26 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Política con pimienta A Cambio Radical no lo para nadie en su descenso en Caldas

4 de noviembre de 2019
4 de noviembre de 2019

El proceso electoral del 27 de octubre, uno de los más interesantes de los últimos tiempos en Caldas y Manizales, marcó un fuerte declive de Cambio Radical en este departamento. El relevo en la dirigencia o el distanciamiento de reconocidos líderes como Jairo Antonio Mejía, Carlos  Reyes  y otros líderes,  afectó sin ninguna duda  a este partido que tiene el futuro muy enrarecido, según los expertos en hermenéutica política. Un histórico de las curules obtenidas por esta colectividad desde el 2007 hasta el 2019, no la deja bien parada. Veamos:

2019

Alcaldía.    No se avalaron. ( algunas coaliciones)
Asamblea.         9.860.  Curules   0
Concejo.          23.850.  Curules   6

2015

Alcaldia.           21.982. Alcaldías  2
Asamblea.       24.500.  Curul.       1
Concejo.          33.200.  Curules.   25

2011

Alcaldia.            20.700.  Alcaldías 2
Asamblea.        26.000.  Curules.   1
Concejo.           32.600.  Curules.   19

2007

Asamblea.       13.800
Alcaldia.           42.960
Concejo.           16.700.   Curules 10

El histórico

Tomando como referencia el año 2007 donde se presenta la más alta votación para Alcaldías, se empieza a evidenciar un importante trabajo en las bases representado por 10 curules en los concejos municipales. Para el año 2011 se mejoran las cifras, con la primera representación en la Asamblea, dos alcaldías y 19 curules en concejos municipales. El año 2015 se evidencia un protagonismo en el escenario político departamental que le permitió aumentar los escaños en los concejos, teniendo igual número de alcaldías y se conservó la curul en la duma departamental.

El declive

En las elecciones del 27 de octubre del 2019,  Cambio Radical  pierde estructuras y trabajo de base hasta el punto de no tener candidatos avalados únicamente por ese partido y su dirigencia se conforma, y hace uso,  de la figura frecuente en los partidos chicos de coavalar o hacer coaliciones. Corolario de esta estrategia
sólo alcanzó para asamblea el 40% de la votación obtenida en la elección anterior
Y pasó de 25 a 6 curules en los concejos municipales.

El dedo señala a Erwin Arias

El dedo señalador en Cambio Radical de este retroceso, se posa sobre la juvenil figura de su representante a la Cámara, Erwin Arias, a quien le fue como a perro en misa en las elecciones del 27 de octubre en La Dorada. Allí su candidato quedó de tercero, en alianza con el liberalismo y amigos del Centro Democrático. Y como en el desayuno ya se sabe que van a servir en el almuerzo, presumiblemente los resultados electorales del puerto caldense afectarán el futuro político de Arias.

Murillo, otro de los derrotados

Otro de los grandes derrotados en las elecciones del 27 de octubre, fue el alcalde de Neira, Marino Murillo. Su candidato, John Jairo Castaño Flórez, obtuvo 4.540 votos frente a los 6.153 sufragios de  su contrincante, Luis Gonzaga Correa, respaldado por la coalición Partido Conservadorliberal-Centro Democrático. Murillo aseguraba que su patrocinado salía electo de la justa electoral, pero se le fue el tiro por la culata. Tenía por delante a un contendor acostumbrado a dar la última pelea hasta en las circunstancias más cruciales, con una ventaja comparativa: cuando fue alcalde dejó un buen balance que los electorales recordaron a la hora de votar. En efecto, Correa, en su primera alcaldía, consiguió los recursos para pavimentar la variante, acometió en gran parte la reposición de las redes de acueducto y alcantarillado, construyó y mejoró la vivienda, elevó la inversión social y cerró con broche de oro su gestión al dejar al municipio en una posición de privilegio en desempeño fiscal. En este caso, obró la memoria popular.

Moñona de la familia Correa

A propósito de Luis Gonzaga, su familia logró la “moñona” en las elecciones pasadas. No sólo repitió alcaldía, sino que su sobrino, Carlos Mario Marín, resultó electo alcalde de Manizales. En la casa Correa-Marín esperaban que finalmente lograrían uno de los dos “trofeos” electorales, pero no ambos. La suerte estuvo su lado. Este parentesco, que les permitirá a tío y sobrino mantener una línea directa, posiblemente repercutirá favorablemente en el proceso de nunca acabar de la integración centro-sur, tema del cual se viene hablando hace ya varias décadas y no se ha llegado a ningún “Pereira”. Amanecerá y veremos.

Una reelección en entredicho

Otro que está en “cuidados intensivos” , como consecuencia de los resultados electorales, es el representante a la Cámara y presidente del Directorio Conservador de Caldas, Félix Chica. El famélico Partido Conservador eligió un solo diputado en Caldas, justo el contradictor de Chica, el dirigente Mauricio Londoño, quien hace varios meses viene ambientando un relevo directivo en la jerarquía goda de Caldas. Chica, según las malas lenguas, tiene los días contados en la directiva partidista. Dicen que se acerca el “golpe de estado” y se mencionan nombres nuevos para integrar el nuevo Directorio: Omar Reina , Jorge Hernán Yepes , Arturo Yepes. A propósito, en los mentideros políticos de La Suiza se dice que Chica tiene más embolatada la reelección que Vargas Lleras la Presidencia.

Derrota contundente de Angelo

La derrota contundente de Angelo Quintero, es uno de los “platos favoritos” en el menú político de La Suiza y Sancancio. El hombre no tendrá representación en gobernación y alcaldía de Manizales. El gobierno nacional no le ha dado nada a nivel regional . Su descontento es total con Duque, se comenta  Y lo poco que tenia lo perderá en la gobernación.

Otra que bajó como coco

En Filadelfia también quedó colgando de la brocha, María Enidia Ríos Naranjo, la esposa del condenado exalcalde Román Aristizábal. Le ganó la partida el dirigente del Partido de la U, William Noreña. Perdió chicha, calabaza y miel, pues renunció a la dirección del Centro de Recepción de Menores de Manizales para aspirar a ese cargo. Y sus posibilidades en la burocracia regional, son muy limitadas pues el gobernador Velásquez y el alcalde Marín de Manizales no son de su cuerda. En política, María Enidia, estamos unas veces en la cresta de la ola y, en otras, en el descenso vertiginoso.