25 de febrero de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Política con pimienta La monita Vicky Dávila y Hassan Nassar dieron un espectáculo de circo

12 de febrero de 2020
12 de febrero de 2020
¡¡¡Uyy!!!. Estas garroteras entre colegas nos preocupan y atortolan. El gremio de los periodistas no es que sea tan bien avenido como quisiéramos y deseáramos. Hay envidias, zancadillas, empujones e hipocresía, pero mal que bien, por lo menos en público, se guardan las apariencias, Aquí en Manizales, en Bogotá y en Cafarnaúm. Pero lo que hubo ayer martes entre la monita Vicky Dávila, hoy al servicio de la Revista Semana y Hassan Nassar, Alto Consejero para las  las Comunicaciones de la Presidencia, fue la tapa del congolo. Todo, a raíz de la dada de papaya por parte de la Casa Presidencial, al permitir que en el avión destinado al Presidente y su familia más cercana, fueran tres compañeritas de una de las hijas de Iván Duque y de María Juliana Ruiz, con sus respectivas mamás, a celebrarle su cumpleaños en Panaca, sitio turístico cerca de Armenia. El chisme lo dieron a conocer los periodistas de Caracol y se desató una tempestad en la opinión pública sobre ese hecho, que para algunos hace parte de la picaresca de un país folclórico como el nuestro  y para otros una falta grave de mala utilización de los bienes públicos para asuntos particulares, en los que no deben incurrir los funcionarios públicos, del Presidente para abajo. Los aviones son dos. Fac Uno y Fac Dos. La primera dama con sus invitados viajaron en el dos. El Presidente viajó al otro día en el Fac Uno, a cumplir compromisos oficiales y, desde luego, como padre ejemplar, a asistir el cumpleaños de su hijita.

Un episodio como para alquilar balcón

Pues bien. En resumen, porque los lectores ya conocen suficientemente el episodio, Vicky llamó a Hassan para conocer la respuesta de la Presidencia a  las numerosas  críticas por el uso del avión al servicio de doña  María Juliana, y este, para reforzar los argumentos de defensa, trajo a colación que muchas veces en nuestra historia, particulares, periodistas, industriales, en una palabra, invitados por el Presidente de turno, han ocupado los cómodos asientos de los aviones oficiales. Y Hassan le recordó a Vicky, que ella, en alguna ocasión, en el gobierno de Santos, fue invitada con su cónyuge, a una visita a Roma con ocasión de la Canonización de la única santa que ha habido por estos andurriales, la muy paisa María Laura de Jesús Montoya Upegui, más conocida como la Madre Laura. Y quien dijo miedo. La preciosa monita se salió de sus enaguas y fue subiendo el tono de voz, para responderle a Hassan que ella no se vendía a nadie, que jamás había lagartiado nada utilizando su poder como periodista, que la respetara, que no iba a permitir que la tachara de hipócrita, que recordara que ella lo había llevado a la FM y que Hassan era un inepto, un badulaque, un trepango, un Tarzán y un peludo Archibaldo, incompetente e indigno para llevar la vocería de la Casa Presidencial. Hassan, calmadito y mohino, le reclamó por haber llevado la entrevista a asuntos personales y se retiró del aire. Vicky lo recriminó por hacerlo y lo tildó de cobarde. Minutos mas tarde Vicky le ofreció perdón a los oyentes «por llegar a este punto de alteración», pero ya calmada (?) recalcó que es indigno, sin altura, politiquero, Hassan Nassar, mal profesional y prácticamente le pidió a Duque su destitución.  Seguiremos en sintonía para ver el desenalce de este bochornoso enfrentamiento, que ojalá no se repita en los medios de comunicación.

No fue el primer abuso del avión presidencial

De todas maneras, la Presidencia sigue en el ojo del huracán, porque también fue cuestionada la Primera Dama por el Senador Iván Marulanda porque dizque hizo un viaje en el avión a su servicio Bogotá-Cartagena-Bogotá con el único objetivo de cambiarse de traje para asistir a una recepción en el Hay Festival en homenaje a unos intelectuales invitados, quienes con paciencia infinita debieron esperar su llegada, que fue cuatro horas después de la hora programada. Sobre esto, la Casa de Nariño ofreció las explicaciones del caso, que, para quienes estén interesados, las pueden buscar en las páginas oficiales de la Presidencia, que dirige hasta el día de hoy Hassan Nassar. No sabemo si el «peludo e inepto» periodista saldrá de la nómina oficial o si el Presidente Duque le va a quedar agradecido por su irrestrictos y obsecuentes servicios.

El asunto no es nuevo

Expresidente López

Estas dos dadas de papaya hicieron recordar por los colegas de la prensa y de la radio, episodios del mismo talante que sucedieron en mandatos presidenciales colombianos, que vamos a recordar para los lectores veteranos y para los jóvenes que apenas llegan a nuestra sintonía. En el gobierno de López Michelsen, hacia 1977, se dañó el avión presidencial y hubo que mandarlo a Europa para su reparación. Pues aprovechando el viaje la Niña Ceci y unas amigas personales empacaron maletas y se fueron de ida y vuelta a hacer compras y algunas a conocer el viejo continente. El Fonsijet, lo llamó Klim, el columnista mas leído de la época, que respondía al nombre de Lucas Caballero Calderón. Turbay Ayala, hacia 1979, aceptó el ofrecimiento de Avianca para prestarle uno de sus Jumbo, porque el avión presidencial de la época era obsoleto, para irse varios días por ciudades europeas con una lujosa comitiva de amigos personales, aprovechando la generosidad de nuestra primera línea comercial. En enero del 94, Cesár Augusto Gaviria hizo en Palacio una parranda vallenata y ordenó que en su avión presidencial trajeran desde Valledupar a los hermanos Zuleta y a Colacho Mendoza para festejar a su esposa Ana Milena Muñoz por su cumpleaños, quien hoy desde su embajada en Egipto debe estar recordándolo. Gaviria, hay que reconocerlo,  cuando se desató la comidilla por el viaje, pagó la gasolina que gastó el avión de su propio bolsillo,  cuatro millones de pesos de la época, y colorín colorado. Con esa platica podía haber traído a Pavarotti, pero Pereira es Pereira. En el 2009, Juan Manuel Santos como Ministro de Defensa, permitió que su hijo Martín fuera tansportado con varios amigos hasta Anapoima. Y Fabio Valencia Cossio, como Ministro del Interior, se fue hasta Caño Cristales en naves oficiales y de turismo con un buen número de familiares. Y hoy Vladdo, el reconocido caricaturista y hoy columnista de El Tiempo, a quien le hemos fusilado parte de esta información cuenta que el Fiscal saliente, Fabio Espitia, se fue con su actual novia en el avión de la fiscalía y en un helicóptero militar hasta el parque nacional de Chribiquete, en plan de turismo, de lo más bueno.

Materia prima de esta columna

  Gracias sean dadas a la monita Vicky y a Hassan,  a la Madre Laura, a Vladdo y a la Primera Dama María Juliana Ruiz, por habernos proporcionado la materia prima de esta columna. Y muy en especial al Presidente Duque y a su señora, que con sus apariciones en público han desmentido los chismorreos de los cocteles bogotanos y del país, en los que se murmuraba de la terminación de su matrimonio, asunto que nos tenía tan preocupados. Familia que viaja unida, permanece unida.