17 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Hermanos colombianos salen de quiebra económica con empresa de litografía

7 de enero de 2020
7 de enero de 2020

Medellín (Colombia), 7 ene (EFE).- Una quiebra económica familiar marcó el camino de dos hermanos colombianos que con la fabricación de cuadernos, libretas y calendarios lograron edificar una empresa de acabados litográficos que genera 28 empleos y atiende a más de 500 clientes.

A sus 33 años, Andrés Felipe Cortés gerencia Termiexpress, un emprendimiento que nació hace una década en Medellín (noroeste) con 4 millones de pesos (unos 1.230 dólares), conocimiento del sector de artes gráficas y ganas de salir adelante.

Ese primer capital lo invirtió en policover, una especie de carátula plástica utilizada en centros de copiado y papelerías que supo vender con éxito para empezar a darle forma a su negocio.

«Ser empresario en Colombia hoy en día es una labor titánica, pero creemos que podemos aportar un grano de arena para tener un mejor país», expresó Andrés a Efe.

Los dos jóvenes, que empezaron como mensajeros en una compañía con un perfil similar a la que posteriormente fundaron, aprovecharon las buenas relaciones que habían establecido con grandes empresas y litografías para comercializar calendarios, cuadernos, agendas, carátulas y anillos para argollar, entre otros productos.

En ese entonces cumplían con jornadas de 16 horas entre sus estudios universitarios y cumplir con las obligaciones dentro de la empresa como vender, facturar y repartir pedidos.

«A pie, en bus o en bicicleta fuimos creciendo», señaló Diego Cortés, cofundador de Termiexpress y el subgerente de ese sueño que edificó junto a su hermano cuando debieron tomar las riendas de su casa por la quiebra económica de sus padres.

Para Diego, responsable de logística y compras, tiene «gran valor» la dimensión que ha alcanzado un proyecto que inició con dos personas en una casa y que actualmente cuenta con una «capacidad instalada» de grandes dimensiones, además de un amplio personal.

«Generamos empleo a mujeres cabeza de hogar; son familias que hoy tienen una estabilidad», comentó Diego, de 31 años, sobre el equipo de trabajo en el que cuenta con jefe de producción, asistente de gerencia, secretaria y mensajeros.

EVOLUCIÓN Y PREMIOS

El 2016 marcó un ciclo exitoso para los hermanos Cortés al vincularse a la Corporación Interactuar, donde Andrés hizo parte del programa Método Base de Aceleración (MBA) en el que recibió capacitaciones «a la medida» para hacer más eficientes los procesos.

«Crecimos con pequeños cambios un 30 %. Fue algo brutal», relató el gerente.

En una temporada, que comienza en octubre con souvenirs de empresas y regalos de navidad para empatar con el inicio de clases, pueden fabricar cerca de 1,5 millones de cuadernos.

Sus resultados les permitieron ganar el premio Famiempresario del Año de Interactuar en 2016, lo que calificaron como una «catapulta muy grande» que afianzó la empresa, les dio visibilidad y abrió la puerta a otros reconocimientos como la Orden al Mérito Don Juan del Corral, otorgada por el Concejo de Medellín.

Además de las distinciones, los hermanos crearon junto a su sobrina Sara Cortés su propia marca de cuadernos y libretas: Etcétera, a la que perciben como una plataforma de «propósitos colectivos» en la que jóvenes estudiantes diseñan piezas cargadas de mensajes positivos.

«Queremos empoderar desde los valores», dijo Andrés sobre la línea de cuadernos dirigida a mujeres con portadas con mensajes como «Sueña en grande», «Siempre fuerte y feliz» y «Eres poderosa».

NUEVOS DESAFÍOS

La digitalización y el movimiento para preservar el medioambiente, que ha hecho que la demanda de papel sea menor, ha traído consigo «nuevos retos» para el sector de las artes gráficas, según los hermanos Cortés, quienes dicen han logrado «dinamizar» su empresa explorando otros nichos.

Para ello, las empresas actualmente deben trabajar mucho en el tema de «fidelización de marca» y en ese sentido consideran que el «branding ha empezado a tomar un valor muy fuerte».

Por ello, Termiexpress además de dedicarse a la comercialización de maquinaria e insumos para artes gráficas viene aprovechando su capacidad de producción para enfocarse también en el empaque con cajas para zapatos, estuches de maquillaje y perfumes, entre otros.

«No han sido años fáciles, pero sí de mucho aprendizaje y experiencia con una familia unida y un equipo humano extraordinario», concluyó Andrés. EFE