dedicados principalmente al tráfico de drogas y de armas.

«Ese desplazamiento ha sido por presión de grupos armados ilegales, es la forma en la que ellos buscan que el Ejército se mueva hacia donde quieren que ellos se mueva», detalló.

Ante esta situación, el alcalde señaló que ya fueron activados «todos los comités de emergencia para la atención de esta población» con «recursos propios» del municipio, aunque alertó que la emergencia «desborda la capacidad económica» de esta localidad.

«Ya solicitamos al Gobierno departamental ayudas y viene hacia acá el secretario de Gobierno departamental (Luis Fernando Suárez)», añadió.

En la zona de Ituango operan el Clan del Golfo, la mayor banda de origen paramilitar del país, y disidentes de las FARC que no se acogieron al acuerdo de paz firmado en noviembre de 2016 con el Gobierno.

Mira señaló que el municipio cuenta con «presencia militar en casi todo el sector rural» al ser «un corredor del tráfico de estupefacientes y de armas por su ubicación geográfica».

«Convergen en Ituango muchos grupos armados ilegales buscando el control de la zona y esto es lo que esta disputa, lo que ha hecho que se afecte la población civil», detalló.

Según explicó, «la raíz de toda esta problemática de orden público ha sido el tema de los cultivos ilícitos; detrás de los cultivos ilícitos vienen los grupos armados, y detrás de esos grupos armados vienen desplazamientos, muerte a líderes sociales y reclutamiento de menores».

«La solución va más allá de incrementar el tema de eliminación de cultivos ilícitos, hay que pensar también en un desarrollo agrícola y social. La invitación a los entes es a que nos ayuden a desarrollar el municipio, a tener puentes de inversión agrícola y variación de cultivos», apuntó Mira.

El pasado 31 de enero, el partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), surgido de la desmovilización de la antigua guerrilla, denunció que 62 excombatientes abandonaron la zona de Santa Lucía, en Ituango y donde llevaban a cabo su proceso de reincorporación, por falta de garantías de seguridad tras el asesinato de uno de ellos esos días. EFE