13 de diciembre de 2019
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina
Aguas de Manizales - Cierre 2019

Al menos dos soldados heridos en un ataque de disidentes de FARC en el Cauca

21 de noviembre de 2019
21 de noviembre de 2019

Bogotá, 21 nov (EFE).- Al menos dos soldados resultaron heridos en un ataque perpetrado en el departamento del Cauca por disidencias de las FARC a una comisión que iba a realizar la reconstrucción de los hechos que rodearon la muerte del defensor de derechos humanos Flower Jair Trompeta Pavi, de la cual se acusa al Ejército.

«Tras estas acciones, dos soldados sufrieron una afectación leve por esquirlas y, siguiendo los protocolos establecidos, fueron evacuados para recibir la respectiva atención médica», informó el Ejército colombiano en un comunicado.

Las autoridades colombianas investigan la muerte Trompeta, ocurrida en Corinto el pasado 28 de octubre.

En ese momento la Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina (Anzorc) reportó que «los hechos se presentaron tras escuchar varios disparos y el sobrevuelo de un helicóptero en horas de la mañana» de ese día.

El Ejército explicó que la comisión atacada estaba conformada por agentes del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía, miembros Defensoría del Pueblo y soldados del Batallón de Alta Montaña No. 8.

La institución agregó que minutos después de la llegada de la comisión al lugar, supuestos disidentes de las FARC «iniciaron acciones armadas para intimidar al grupo y evitar que se adelanten las acciones judiciales que permitan esclarecer los hechos».

Los disidentes, según la información de las autoridades, se resguardan en las viviendas de la zona para atacar con armas de fuego y artefactos explosivos a las tropas que hacen parte del dispositivo de seguridad de la comisión «convirtiéndose en una flagrante violación de los derechos humanos e infracción al derecho internacional humanitario».

El Ejército rechazó de «manera categórica estos hechos que impiden el correcto desarrollo de las acciones judiciales y ponen en riesgo a la comunidad civil».

El Cauca vive una ola de violencia contra los indígenas que se cobró la vida de siete de ellos y de otras seis personas el mes pasado, crímenes atribuidos por el Ministerio de Defensa a disidentes de las FARC.

El pasado 29 de octubre, el senador Roy Barreras denunció el asesinato de Trompeta y aseguró que el defensor de derechos humanos había sido torturado.

Sin embargo, la Fiscalía informó luego de la necropsia al cuerpo de Trompeta se evidenció que no había señales de tortura. EFE