5 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Fútbol No Va Más

4 de noviembre de 2019
@FUTBOLnoVaMs. Perfil de Twitter creado a raíz del casi imposible triunfo del talentoso Barcelona de Messi, frente a la abigarrada defensa que le imponía el destructor Real Madrid de Muralla-Mourinho. Crédito: theepochtimes.com

Por Jorge Hernán Valencia-Alvarez*

Podría parecer una declaración de principios en contra del fútbol, y sin embargo no lo es. Todo lo contrario. Se trata de una sentida declaración de amor por todo el esplendor que irradiaba el fútbol del pasado, el que en un entorno humano afectado por la resistencia al cambio que tanto frena la innovación y la búsqueda de soluciones a sus muchas tribulaciones, solo puede ser reinventado, enfatizando las presiones..

Caso prototípico del exaltado entorno del futbol, y de su cerrada dirigencia, hoy agobiados por todo tipo de intereses que trascienden la esencia misma del deporte, tal y como lo evidencia el pobre desempeño del futbol mundial. Todo un reto que aspira a convertirse en un ilusionado llamado para que retorne el futbol de calidad que le hizo ver como el rey de los deportes. Para que vuelva el espectáculo rebosante de “taquitos”, “gambetas”, “chilenas”, “túneles”, “bicicletas” + goles y más goles, sin que por ello sea increpado el jugador en la cancha, como insólitamente ocurre en el involutivo futbol resultadista de hoy. Todo un desafío que sólo se consigue: ¡generando espacios!.. ¿Más cómo construirlos y/o “reglamentarlos”?..

  1. = Revirtiendo el proceso que sobrevino a la invención del denominado “futbol total” de la Naranja Mecánica holandesa, en los años 70, el cual fue usufructuado, más que malinterpretado, con el simple propósito de sacar un escueto resultado, luego de haber convertido el corolario básico del: “todos atacan y todos defienden”, en un nefasto: ‘todos destruyen y muy pocos construyen’..
“Mesías” Messi. Ni aún el excepcional talento del mejor futbolista de todos los tiempos ha podido llevar a su equipo a conquistar un campeonato del mundo, visto el abrumador “triunfo” que se apuntan las muy cerradas defensas de hoy, por sobre el gran ingenio creador y goleador. Crédito: futbolargentino.com.

A eso se redujo el fútbol, cuando con ese esquema, comenzó a ser gobernado por las poco escrupulosas leyes del mercado.. Mismas que le vendieron a la afición el humo de un pálido resultado que permitiera posicionar en la tabla, “la buena campaña”, del equipo del alma.. ¿Y del espectáculo creativo qué?.. De ese que convocaba y daba ejemplo a una hinchada que no era violenta, reflejando nítidamente lo que se veía en el gramado, acorde a la egregia tradición Olímpica Griega, de formar mentes sanas, en cuerpos sanos?..

Pues del espectáculo creativo y goleador muy poco quedo -contadas las naturales excepciones que confirman la regularidad de las reglas-, como que termino por imponerse la conocida especulación táctica resultadista (ETR) que hoy asola al futbol mundial y a los fanáticos más vulnerables, los que sólo responden a los estímulos visuales que reciben del virtual campo de batalla en que fue convertido el rectángulo de juego, frente a lo cual no valen -ni valdrán- los reiterados llamados para que se observe una buena compostura. Y es que ese fue el mensaje que se le envió al aficionado: ¡sea agresivo, especulativo y por tanto: “inteligente”, que así es como se consiguen los resultados en el terreno de juego, y en el juego de la vida!..

Subcultura que devino en todo lo que ya conocemos, y que hoy busca ser apantallado con teorías sociales que evaden una problemática claramente originada en el propio campo de juego. Siempre con la intención de mantener bien levantada la carpa del circo mediático, con cuyo humo es como hoy se convoca a la afición.. “Ceguera” generalizada que transversaliza a todo el entorno del futbol, y muy aún a quienes practican el oficio más cómodo, paradójico y/o difícil de ejercer: el de analista de futbol.. Conminados -como viven- a ver el juego al vaivén de un contingente resultado, “se ven obligados” a cambiar de un minuto para otro la realidad observada en la cancha.. Así, si un equipo competía propositivamente en busca de ganar y golear, pero pierde el encuentro: “el equipo jugó mal”.. En cambio, si un equipo jugaba realmente mal y a especular para sacar un exiguo resultado, y lo logra: “el equipo jugó muy bien”, además de “eficientemente”.. Y en eso se quedaron: atados a un resultado reglamentado como “triunfo”.. mientras el futbol se seguía derrumbando en medio de la desolación táctica impuesta por los técnicos al talentoso jugador, opacando su desempeño y su creatividad goleadora, en función de sacar el socorrido y nimio resultado.. Tanto más defensivas y destructivas las tácticas de juego aplicadas, cuanto más especulativo el entorno cultural en el que fue formado su “muy sapiente” ‘alienatore’..

Con esa lógica se ha venido movido el futbol durante las últimas décadas, a excepción de la valiosa afición del Brasil, la que aun quedando campeona del mundo, fustiga fuertemente a su selección, cuando no lo hace dando espectáculo.. Lo de ellos es la excelsa tradición del buen trato al balón, el espectáculo y el gol.. Todo hasta la infausta llegada del Lobo Zagallo al entorno técnico de la selección, quien acabó con la excelsa generación carioca de juego, para imponer el aparato táctico de destrucción que tanto ha manchado el otrora fluido futbol del scratch brasileño.

De allí que la más expedita fórmula para salvar al fútbol de su fatigosa obsesión por el resultado, sea estimular la creación, desde el propio reglamento.. Cambio fácil de operar con tan sólo recurrir a uno de los cobros básicos del juego: los ¡Tres Penaltis de Oro!.. Lance con el que se busca premiar al conjunto que una mayor vocación de ataque haya demostrado poseer durante todo el encuentro. Medición a ser realizada –solo con la pelota en movimiento- a través de los grandes recursos que ofrece la tecnología, dentro de un nuevo rectángulo a ser demarcado en los últimos 25 a 30 metros del terreno de juego, en paralelo al área de las 18.. ¿A ver qué equipo se empeña en seguir especulando con un pírrico resultado, cuando sabe que un rival propositivo y bien preparado le puede superar, de llegar a concretar los ¡Tres Penaltis de Oro!..

). ‘Los grandes cambios no son el fin del mundo: son sólo el comienzo de uno nuevo’.

Premio y estímulo a la mayor creatividad del fútbol, con el que se busca sacar a los equipos de su penoso encierro secular, pudiendo resolver también en forma integral muchas de sus problemáticas, ya que como bien se sabe, es más fácil destruir que construir, siendo este el principal lastre que arrastra el futbol mundial. Motivo por el cual se hace necesario estimular el gran talento para que pueda superar las cerradas defensas y el juego especular que tanto se ha empeñado en reducir el balompié, a la “novedosa” transición-defensa-ataque.. Eufemismo con el que se busca arrinconar al exquisito creador, del que no escapan técnicos supuestamente creativos como el “míster” Juan Carlos Osorio.. Nuevo sofisma, que en un aislado o un continuado contragolpe, solo busca usufructuar los espacios que deja el rival auténticamente creador y llevador de todo el peso del partido.. ¿A ver entonces que técnico del aparato táctico de destrucción sobrevive bajo esta nueva condición, para que siga enterrando el futbol y enterrándose con él, al no poder conseguir los deslucidos resultados con los que tanto le ha privilegiado la muy agotada reglamentación actual.. Entre tanto.. en el ínterin: Futbol No Va Más..

Adenda. Ojalá que el anunciado paro del futbol colombiano sirva para hacer reflexionar a todos sus estamentos sobre la crítica problemática que en lo esencial: ¡el talentoso uso del balón!, tanto le viene aquejando, al haberlo subordinado a la superflua adoración de toda clase de resultados..

[email protected] • @FUTBOLnoVaMs 

* Jorge Hernán Valencia-Alvarez es arquitecto, músico e investigador en radiogeofísica y epistemología-física-relativista. Chief-Scientist, Res-Development, del Evidence Observatory y del Observatorio Radiovulcanológico y Radiosismológico del Volcán Nevado del Ruiz ORVVE. Representante Legal de la fundación EOF: una entidad sin ánimo de lucro que busca dar soporte operativo a la investigación científica de frontera. Donaciones y Esponsorías, Cuenta Ahorros Bancolombia # 05908347791. Emails: [email protected][email protected]