14 de noviembre de 2019
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina
Aguas de Manizales. Banner octubre de 2019.

Los galanes de ‘Me llevarás en ti’

10 de octubre de 2019
10 de octubre de 2019

Carlos FernándezAldemar Correa y Gonzalo Vivanco hacen parte de ‘Me llevarás en ti’, la película dirigida por Iván Obando que se estrena este 24 de octubre en las salas de cine del país. Una historia de época que explora el género romance y que fue rodada en Italia, España y Colombia. Estos son sus galanes.

El actor Carlos Fernández, protagonista de la cinta, en la que le da vida al empresario Gonzalo Mejía, se estrena en la pantalla grande, pero lleva un interesante recorrido en la televisión colombiana donde ha participado en producciones como Tres MilagrosLoquito por tiLas muñecas de la mafia y Las hermanitas Calle, entre muchas otras.

También es ampliamente conocido en el mundo artístico por su faceta de intérprete de música mexicana con su mariachi, una pasión que viene desde la infancia y que desarrolla profesionalmente desde los quince años de edad, convirtiéndolo en todo un experto en temas de amor.

Inicialmente fue seleccionado para interpretar a Eduardo Mejía, el hermano del protagonista, sin embargo, cuando el actor Aldemar Correa no pudo viajar a Europa por cruce de grabaciones, el director decidió que se convirtiera en Gonzalo, un empresario antioqueño que vivió a comienzos del siglo XX, precursor de la aviación y el cine en Colombia, entre muchos otros logros.

“Para meterme en la piel de Don Gonzalo Mejía me bastó solo con leer el libro. Quedé atrapado inmediatamente por su historia, por su biografía, por su forma de vivir, quedé inmerso en su vida, sufrí, lloré y me lo gocé de principio a fin. Fue una atracción inmediata, un feeling, una química que sentí con él”, cuenta el actor.

El hilo conductor para este homenaje al gran empresario antioqueño es el amor, pues siendo joven conoció a la condesa polaca Isolda Pruzinsky, de la que se enamoró durante su estancia en Europa, como lo cuenta el escritor y director Iván Obando en el libro de su autoría, el cual inspiró la película del mismo nombre.

Su coprotagonista en la película, Mariana Fernández resultó ser su prima, con quien había mantenido poco contacto y a quien apenas se cruzaba en las reuniones familiares.

“Fue una experiencia muy chévere, muy bonita, ella es una mujer talentosa, muy entregada al personaje. No hubo ningún problema por lo del vínculo familiar, pues nunca fuimos los primos que nos vimos desde niños, además que yo a ella le llevo unos añitos. Nos gozamos mucho nuestro trabajo, con todo ese vestuario, el viaje a Italia, la música… fue un cuento de hadas”, agrega.

Del rodaje Carlos Fernández guarda más de una anécdota, especialmente una muy dolorosa: durante la grabación de una escena en zona rural de Antioquia, cayó de un caballo por la ruptura de un estribo y sufrió un fuerte golpe en su hombro derecho, por lo que su brazo tuvo que ser inmovilizado. Si algo le quedó claro al actor y mariachi, es que lo suyo no es la equitación.

De Eduardo, el personaje de Aldemar Correa hay que decir que le permitió al actor demostrar su nivel de experiencia, pues como la historia se desarrolla a lo largo de 50 años debió interpretar a un joven enamorado pero poco valiente para defender su relación con Margarita (Camila Taborda), hasta convertirse en un hombre mayor atribulado por la culpa.

Además de Carlos y Aldemar, el otro galán de Me llevarás en ti es el actor Gonzalo Vivanco, quien tiene un personaje que podría llamarse “mágico”, el Capitán Secundino,  que encarna la amistad verdadera, la confianza y la incondicionalidad. Aunque él lo describe de una manera más cercana a Colombia.

“Mi personaje trae realismo mágico a la película, es una deuda con Macondo, con lo que significa Colombia y el director Iván Obando lo plasma de una manera extraordinaria”, asegura el actor que además afirma sentirse muy agradecido, pues su personaje creció durante el rodaje “además el director me dio la oportunidad de poner sobre la mesa ideas propias, lo que una u otra manera se agradece mucho”, asegura Vivanco.

La historia

El empresario latinoamericano Gonzalo Mejía y la joven condesa polaca Isolda Pruzinsky se conocen y enamoran en la Roma de 1906, sin embargo, su historia de amor debe enfrentarse a las exigencias de una madre egoísta, de un mundo convulsionado por la guerra y de las dificultades en la comunicación, propias de la época. Basada en la vida real del empresario, esta película deja ver el poder del amor más allá del tiempo y la distancia.

El rodaje

Regresar 113 años en el tiempo (1906) supuso una cuidadosa escogencia de locaciones, vestuario y manejo de la fotografía, entre otros aspectos. Todo hizo parte de la tarea de producción para llevar la película a escenarios de Italia y España y lograr que todo encajara a la perfección con lo que se iba a hacer en Colombia.

Para rodar en España se conformó un equipo de 28 colombianos que se integraron en Madrid con otro equipo local de igual tamaño y luego los colombianos se unieron al equipo de producción de Italia, que tenía cerca de 20 personas. Al final alrededor de 80 personas se movieron coordinadamente para lograr un plan de rodaje bastante apretado.

El rodaje en el Viejo Continente debía realizarse en diez días, cualquier falla en un vuelo u otro percance causaría un retraso insalvable, así que para cumplir los tiempos el equipo durmió en promedio tres horas diarias. El Coliseo Romano de la ciudad de Cartagena, en la costa del Mar Mediterráneo (España); la Plaza de San Marcos y el Gran Canal, en Venecia (Italia) fueron algunos de los escenarios donde se rodó.

Aunque en todos los lugares vivieron mil experiencias, el director recuerda especialmente que en la Plaza de San Marcos, les autorizaron solo dos horarios de grabación: de 11 a 12 de la noche y de 5 a 6 de la mañana. Optaron por el horario de la noche y en medio de una milimétrica planeación lo lograron. Cuál sería la sorpresa que al día siguiente alguien del equipo volvió al lugar muy temprano y descubrió que este se había inundado.