26 de febrero de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El San Jorge

27 de enero de 2020
Por Alberto Zuluaga Trujillo
Por Alberto Zuluaga Trujillo
27 de enero de 2020

El San Jorge

La historia del Hospital San Jorge de Pereira en cuanto tiene que ver con los servicios y estado financiero al menos en estos últimos veinte años, es el mismo. Cada candidato a la gobernación tiene en él un recurso insustituible para ofrecer amplia cobertura en salud y prometer sacarlo de su quiebra. Pues bien, el gobernador saliente, Sigifredo Salazar, dijo estar satisfecho con su gestión como presidente de la Junta del Hospital, destacando el impulso dado  dentro de los proyectos estratégicos para el presente y futuro de Risaralda, haciendo énfasis en la consecución de $8.224 millones para la unidad de cuidados coronarios, próxima a entregarse. En la reciente campaña electoral volvió a jugar el San Jorge. El hoy gobernador Tamayo durante toda su correría electoral no se cansó de señalarlo como “un enfermo desahuciado que no mejora”. Pero igual, en su gobernación anterior, finalizando diciembre de 2008 año en que se posesionó, durante una reunión en su despacho con el secretario de Salud, Javier Locano, y la Junta del Hospital  analizando su difícil situación, estudiaron la posibilidad de traer médicos especializados de Cuba a través de la Embajada de ese país, mientras se formaban especialistas en el Departamento. En los informes entregados por el centro asistencial a mediados del pasado año el déficit presupuestal proyectado para el 2019 fue de $22.719 millones de pesos, pues los gastos totales llegarían a $134.909, mientras que el recaudo estaría por los $112.190 millones. En una visita de auditoría se evidenció que el hospital factura en promedio $9.500 millones al mes y recauda $5.400 millones los cuales alcanzan a cubrir la nómina que cuesta $5.368 millones mensuales. Lo expuesto significa que los gastos de personal se llevan el 56 por ciento de lo facturado y el 100 por ciento de lo recaudado. Realizada una visita de auditoría cuya acta fue levantada los días 15, 16 y 17 de enero de este año adelantada por los funcionarios de la Superintendencia Delegada para las Medidas Especiales de la Superintendencia Nacional de Salud, conjuntamente con el contralor Javier Monsalve, se quiere dar a entender que todo en el hospital transcurre normalmente cuando a nuestro juicio se trató de un levantamiento de información para el seguimiento de la herramienta: Sistema de Gestión y control de las Medidas Especiales ( FENIX ) que el hospital deberá seguir presentando mensualmente. Bueno sería entonces que el Gobernador, como presidente de la Junta Directiva del San Jorge, presentara un informe detallado sobre la actual situación de esta institución y pueda el Gobernador saliente hacer las rectificaciones a que diere lugar, pues no podemos permitir que se siga tejiendo toda una serie de conjeturas que mucho daño le hacen. Es hora  de hacer una  rotunda manifestación que deje en claro que el San Jorge, como Hospital Universitario y principal Centro de Salud del Departamento, lejos está de la politiquería, acompañada, desde luego, con acciones que demuestren que dejó de ser un fortín politiquero al servicio de los gamonales de siempre.

[email protected]