13 de diciembre de 2019
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina
Aguas de Manizales - Cierre 2019

Minsalud se niega cumplir fallo por error de parto en clínica ISS

Abogado, analista y columnista de opinión en El Espectador, Revista Semana y Eje 21.
14 de noviembre de 2019
Por Uriel Ortíz Soto
Por Uriel Ortíz Soto
Abogado, analista y columnista de opinión en El Espectador, Revista Semana y Eje 21.
14 de noviembre de 2019

Comunidad y Desarrollo

Caso tan vergonzoso e inhumano, ya ha sido puesto en conocimiento de los Organismos Internacionales de Derechos Humanos, O.I.D.H.

Todo el municipio de Neira al norte del departamento de Caldas, conoce al dedillo el drama que desde hace 25 años vive la familia de la víctima, sin que al Ministerio de Salud le importe en lo más mínimo tan angustiosa situación.

El drama que está viviendo la victima junto con su familia desde hace 25 años, no tiene límites, por la irresponsabilidad de la clínica de los Seguros Sociales de Manizales. Pero, lo más gravé es que el único responsable es el Ministerio de Salud, quién manifiesta decir: “no hay recursos para dar cumplimiento a la sentencia proferida en su contra por el Consejo de Estado, desde el 28 de mayo de 2012, con cuenta de cobro No. 170012331000199606007-01”

Para peor desgracia, el Ministerio de Salud se escuda en la Fiduprevisora, de la cual es gerente el señor Felipe Negret,- rey de las entidades estatales en quiebra y posteriormente liquidadas-, quién pinta un panorama todavía más desolador para efectuar el pago, aduciendo falta de recursos y que de ser posible, debe someterse a un estricto cronograma diseñado por: P.A.R.I.S.S., que puede tardar tres o más años.

La víctima fatal de todo este embrollo se llama: Daniela Villa Palacio, que fue dada de alta a los cuatro días de nacida, con padecimiento: fetal agudo, lo que ha impedido el normal desarrollo en sus precarios 25 años de existencia, generándose un verdadero calvario para sus padres y hermanos, quienes en todo este tiempo no han visto brillar en nada la luz de la justicia, para resarcir en lo más mínimo semejante infamia producida por la clínica de los Seguros Sociales de Manizales, ISS en liquidación, pero con responsabilidad directa del Ministerio de Salud, por fallo proferido en su contra en última instancia  por el Concejo de Estado, con fecha: 28 de mayo del 2012.

Durante este lapso de tiempo, el Ministerio de Salud, no se ha dignado proteger a la víctima en lo más mínimo, antes, por el contrario, ha querido birlar sus derechos interpuestos por su padre: Edgar de Jesús Villa Bonilla, en representación de la: menor enferma, su señora madre y demás hermanos, puesto que, no obstante, el fallo producido en su contra por el Concejo de Estado, a la fecha todo ha sido dilaciones, sin ningún resultado a la vista.

Todo se ha venido en embolates y contentillos, mientras el drama de esta humilde familia campesina de Neira – Caldas, continúa padeciendo las inclemencias del tiempo y la dilación de los altos entes administrativos, que, para ser honestos, casos como estos deben ser llevados a los programas televisivos: Los informantes y Siete días a la semana, por lo menos para que el señor ministro de salud, aterrice y mire con más humanidad, drama tan lamentable.

Divulgar la indiferencia del Ministerio de Salud y del gobierno en general sobre hecho tan doloroso y lamentable, produce indignación y rabia, al saberse que existen funcionarios indiferentes al dolor y la miseria que les produce a los beneficiarios sus propias e irresponsables actuaciones.

Todo empezó el 25 de noviembre de 1.994, cuando la señora Ana Lucia Valencia Palacio, fue sometida en forma tardía e inadecuada en la clínica de los seguros sociales de Manizales, con el parto de su hija: Daniela Villa Palacios, que nació producto de la demora del parto con sufrimiento fetal agudo.

Cuando la señora Ana Lucía Valencia Palacio, ingresó el día 25 de noviembre de 1.994 a la clínica de los seguros sociales de Manizales con los primeros síntomas de parto, no tuvo ninguna atención, después de esperar varias horas en recepción, fue devuelta a su casa, con el argumento que todavía no era el momento, pero, ante los continuos dolores, a las dos horas le tocó regresar nuevamente a la clínica siendo atendida por una enfermera inexperta, con los resultados conocidos a través de todo el proceso que se viene ventilando en cabeza del doctor: Carlos Alberto Arias Aristizabal, de la ciudad de Manizales.

Después del fallo de última instancia del Concejo de Estado, con fecha 28 de mayo del 2012, donde se ordena al Ministerio de Salud, dar cumplimiento a la sentencia, el apoderado, ante tanta demora, ha interpuesto varios recursos ante el actual Ministro de Salud, sin que a la fecha se tenga respuesta satisfactoria.

Apostilla: respetado Evelio, me siento irrespetado, maltratado y sorprendido por las apreciaciones que hace la señora Adriana Franco, en su escrito de noviembre 6 del 2019, respeto a mi columna: ¿Qué es ser primera dama? Parece que la señora no entiende en lo más mínimo lo que es ser primera dama de un municipio o de un departamento.

Sabrá también la señora Adriana, que la mujer para el suscrito, es la máxima expresión de la verdad y la vida, como lo he expresado en varias de mis columnas. Jamás en mi vida he tenido tratos deshonestos, des obligantes o descomedidos para con mujer alguna.

[email protected]