13 de diciembre de 2019
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina
Aguas de Manizales - Cierre 2019

Los presidentes no renuncian

4 de diciembre de 2019
Por Óscar Alarcón
Por Óscar Alarcón
4 de diciembre de 2019

En Colombia los presidentes no renuncian. El único que lo ha hecho fue Alfonso López Pumarejo quien, a pesar de que se vio precisado a tomar esa decisión por la enfermedad de su esposa María Michelsen (fallecida poco después), hay quienes sostienen que tuvo origen en la oposición que lideraba Laureano Gómez. Marco Fidel Suárez, a quien el mismo Gómez lo acusó de haber vendido anticipadamente su sueldo presidencial a un banco norteamericano, no renunció sino pidió licencia y jamás retornó al poder.

Francisco Javier Zaldúa, de quien en varias oportunidades me ha ocupado, fue víctima de un bloqueo que le hizo a su gobierno el designado Rafael Núñez. El declaró: “Ni me someto, ni renuncio, ni me muero”. No se sometió, no renunció, pero si se murió.

Mariano Ospina Pérez, cuando los hechos del 9 de abril de 1948, y ante la solicitud de los liberales que dimitiera, respondió: “Para el país vale más un presidente muerto que un presidente fugitivo”.

El general Gustavo Rojas Pinilla tampoco renunció. Ante la presión de un paro nacional, dejó el poder en manos de una junta militar, pero no renunció.

Cuando tuvo tropiezos en el Congreso el proyecto de reforma constitucional de 1968, el presidente Carlos Lleras Restrepo, en una de sus habituales rabietas, renunció pero el Senado no se la aceptó y su propuesta de enmienda siguió adelante

El presidente Ernesto Samper, a quien le hicieron imposible su gobierno, no se retiró y,  por el contrario, declaró tajantemente: “Aquí estoy y aquí me quedo”.

Luego no es de nuestros presidentes conjugar ese verbo que ni siquiera lo hacen los ministros ni los embajadores. El de Defensa se vio precisado a dejar el cargo, recientemente, a pesar de que no era ese su propósito.  Richard Nixon, por chuzar, le tocó renunciar a la presidencia de EE.UU. Aquí, ni por eso lo hacen.

Pierden su tiempo quienes piden la dimisión del presidente. Los presidentes no renuncian, piden renuncias y Duque, ni eso.