13 de diciembre de 2019
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina
Aguas de Manizales - Cierre 2019

Gracias Universidad del Cauca

4 de diciembre de 2019
Por Jesús Helí Giraldo Giraldo
Por Jesús Helí Giraldo Giraldo
4 de diciembre de 2019

Haber participado en el tercer encuentro nacional de egresados de la universidad del Cauca, celebrado en Popayán durante los días 7 y 8 de noviembre de 2019, fue una de las más gratas experiencias que he tenido desde mi graduación como ingeniero civil en ésta, nuestra Alma mater.

Cualquier expresión de gratitud de mi parte queda corta ante la indescriptible sensación que significó recorrer las diferentes instalaciones de nuestro claustro universitario, disfrutando de la acogida amable del rector Dr. José Luis Diago Franco, con quien realizamos un diálogo muy fructífero, el ingeniero Julián Cardona, vicepresidente de Asecauca, y yo, como preámbulo a los actos programados en el Club Campestre, por parte de los organizadores en la ciudad de Popayán.

El desarrollo de este maravilloso tercer encuentro estuvo coordinado por la Oficina de Egresados de Unicauca en cabeza del Dr. Juan Carlos Varona, a quien expreso mis agradecimientos y reconocimiento por su dedicación y esmero en cada uno de los detalles, todo con gran éxito a pesar de lo exigentes que son, esos detalles, en un evento de esta naturaleza. Gracias a su equipo de trabajo, a Daniela Valencia y Clarena Casas, y a los demás miembros del Área de Egresados. Gracias a la oficina de Comunicaciones y a William Abella y su equipo, al vicerrector académico, Dr. Luis Guillermo Jaramillo, y a todos los directivos y empleados universitarios de Unicauca por acogernos y reunirnos en Popayán y a Asecauca, presidida por el ingeniero Carlos Manquillo, por ser parte de la organización.

Gracias a los conferencistas: Gloria Viveros con el tema Egresados capaces, James Martínez con Transformación digital para los ciudadanos, Jorge Iván Giraldo con Bienestar y felicidad en las organizaciones, Cayo Betancourt con Universidad y liderazgo en el siglo XXI.  Y a Camilo Cifuentes con su show Cordialmente imitados, recargado, fue extraordinario. Yo participé con el Conversatorio Inteligencia emocional y convivencia. Gracias a las personas y empresas que patrocinaron el evento, sin ellas no hubiera sido posible.

Gracias a los egresados provenientes de diferentes regiones de Colombia y a los de Popayán que participaron y nos acompañaron, como el ingeniero Jorge Campo que no dejó a nadie sin fotografiar. Gracias a mis compañeros de Bogotá que respondieron al llamado de Asecauca y de la Universidad del Cauca, entre ellos, Ligia Ante, amiga y colega de Asecauca, quien aprovechó el viaje a su natal Popayán para celebrar su cumpleaños y así tener un motivo de compartir su amistad con nosotros sus amigos y su familia. Felicitaciones a Ligia y su esposo Alonso Parra, Hernán Otoniel Fernández y Ricardo Quintero por haber recibido diploma de Reconocimiento por parte de la Universidad del Cauca y Asecauca, el cual se otorgó, en forma póstuma, a la egresada Esmeralda Arboleda

Gracias Otto Bolaños por las atenciones con el grupo procedente de Bogotá, al cual ofreció, no solo la compañía constante, sino un colectivo almuerzo en el Campestre, disfrutando de una grata disertación de todos los asistentes, quienes escuchamos, además fascinados, a Ricardo Quintero con todo su bagaje histórico sobre Popayán, la Universidad y Asecauca.

Ante todo, un agradecimiento muy especial para el exrector Danilo Vivas, quien fuera de haber asistido a los dos encuentros anteriores en Bogotá, estuvo este año dedicado, el ciento por ciento, a participar en esta tercera versión, ofreciendo su amistad y sus conceptos claros y constructivos en todo momento, como un gran maestro, demostrando las ventajas de la didáctica que hace que quien ha sido un buen profesor no puede jamás olvidar su rol educativo. Gracias Dr. Danilo por su amistad, su compañía, sus claros conceptos en los conversatorios, por la entrevista para el periódico El Nuevo Liberal y por el “mecato” que nos empacó para traer a Bogotá

Y el remate del encuentro fue para no olvidar: maravillosa fiesta en el club Campestre con magnífica orquesta, cena típica y reconocimientos. Todo fue magnífico.

Gracias Popayán por la calidez y amabilidad de su gente, por su historia y su clima, por su hermosura y tradición. Gracias Hotel Camino real donde me hospedé con mi esposa.

GRACIAS UNIVERSIDAD DEL CAUCA por sus 192 años de historia, y por haberme permitido estudiar en sus aulas y alcanzar allí el título de ingeniero civil

Bogotá, diciembre 04de 2019