11 de diciembre de 2019
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina
Aguas de Manizales - Cierre 2019

La Cantaora, flamenco del puro… y sevillano

19 de noviembre de 2019
19 de noviembre de 2019

El certificado de autenticidad en los tablaos lo dan los artistas que se suben al escenario, destaca la promotora sevillana Adela Torrejón

– Flamenco es improvisación. En La Cantaora acoge saga de artistas y arte innato.

Por Claudio Ochoa

El cante, el toque y el baile constituyen la esencia del flamenco, género musical español que data del siglo XVIII, con diversidad de versiones sobre su origen y significado, aunque sí hay coincidencia en que el mestizaje cultural dado en Andalucía (entre los propios, los castellanos y los musulmanes) sirvió a su nacimiento.

Sus principales cultivadores eran los gitanos, quienes en Andalucía eran conocidos como flamencos. También la expresión significaba para los andalusíes “campesino sin tierra”. El flamenco es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad desde 2010, según declaración de la Unesco. Es también Patrimonio Cultural Inmaterial Etnológico Andaluz.

En el centro de Sevilla, la capital andaluza, se destaca el tablao La Cantaora, que recrea la estampa de los antiguos Cafés Cantantes (sin sus desmanes, claro), del siglo XIX, y sin tecnicismos, ni bailes preparados, pues sólo existe la pura inspiración de los artistas. Allí puede disfrutarse del “festero” o “festera”, el artista que canta y baila simultáneamente. Una cualidad muy rara que se dio durante el siglo XIX, con la interpretación de palos o variedades tradicionales del cante flamenco, muy típicos.

En Colombia, las primeras manifestaciones masivas del flamenco se escucharon a través de Rocío Jurado, en la década de los 70, quien vestía de gala (en lugar de la bata de cola) acompañada de guitarristas como Tomatito y Enrique de Melchor.

A RECUPERAR LAS RAÍCES DEL FLAMENCO

Dialogamos con Adela Torrejón, creadora del tablao sevillano La Cantaora.

– Cuándo y por qué nace La Cantaora.

Nace entre amigos, donde se formaban fiestas, cantando y bailando, y charlando sobre el Flamenco, en las cuales siempre salía a relucir, que se está perdiendo la grandeza del Flamenco; la PUREZA, la gitanería, los festeros (al igual que existe el cantaor o la bailaora, existe la figura del festero o festera dentro del Flamenco, que canta y baila), el arte en sí… y entonces fue cuando dije:  tengo que montar un tablao para recuperar esas raíces, y ayudar a que no se pierda la esencia, dándole valor e importancia a esos sonidos tan puros que da sentido al Flamenco.

Desde pequeña siempre me sentí atraída por el Flamenco, lo sentía y lo entendía…es una conexión que no todo el mundo puede sentir, y quién lo siente, sabe de lo que hablo. De alguna manera también era innato en mí, ya que mi Padre, José Torrejón, era Concertista de guitarra flamenca.

NO ES LA ESTÉTICA NI LA BELLEZA, ES LA PUREZA

– ¿Cuál ha sido su papel allí?

-Mi papel en La Cantaora, ha sido siempre en segundo plano, es verdad que soy la creadora de este proyecto, subvencionado por los fondos europeos, como producto turístico innovador, pero gracias a los artistas, que me permiten contar con ellos, es posible esto. Sin ellos, nada podría haber sucedido. He traído a los escenarios a personas con un gran valor artístico y que han recorrido el mundo entero, y estaban en el olvido, o a otros, que no le dan paso en los tablaos, ya que buscan una estética flamenca, más que la pureza…los artistas de flamenco que han hecho grande este arte, considerado patrimonio inmaterial de la humanidad, te puedo asegurar, que no podría haber ganar un concurso de belleza…ajajajajaj

El certificado de autenticidad en los tablaos lo dan los artistas que se suben a las tablas, no los tablaos, los directivos somos un mero intermediario entre el escenario y el público.

(@spainincolombia, www.spain.info). Flamenco La Cantaora, www.flamencolacantaora.com

– ¿Qué es para Sevilla el Tablao La Cantaora?

– Sevilla es una de las cunas del Flamenco, donde nació la esencia y el origen, donde se reconoce el primer cantaor, «El Planeta», cantando por los cafés cantantes de la ciudad. Por lo tanto, La Cantaora le devuelve a Sevilla lo que tanto le ha dado a este arte, no se merece menos, y poder conservar las raíces.

– Ni tecnicismos ni bailes preparados en La Cantaora. ¿Esto qué significa?, En qué lo diferencia de otros espectáculos en el género flamenco?

– ¡Muy fácil!!!, el flamenco es improvisación, uno canta y otro le baila, uno toca (la guitarra) y el otro le canta, uno baile y el otro le toca…y así con millones de códigos distintos, que se entienden entre ellos…

A diferencia de los demás tablaos, nuestros artistas no tienen preparados bailes o coreografías impuestas por alguien, dentro de un formato, se da libertad para arreglarse, salir al escenario y actuar. Esto no significa que detrás no exista un estudio y una disciplina, a la misma vez que para otros no existe ni este estudio ni esta disciplina, ya que ha nacido en una saga de artistas, o bien porque lo traiga innato. Estos dos últimos ejemplos es lo que buscamos en nuestros artistas…

– Algunos nombres para destacar entre los artistas que presenta La Cantaora.

Angelita Montoya, Antonio Núñez El Pulga, Los Hermanos Iglesias, Javier Heredia, Manuela Vargas, Sergio Aranda, Juaquina Amaya, Zamara Carrasco, José Méndez, Amador Rojas, Jairo Barrull…

Todos ellos tienen raza y templanza, y no sólo se limitan a tocar, cantar o bailar, ellos transmiten, te hace pensar después de verlos, y te hacen participe de su arte.

LOS GITANOS PROTESTAN CANTANDO

– Por favor describa la esencia de «Las Raíces y los Sonidos Negros del Flamenco», que presenta La Cantaora.

-Con “Las Raíces y Los Sonidos Negros del Flamenco”, me refiero a los «quejíos» de los cantes gitanos, debido a las fatigas que pasaron a lo largo de la historia, que mira si es una raza fuerte que crearon un patrimonio inmaterial de la Humanidad declarado por la UNESCO.

Muchas veces, los clientes me preguntan porqué cantan con tanta pena, y claro, era su forma de protestar al mundo y a las vejaciones que pasaron, a la misma vez que festejan sus fiestas, casamientos o pedíos con una alegría igual de intensa. Los gitanos son exageraos pa to’, al igual que sus corazones, fíjate si son grandes que regalaron su arte al mundo entero.

Así, que yo personalmente lo único que puedo decir es gracias a todos ellos por existir.

Promueven esta iniciativa artística: Visita Sevilla (www.visitasevilla.es) y la Consejería de Turismo de España en Colombia (@spainincolombia, www.spain.info). Flamenco La Cantaora, www.flamencolacantaora.com