22 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Disminución de estudiantes matriculados en las universidades

Profesor comprometido con la transformación del país a través de la educación. Formado en Lic. En Biología y Química, Mg. En Enseñanza de las Ciencias, Doctorando en Didáctica y constante investigador vinculado a la educación universitaria. Twitter: @DavidAlTama.
24 de enero de 2020
Por Omar David Álvarez Tamayo
Por Omar David Álvarez Tamayo
Profesor comprometido con la transformación del país a través de la educación. Formado en Lic. En Biología y Química, Mg. En Enseñanza de las Ciencias, Doctorando en Didáctica y constante investigador vinculado a la educación universitaria. Twitter: @DavidAlTama.
24 de enero de 2020

Durante la última década, cada semestre se ha identificado una sucesiva disminución en el número de estudiantes nuevos en las Universidades, sobre todo en las privadas, con consecuencias como el cierre de programas considerados fuertes y consolidados. Se ha señalado como razones el desinterés en la profesionalización, la falta de ofertas alternativas y novedosas, las exigencias y requisitos para ingreso, los elevados costos de matrícula y sostenimiento, la reducción de la población egresada de los colegios, entre otras.

El problema se hace más crítico día por día, dado que, irónicamente, disminuyendo estudiantes están obligadas a mayores inversiones, en atención a las cada vez más populares acreditaciones de alta calidad que obligan a mejoras en infraestructura, formación docente, contratación de profesionales altamente calificados; lo cual se atiende elevando los costos de las matrículas.

La universidad pública presenta otra dinámica, la migración de quienes no logran entrar a la privada, desplazando a la población objetivo inicial, los menos favorecidos de la sociedad, quienes no siempre logran los puntajes de ingreso que si tienen los estudiantes provenientes de colegios privados.

Se hace necesario, entonces, hacer de la Universidad Pública un espacio, hasta donde se pueda gratuito para formar los bachilleres de los estratos más bajos de la sociedad, con programas de alta calidad que garantice su éxito profesional posterior y su aporte al desarrollo el país; la creación de programas académicos que respondan a demandas de contexto productivo, sin engaños con propuestas meramente románticas que tienen bellos enunciados mas no desarrollan los talentos requeridos; apoyos financieros desde entidades como Icetex en una dimensión diferente a sentido bancario y con ello agotamiento de sus usuarios.

Estudiar es el sueño de la mayoría de personas y debe ser alimentado desde todos los sectores sociales, ya aunado a ello todos estamos llamados a generar creativamente posibilidades reales para que población llegue a la Universidad con esfuerzo académico si, mas no con agotamientos financieros.