23 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El once y el efecto simpatía.

21 de enero de 2020
Por Esteban Jaramillo Osorio.

Secretismo con puertas cerradas. Medida inconsecuente con la necesidad de asociar el equipo con el público a través del periodismo, en conexión con el plan de abonos caótico y prematuramente clausurado.
Así trascurren las horas previas al reestreno del Once Caldas, el viernes ante Santa Fe.
Y no es Bodhert el del misterio. Las ordenes llegan de lo alto, incomprensibles, con sesgos caprichosos.
La última practica futbolera ante Cortuluá, vedada para los comentaristas e informadores, dejó gratas sensaciones. La presencia de Sebastián Hernández en el medio le dio claridad al juego en interesante interacción con Ovelar, quien regaló un golazo que rueda por las redes. Grata es la  impresión en sus primeros compases, al igual que la de Pablo Rojas, cuyo aporte, en clubes anteriores, nunca fue discutido.
Del medio campo hacia arriba Once Caldas es rico en alternativas, sobre todo al regreso de Lemus, ya recuperado, Mender García y Carbonero, ambos en selección. El nivel de Carreazo y Estacio, es halagador y en progreso.
Kevin Londoño, con su arrepentimiento sincero o bien actuado, quiere reconciliarse con la afición que lo rechaza, por sus reiterados actos de indisciplina y su pobre aporte futbolero. Afirma, en confesiones a reconocido periodista, que quiere reconstruir su vida, sin rastros de licor en su cuerpo, ni trasnochos. Aunque la duda en su proyecto le favorece, habrá que esperar para verificar si es un arrepentimiento sincero o un falso positivo. Los hechos lo demostrarán.
Rezagado, en la puesta a punto, se ve a Galli, el uruguayo. Le faltan soltura , ritmo y dominio en el perfil de salida con la pelota, desde la primera línea del medio, como lo evidenció en el primer partido.
La defensa es fuerte en los duelos altos. Pero permeable en los bajos. Ante la calidad y la velocidad del oponente, se ve lenta. En retaguardia, grande es la diferencia entre los opcionados a la titular y los suplentes.
Bodhert enfrenta el último reto, después del efecto negativo de su última campaña. En la reciente elección de los refuerzos se vio sensato. Llegan soluciones. A ello deberá sumarle sentido común, no solo para alinear sino para sustituir. Su caso, en ocasiones, parece al de Arturo Reyes con Colombia,  acostumbrado a desbaratar lo que construye, a sacrificar el talento, con equivocadas decisiones.
EJO