21 de enero de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Asesinan a otro líder social en Colombia, el 19 en lo que va de 2020

15 de enero de 2020
15 de enero de 2020

revolverBogotá, 14 ene (EFE).- El indígena y líder social colombiano Yaiber Alexander Quitumbo fue asesinado este martes en una zona rural de Toribio, en el convulso departamento del Cauca (suroeste), azotado por una ola de violencia debido a disputas entre grupos armados ilegales, informaron fuentes oficiales.

Quitumbo fue «asesinado con arma de fuego en su parcela en la Vereda Vichiquí, resguardo de Toribio, Cauca, se desconocen motivaciones y responsables», denunció en Twitter el senador e indígena nasa Feliciano Valencia, quien llamó al Gobierno a detener «el genocidio».

El homicidio de Quitumbo, de 30 años, se produjo horas después del asesinato de Jorge Luis Betancourt, coordinador de deportes de la Junta de Acción Comunal (JAC) de San Francisco del Rayo, en el departamento de Córdoba (norte).

Con estos dos casos sube a 19 la cifra de líderes sociales asesinados en lo que va de año, según organizaciones no gubernamentales.

Este mismo martes la Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos denunció en Ginebra que al menos 107 defensores de derechos humanos fueron asesinados en Colombia durante 2019 y, de acuerdo con sus datos, en los primeros 13 días de 2020 murieron otros 10.

Los 107 asesinatos se produjeron en 25 de los 33 departamentos del país, aunque más de la mitad se concentraron en Antioquia, Arauca, Cauca y Caquetá, y el colectivo más atacado fue el de defensores de pueblos indígenas y de la comunidad afrocolombiana, aseguró la ONU.

El pasado jueves, día en el que se reportó el asesinato de un guardia indígena en el también conflictivo departamento del Chocó (oeste), el presidente Iván Duque aseguró que en 2019 hubo una reducción de asesinato de líderes sociales cercana al 25 %.

Aunque, sostuvo entonces, «esa cifra por supuesto nosotros no nos llena para nada de complacencia. Tenemos que avanzar todos los días a que la reducción sea llegar a cero porque rechazamos esa tragedia».

Desde finales del año pasado la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) ha denunciado un recrudecimiento de la violencia en el Cauca debido a la presencia de grupos armados ilegales que se han ensañado contra las comunidades indígenas con el objetivo de controlar el territorio para el narcotráfico.

En el Cauca operan disidentes de las FARC, la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN) y bandas criminales que se disputan ese territorio para dedicarlo a cultivos ilícitos de coca y marihuana. EFE