23 de enero de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Gremialidad mejoraría competencias de neurólogos en Colombia

14 de enero de 2020
14 de enero de 2020

Veintitrés neurólogos de nueve departamentos fueron la fuente principal para construir una propuesta de competencias propias del neurólogo clínico, entre las que se encuentran aquellas gremiales, administrativas y otras alrededor del cuidado paliativo.

El neurólogo clínico es visto hoy como un personaje confuso. Se cree que puede ser un neurocirujano o incluso un psiquiatra, lo que genera desconocimiento alrededor de la especialidad. Este panorama llamó la atención de médica y neuropsicóloga Laura Marcela Velásquez Gaviria, estudiante de cuarto año de la Residencia en Neurología Clínica en la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), quien se propuso entender y trazar líneas de las competencias específicas y de las necesidades de desempeño propias del neurólogo clínico en el país.

Para eso indagó a líderes neurólogos sobre la misión, el estado actual, las expectativas que genera la profesión y los retos de esta, y convirtió las 8 competencias específicas existentes en 34, las cuales redactó según el modelo definido por el Ministerio de Salud.

Al respecto, la investigadora señala: “con líderes me refiero, por ejemplo, a directores de departamentos de neurología que son elegidos para dirigir colectividades de profesionales de la salud, o a aquellos que vieron nacer la especialidad en el país. Aunque no los pude contactar a todos, creo que esta investigación es muy valiosa porque incluyó bastantes especialistas y territorios”.

Las competencias que surgieron de esta investigación cualitativa, exploratoria y descriptiva, con la cual la investigadora ocupó el segundo lugar en el XVII Congreso Colombiano de Residentes de Neurología 2019, se catalogan en: de dominio asistencial, educativo, administrativo, investigación y gremialidad.

“Los programas de formación profesional en salud se fundamentan en competencias según la ubicación geográfica. En Estados Unidos, por ejemplo, tienen desglosadas las competencias de los neurólogos que ejercen allí, pero muchas estas no son aplicables en nuestro país. De ahí la importancia de establecer cuáles son las necesidades de desempeño propias de nuestro escenario sociopolítico, tecnológico y epidemiológico”, explica la doctora Velásquez.

Añade que aunque ya existía un boceto elaborado en 2016 por la Asociación Colombiana de Facultades de Medicina (Ascofame), es necesario que su planteamiento sea más preciso, y que la investigación adelantada por ella complementa y profundiza lo ya existente inyectando una gran dosis de motivación para seguir explorando el papel de la especialidad y del especialista en el medio.

Competencias adicionales

En el dominio asistencial se resaltan competencias como: elaborar adecuadamente la anamnesis y el examen físico del paciente con enfermedad neurológica; involucrarse en la labor del desarrollo y envejecimiento corporal y cerebral; y participar en la reinserción del paciente en la sociedad y la modificación de su proyecto de vida más allá del diagnóstico.

En el ámbito educativo, o de docencia, se propone llevar la definición del término “neurólogo” al contexto coloquial para que sea comprensible tanto para la comunidad médica como general; hacer teleeducación de los médicos involucrados en programas de telemedicina; y diseñar programas curriculares de formación de especialistas en neurología clínica que resuenen con la realidad nacional, entre otras.

Las competencias administrativas se basan en: recomponer los servicios de neurología en los hospitales de las ciudades intermedias que cuentan con estos, e implementar el protocolo nacional de eutanasia cuando hubiere lugar y bajo la solicitud del paciente. Así mismo, en el área investigativa se propone que el neurólogo clínico investigue, entre otras cosas, sobre la epidemiología neurológica nacional, el comportamiento de las enfermedades neurológicas y los tratamientos de ellas en la población colombiana.

Un nuevo dominio propuesto en este estudio es el de “gremialidad”, en el cual se implementan competencias como diseñar y participar en estudios de caracterización de la población de neurólogos en el país y verificar que los neurólogos sí cambian la epidemiología nacional y mejoran el análisis de costo-efectividad del sistema de salud.

“Los neurólogos debemos ser más unidos y educar a la población general sobre qué es, para qué sirve y en qué momentos acudir a la especialidad. Debemos involucrarnos más en la promoción de la salud neurológica para que no seamos simplemente el especialista al que llega el paciente al final de una cadena de eventos que se pudieron tratar antes” señala la investigadora Velásquez, para quien este estudio, que tiene una metodología diferente a las investigaciones médicas convencionales, es muy pertinente para el gremio ya que también busca generar una estructura de malla de indicadores con los que se puedan medir estas competencias.

Con información de la Agencia de Noticias UN -Unimedios